10 sept. 2007

La cena

Sí, ya hemos cenado, empezamos muy bien, las croquetitas de la C la tortillita de T las olivas de la D y Etc, vamos que había de todo, hasta prostre.
Lo que nadie se esperaba era el espectáculo, que también hubo, Maria la del Bombo como en sus mejores tiempos se dedico a tocar, pero sin timbales, esta vez le todo a la vecina de la E, nosotros la conocemos por la señora rubia, una mujer de unos setenta y tantos que siempre va muy bien peinada con un cabello dorado envidiable, y es que sus hijas son peluqueras, una de ellas también vive con ella y fue a esta pobre criatura a la que le toco todo su repertorio, la cosa al parecer venía de la noche anterior, y aunque la señora Rubia y familia no cenaban con nosotros (son encantadores pero no tenemos tanta confianza) la pobre muchacha decidió sacar a su perro, como todos los animales tienen sus necesidades pobrecitos, y Manuela como no sabía como llamar la atención se la lió, el panorama era de lo más surrealista, la chica (rubia también) dejo el perro en casa y casi se la come, pero como la cosa venía de atrás los padres decidieron tomar parte en el asunto, había que ver al pobre hombre (unos ochenta como pocos) con su camisa y sus pantalocillos cortos dejando ver la escasa carne de sus piernas y su mujer detras, estupendamente peinada como siempre, soltando por su boca todo aquello que se le ocurria, si hubiera concursado en el un, dos, tres, se hubiera llebado el premio.
Nuestros hombres que ante aquel panorama, temían por la salud del anciano corrían que se las pelaban para evitar llegaran a Manuela ninguno de los tres, esta viendo la que había liado se hizo la sueca y se metió en su casa.
A todo esto la vecina de la B que había hecho de postre chocolate caliente con bizcocho, se paso cerca de 15 minutos sacando y metiendo el chocolate, no fuera a ser que terminará de sombrero en la cabeza de alguno.
Como no podía ser de otra manera al final le encontramos el tono cómico al asunto, que os aseguro que aun que se masticó la tensión, era como las pelis de Berlanga.
A mi esta mujer no se por que pero consigue siempre sacarme de quicio bueno a mi y al resto del vecindario.
Pero no os creais que ahí a quedado la cosa noooooooo, hoy cuando he llegue del trabajo oí unos, era mi vecina llamada la pecosa, que quería cargarsela y mucho nos a costado a la hija de la señora rubia y a mí mandar a casa a Manuela la del bombo. Pero lo mas surrealista del todo ha sido cuando Manuela la del Bombo se ha presentado en casa de mis padres, para contarle a mi madre que la he agarrado para hecharla de mi descansillo, lo mismo la mujer en su mente donde las neuronas se pasan todo el tiempo cantando la Conga de Galisco, a pensado que no me vendrían mal unos azotitos por ser mala. Será acusica la muy pedorra.
Ayer en la reunión la verdas muy divertida a pesar de Manuela, estuvimos recordando unos episodios fantásticos sobre aquí mi comunidad, pero como no quiero cansaros lo dejo para mañana.
Un besote a todas, si es que me habéis encontrado

4 comentarios:

  1. Joooooooo me tienes que invitar... a mi me encantan las movidas...
    Por cierto deja de decir que cómo nos atrevemos a leerte, la verdad es que no me conoces pero te asegura que yo por quedar bien hago pocas cosas... y la Irma nunca me ha engañado en su vida...
    Así que sigas así y ya verás que te seguiré leyendo
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Muchisimas gracias, pero debo deciros que estaís creando un autentico monstruo, seguir diciendome que lo hago bien y dentro de poco me suplicareis, ¡Por Dios dejalo ya!

    ResponderEliminar
  3. Si aguantamos a la Irma, te juro que no

    ResponderEliminar
  4. Cosita ni caso, tú ya conocerás a la Cruela y te darás cuenta hasta que punto yo soy zen. Y que ni se te ocurra dejarlo, que a mi me encanta tu blog y me río mucho y al precio que se están poniendo hoy día las risas...

    ResponderEliminar