10 mar. 2008

LA PLUMA DEL ESCORPIÓN 3 EL DESENLACE

Una semana mas tarde la policía se presentó en casa de Clara, Ángela que estaba con ella fue la que los recibió y los hizo pasar al despacho para poder hablar más tranquilamente con ellos.

Ángela – Ya saben algo sobre lo sucedido, mi amiga esta totalmente destrozada, no se pueden imaginar lo mal que lo está pasando, ya fue un duro golpe la muerte de mi marido, pero que asesinaran unos días después al pobre Jorge, nos ha quebrado los nervios, no nos sentimos seguras en ningún sitio.
Policía- Sí lo entendemos perfectamente por eso estamos aquí para tranquilizarlas, la investigación prácticamente esta finalizada, y quisiéramos darles los detalles sobre la misma.
Ángela – Voy a llamarla a Clara, estaba echada desde que recibió la triste noticia apenas descansa.

Una vez reunidos todos en el despacho uno de los policías comenzó a explicar todo lo que habían descubierto en la investigación.
Policía – Apenas quedan unos flecos para terminar la investigación, ayer se detuvo al presunto culpable, en su casa encontramos el arma que fue utilizada en los dos asesinatos, además de algunas cartas y documentos que lo involucran de lleno en los asesinatos.
Clara – ¿Cartas y documentos?
Policía – Si señora, además del arma hemos encontrado transferencias bancarias, hechas por sus maridos, da la sensación de que les estaba extorsionando.
Clara - ¿Entonces por que matarlos?
Policía – la conclusión a la que hemos llegado es la siguiente, este individuo comenzó a tener relación con uno de sus maridos, sacándole todo tipo de información y es así como consiguió llegar hasta el otro, jugando con los dos y sacándoles dinero, de alguna manera llegó hasta él una carta en la que el Jorge le daba un ultimátum a Roberto para irse a vivir juntos, viendo que se le acababa el chollo debió producirse algún tipo de discusión con su marido, el señor Roberto, terminando con la muerte de este y su coche en el rio. El señor Jorge debió de olerse algo y el detenido pensando en que podía delatarlo, se lo quitó del medio, con la idea de que nadie encontraría la relación entre los tres.
Clara – Y ustedes como han conseguido localizarlo.
Policía – Gracias a una llamada anónima que nos facilitó datos esenciales, para llegar hasta el asesino.
Clara – ¿Entonces podemos dormir tranquilas?
Policía – Si señora, su pesadilla ha terminado, y aunque todavía no ha confesado las pruebas son aplastantes, este no se libra de un mínimo de 20 años en la cárcel, por mucho que niegue, que el los matara.

Una vez solas las mujeres se miran sonriendo.

Clara – Voy a abrir una botella de champán.
Ángela – Ves como merecía la pena desacerté de el Mercedes.
Clara – Si hija, pero podíamos haber tirado a Roberto con el Ibiza, total para terminar en el fondo de el rio.
Ángela – Roberto nunca conducía el Ibiza, hubieran sospechado y con la empresa a nuestros nombres y el dinero de los seguros, te puedes comprar los Mercedes que quieras.
Clara – Me da pena el señor del bigote.
Ángela - ¿Pena? Les estaba sacando hasta los tuétanos, vivía en un piso de Roberto recibía dinero todos los meses, se merece todo lo que le pase.
Clara – La verdad es que sí, tal y como tu dijiste, nuestro plan era perfecto. Después de matar a esos dos estupidos y con la copia de llave del piso de Roberto, sólo teniamos que esperar el momento apropiado para dejar todas las pruebas incriminando al inbecil del bigote.
Ángela – Si mi vida y ahora nada podrá separarnos.
Clara – Si mi amor y lo mejor es que no solo nos hemos quitado del medio a esos idiotas si no que además nos lo hemos quedado todo.

Las dos brindan con champán y después de dar un largo trago se besan apasionadamente en la boca.
¿Quién dijo que el escorpión no tiene pluma?

FINAL APOTEÓSICO

Tal y como está el país, a mí me daba hasta cosa, seguir contando mis desventuras, pero como la situación se alarga y sincerame...