23 oct. 2009

ESOS LOCOS BAJITOS, EMPIEZAN A CRECER

Hoy andaba yo a toda prisa arreglándome para llegar al trabajo, mientras mi hijo preadolescente veía una película tumbado en el sofá, al final de la misma me dice


-¡Mama!

- Dime, que tengo prisa.

- No entiendo bien por que en la película sale el señor de pelo blanco.

- ¿Qué película, estas viendo?

- El señor de los anillos.

-¿Qué parte?

- La Tercera.

- ¿Ya has visto la primera?

- No, es que las voy a verlas al revés, que así veo más guerras.

Llegado este momento no sabes si irte a trabajar o buscar el teléfono de algún especialista en la materia, que visto lo visto y más que no cuento se me hacia más que necesario.

Sí es verdad que mi hijo preadolescente es muy especial, nació así, ya de pequeñito apuntaba maneras. Un preciosos día de verano, en que yo acaba de pintar todo el pasillo, el niño rotulador en mano, con apenas dos añitos iba apoyado en la pared dejando a la altura de sesenta centímetros exactos, una escalera dibujada en la pared recién pintada.,

En esos momentos no sabes si reír o llorar mientras vuelves a sacar todos los artilugios de pintura.

Imborrables son aquellos días en los que tú intentabas que el niño aprendiera el abecedario jugando al veo, veo.

- Veo,Veo.

- ¿Qué ves?

- Una cosita

- ¿Y que cosita es?

- Empieza por Mí.

Y tu subconsciente piensa, migraña la que me va a dar con el dichoso jueguecito.

- Tesoro, dame alguna pista.

- No, que lo adivinas.

- Es que no se me ocurre nada.

- ¡Jo, Mama! Pues que va ser, Mi bitación.

- Mi vidita, no valen lo artículos, sólo las palabras.

- pues entonces empieza por Bi.

Después de decir tropecientas palabras que empezaban por Bi le dije – me rindo- y el contesto.

- Bitación, mama si esta claro.

Después de aquello y algunos palabros más, como fiores, gomimolas, etc, decidimos que había llegado el momento de visitar al logopeda, por el bien de la salud mental de la familia.



También están esos momentos en los que el niño se niega a comer por sistema y tu le obligas, aprovechando cuando berrea, que es normalmente cuando más habré la boca para meterle la cuchara de yogurt, y a la segunda a punto de echártelo todo encima, tú decides escuchar algo de de lo que el niño está diciendo y hacerle caso es entonces cuando pruebas lo que le estas atizando al niño y descubres que en vez de azúcar, le has metido dos cucharaditas colmaditas de sal al yogurt que le estas obligando a comer al pobre crio.



Luego estaba el sentido de orientación del niño cuando contaba con a penas tres añitos, íbamos paseando por el paseo marítimo de Benidor mientras comíamos un helado y de repente el niño desapareció, nos volvimos locos buscándolo sin resultado alguno, hasta que después de cinco minutos, uno de nuestros amigos miro detrás de la palmera más enorme de todo el paseo, el niño despanzurrando en el suelo, con los restos del cucurucho en la mano, nos confesaba gimoteando que no la había visto.

El oculista dijo que no tenía problema alguno, pero yo no me saltó ninguna revisión y el niño no deja de comerse farolas, señales de tráfico y demás.

Sin embargo la niña era diferente, su grado de inteligencia a veces me preocupaba, recuerdo que con seis añitos un día llego del colegio, y le dijo a su padre.

- Papa, tú regañarías a una niña que no ha hecho nada.

- No cariño, si no has hecho nada, ¿por qué te iba a regañar?

- ¡Vale!, por que no he hecho la tarea y la profe me ha puesto una notita.

Te quedas de piedra y la niña aprovechando la coyuntura se queda sin castigo.



Ahora es mucho peor, la niña llegó la semana pasada diciendo que se había echado novio.

-¿quién es mi niña?

- ¡Hugo!

- ¿Hugo? (¡Por Dios!, -si todavía recuerdo cuando iban a la guardería y el la decía lo de jugamos a los príncipes y princesas, pues bien tírate el suelo te desmayas y yo te doy un morreo para despertarte)

- Pero Mi niña y no lo hay menos macarra.

- Mama, si es muy majo.

- Si pero macarra, muy macarra, por no decir un pelíng cabezón, - pensándolo mejor- Tú no sales hoy al patio.

- Mama, si no me voy a casar con el.

- Pues solo bastaba, de todos modos no sales.

- Venga va que lo dejo- y cierra la puerta saliendo a jugar.

Me volví a mi maridito y le dije.

- Amor mira el lado positivo los consuegros son amigos, desde hace muchos años, y viven a tres metros de distancia, siempre sabremos donde irla a buscar.

La verdad es que miras a tras y parece que fue ayer, cuando mi enano cogía, las abejas con las manos, clavándose el aguijón el solito y es escondía las lagartijas en el bolsillo del pantalón, que levantaba las piedras de todo el patio y había que ver a las vecinas perseguir al niño, para que volviera a dejarlas en su sitio.

En fin creo que me queda mucho de pasar y mucho más de padecer.

Solo espero que se independicen a temprana edad, que una ya no esta para trotes.

18 oct. 2009

DONDE MI LUCERO ME LLEVE

El final de este blog no es acto para escépticos, desencantados y todos aquellos que piensan que el amor les sobrepasa y les resulta vomitivo, pero solo el final.



Llevaba yo dos semanitas como para olvidar, no le faltaba detalle, todas las noches a mi llegada a casa después de un largo día de trabajo era recibida por la policía que a la puerta de la finca y dentro de ella, intentaban controlar los diarios arrebates de Manuela la del Bombo algo más activa de lo habitual, que ya es decir que estaba activa, se pasaba las tardes noches haciendo Striptis delante de la cámara de seguridad que había instalado mi vecina, la pobre tubo a bien poner una cámara de juguete con la absurda creencia de que así alejaría a Manuela de su descansillo, cosa que como ya imagino que sabéis, no sólo no consiguió sino que estimulo en exceso las visitas de Manuela a nuestro descansillo.

Cual si fuera una artista de Holiwood Manuela no sólo posaba y se desnudaba, si no que además practicaba todo tipo de gestos a la cámara, como sus tan logrados cortes de mangas, que digo yo en uno de estos se amputa el brazo a la altura del codo y sus ensayados deditos corazón en alto, en plan que den. Lo único que no le acompañaban eran sus monólogos, muy aburridos por lo repetitivo, que si hijos de la gran ….., marico...... desgraciaos, enano cabezón, etc.



Eran llegados a esos extremos cuando la policía la arrastraba hasta su casa, bajo amenaza de llevársela, incluso un día se la llevaron pero a las dos horas no la desvolvieron y es que para aguantar a Manuela hay que tener mucha, pero que mucha paciencia.



Por si lo de Manuela no fuera suficiente recibí una carta de Hacienda donde me pedían cerca de 2000 €, los vecinos aprobaron una derrama de otros 200 €, pierdo una funda que el dentista valora en 400 € y por si todo eso no fuera suficiente, la administradora de la finca dimite tras verse envuelta en una persecución donde Manuela la del Bombo quería tocarle todo su repertorio, y la mujer viéndose sin salida, salió corriendo hacía su coche donde su marido la esperaba y le dijo esa frase de –Arranca por Dios, que me mata.



Para finalizar el cuadro me veo en la desdicha de tener que abandonar mi trabajo, ya que Manuela activada como está es un peligro para niños y mayores y mis hijos necesitan de tener alguien cerca, así pasaré a incrementar las listas del paro como otros 4.000.000 de personas.



El ataque de ansiedad que me dio dada las circunstancias me ha durado cerca de dos semana y es ahí donde mi Lucero del alma me dijo vente con migo niña, que verás que corridas más impresionantes y para ya que me fui.



Cogí el Ave y en una horita i media me encontraba en Zaragoza en plenas fiestas del Pilar, donde mi Lucero iluminaba las corridas, esas donde los hombres van ajustaditos marcando paquete, necesitan concentración y sus cinco sentidos, para así conseguir que saquen los pañuelos y cerciorarse de que han hecho una gran faena.



Entre tapitas, vinitos, paseos y cachondeo, todo se ve de otra manera, es más a veces no se ve demasiado bien, y eso es lo que me debió ocurrir a mí, un día después de comer y beber un vinillo de la tierra que quitaba el sentido, mi lucero se fue a trabajar y yo de tiendas y ya de paso a visitar la ciudad, que por cierto la zona antigua es muy bonita, feliz andaba yo entre el gentío y las charangas, decidí llamar a mi chico para ver como lo llevaba el y de verdad que todavía no me lo explico, soy un poco despistada pero tanto, no me preguntéis. Lo único que sé, es que de repente me encontré frente a un camión que llevaba una orquesta encima, la calle estaba vallada y la gente se amontonaba a los lados. ¡Por Dios pero como había llegado yo hasta allí! Estaba en dirección contraria a una cabalgata de charangas y peñas, que iban bailando, cantando y bebiendo. Tarde lo mío en encontrar una salida.



Después de mi aventura, fui a buscar a mi Lucero que tenía que esperar a que encontraran no se que agujero que había en la plaza para poner un tronco que por lo visto era necesario para el festejo de la noche llamado el “Toro encajao”, no tengo ni idea en que consiste sólo se que llegaron tres señores con un pico y una pala y uno de ellos dijo:



- Está según Manolo a 4 metros entre las puertas- se dispuso a medir dando 4 zancadas y comenzó a picar.

En esto que viene otro señor



- Pero que hacéis que no es ahí, que es a cuatro metros del centro de la puerta- y se fue al centro dio 4 zancadas y le quito el pico, para ponerse a picar.

Llega un señor muy mayor.

- Pero no hombre que ahí no es, que es a 5 metros del centro de las dos puertas, vuelta a dar cinco zancadas y a picar.

Vienen dos más.

- Pero por Dios donde estáis picando que es en otra puerta.

- No me jodas, que llevamos 6 hoyos.

- Pues yo creo que no es aquí,

- Pues Manolo dice que sí

A todo esto cada uno media con su zancada que como habréis imaginado no tenía nada que ver las piernas de unos con las de los otros.

Llega un señor con bigote muy seguro de sí mismo.

- Manda huevos lo que le estáis haciendo a la plaza quien os ha dicho que piquéis ahí, es a 6 metros en línea recta con la puerta- da seis pasos (poco más y se planta en medio de la plaza) marca una cruz en el suelo y les dice.

- Es aquí, justo aquí, ahora me tengo que ir pero hacerme caso, que ya veréis como es verdad.

Gracias a Dios llegó el famoso Manolo que es el conserje de la plaza, con la cara desencajada al ver más de 20 hoyos en plena plaza de toros y diciendo.

- Pero Que demonios estáis haciendo, por que picáis en medio de la plaza, vosotros queréis hundirme- se va al palo de la puerta da 4 pasos y dice aquí, por Dios picar aquí

Dicho y hecho allí estaba la dichosa piedra que tapaba el agujero. Eso si la plaza daba pena mirarla, no había ni un metro de plaza sin socavón.

Y mi lucero y yo muertos de la risa entre el tendido y lamentando no haber llevado la cámara de fotos, por que creedme con documente gráfico esto hubiera sido para no olvidar.

Pero hoy ya he tenido que volver a casa, donde me espera una semana más sin mi chico, que ha ido a despedirme al tren y cuando estaba en la vía esperando la llegada del Ave me ha llamado por teléfono y me dice.

- Mira al frente.

Estaba arriba mirándome y ha sido una sensación tan extraña, verle y oírle pero no poder tocarle y es que después de 22 años sigo enamorada, me tiene atonta, que tampoco se necesita mucho, que yo venía con defecto de fabrica.

A veces me siento mal, pienso en lo que estoy viviendo y es tan bonito que creo no puede durar mucho y lo disfruto todo lo que puedo día a día, por si en algún momento se acaba y todo el sueño se desmorona, como le pasa a tanta gente, de momento dejo pasar el día a día esperando que vuelva de su viaje mi Lucero del alma un ser maravilloso que intenta levantarme cada día con una sonrisa y un buenos días princesa.

7 oct. 2009

A MI IRMA DEL ALMA

La amistad es sorprendente a veces conoces a alguien y en cinco minutos descubres que serás amigo suyo siempre.


Me siento una privilegiada, tanto en mi vida cotidiana, como en el trabajo, cuento con un montón de gente con la cual me siento la mar de bien y con la que comparto y atormento con mis desventuras, que mi vida es pura montaña rusa, ahora una de esas personas especiales se va a vivir al campo y tengo nostalgia, de repente me he puesto a recordar desde que nos conocimos, todos los momentos que hemos compartido, cenitas en cuchipandi, viajecitos tipo Telma y Louis, hasta Murcia que hermosa eres y me he dado cuenta de lo mucho que la voy a echar de menos.

El día en que nos conocimos, comenzamos a hablar durante más de tres horas, como si nos conociéramos de toda la vida, mientras el Inti y mi chico incendiaban mi cosita móvil he intentaban apagarlo a soplidos, aún sobre vive el pobre.


Gracias a ella volví a conducir, poco eso sí, fue durante un viajecito que hicimos a un pueblo creo que de Guadalajara, donde nuestros chicos iluminaban una plaza de toros, durante todo el trayecto no dejaba de asombrarme con cuanto desparpajo despachaba todas las situaciones difíciles que la carretera imponía, que el coche se cala en la autopista, ella cigarrillo en boca, con calma arrancaba sin inmutarse, que le dije yo en ese momento, -Nena esto también se hacerlo yo. Y ella contestaba - Si ya te he dicho yo que esto es cuestión de práctica, así que espabila.

Y esa entrada triunfal en la plaza, haciéndonos pasar por personal de la televisión de castilla-la mancha, las dos arregladísimas para las fiestas, ella con todo su brilli brilli puesto y yo diciendo eso de -somos agentes externos, que todavía se parte de risa el Inti, cuando se acuerda.


Una de las cosas que más me impresionó fue su sentido de la orientación, que demostró con creces en la boda del Lucero boxeador, después de estar bebiendo desde las 7:00 de la tarde hasta las cinco de la mañana, con cambio de boda incluido eso sí, que la nuestra termino antes y nos fuimos a saludar a los novios de la de al lado(muy majos por cierto, nos invitaron a un par de rondas con bailoteo, sólo falló el Inti que se quedo dormido debajo de un árbol)Todos creíamos estar perdidos, incluso mi chico que era el único que no había bebido, por que aquello era inmenso, ella cigarrillo en boca dijo por aquí y chica derechita, derechita cual TOM TOM, allí estaba nuestro cosita móvil en medio de un aparcamiento vació.


Con ella descubrí, que las ensaladas son algo más, con berberechos, con paté su imaginación no tiene limites (sólo hay que leer su blog). Solo hay un pero, (que si no se lo va a creer demasiado) es su escaso sentido para calcular la cantidad de comida recomendable, es decir, que cuando te invita a cenar o comer en casa no es que puedas llevar más amigos es que debes, ya que siempre cocina para siete u ocho más, eso sí el corderito al horno lo borda la condenada, como no la voy a echar de menos, ya estoy deseando quedar para esa cenita de despedida, que tenemos pendiente.


Por todas estas cosas las divertidas, y las que no, incluyendo otras muchas que quedaran entre nosotras dos, le deseo lo mejor y que de paso me vaya haciendo un huequito que tal y como están las cosas, nos vemos todos de nuevo en el pueblo, para poder sobre vivir.