30 dic. 2010

ACCIDENTE CON INCIDENTE

Aunque la historia que os voy a contar os parezca un chiste, os garantizo que esta basada en hechos reales, como la vida misma, me la ha contado mi amiga Pupi y da fe de que su familia es diferente, además ella estuvo metidita en todo el fregao.
 
Era una noche de verano en el que brillaban las estrellas, en la carretera un coche que cruzaba cual caballo galopante los campos de Guipúzcoa brillando bajo la luz de la luna.

Iban a poca velocidad, por que para que negarlo, iban cargaditos y no sólo me refiero a la cantidad de gente que iba en el coche, siete para ser exactos, si no por la cantidad de txacoli que habían ingerido y no me extraña, por que mira que entra bien y esta bueno el dichoso vino.
 
A lo lejos el conductor divisó unas luces centelleantes, en un principio pensó que se trataba de algún bar de carretera, pero según se iba acercando iba confirmando sus más dolorosas sospechas, se trataba de un control de alcoholemia, en esos momentos y debido seguramente a la cantidad de alcohol ingerida no se le ocurrió otra cosa que intentar apartarse de la carretera, para evitarlo.

El alcohol es lo que tiene, hace que pensemos que lo muy complicado parezca fácil y es así como el conductor dio un volantazo para meterse en el campo, de labranza para más INRI y terminar volcando al no calcular la altura del terraplén que lo separaba de la carretera.
 
Lo primero que hizo el conductor es preguntar si todos estaban bien, viendo que no había heridos graves, si no sólo magullados, se dio cuenta de que la policía que había visto desaparecer el coche, se acercaba para comprobar que era lo que había pasado, lo único que se le ocurrió fue decir:

-                          ¡Los dos que estén en mejor estado que salgan de coche, rápido que viene la poli!

Así lo hicieron salieron del coche justo antes de que la policía llegara y cuando está apareció, comenzó por ver si había heridos, una vez todos fueran del coche, la policía que no es tonta les pregunto:

-                          ¿Iban ustedes 7 en el coche? ¿Verdad?
-                          No señor policía, nosotros dentro del coche sólo íbamos 5-Contesta el conductor.
-                          Entonces ¿Me quieren decir ustedes que es lo que hacen aquí?- Señalaban a los dos que habían salido unos segundos antes de que llegarán.
-                          Nosotros señor policía estábamos en la huerta trabajando.
-                          ¿Qué estaban en la huerta trabajando de noche?
-                          Si señor.- respondieron los dos a la vez.
-                          Pero ¿Dónde viven ustedes?
-                          Allí, señalando en dirección de la casa más cercana, que dicho sea de paso estaba a freír monas.
-                          Nos están vacilando, ustedes iban en el coche y además creo que bebidos.
-                          Mire señor agente que no, que estábamos en la huerta trabajando, no conocemos a esta gente de nada.
-                          ¿Entonces me quieren ustedes contar que hacen trabajando de noche en la huerta y vestidos de traje?
-                          Pues que veníamos de una boda y hemos dicho vamos a echar un vistazo a la cosecha.
-                          ¡Si aquí no hay nada sembrado!
-                          No me fastidie, ya me he vuelto a equivocar de huerto.
-                          ¿Y que casualidad que vuelca un coche en su huerta, lleno de gente que también iba de boda?  ¿No?
-                          A eso no lo sé, pregúnteselo a ellos, que nosotros no los conocemos de nada.
-                          ¿Pero se creen que somos tontos? Si además van bebidos.
-                          Eso si que no señor agente, no he probado una gotita de alcohol.-dijo el conductor.
-                          Me parece que esto se va a tener que solucionar en la comisaría, por que me está dando un dolor de cabeza.
-                          Pues que sepa que mi primo es Archaina, Fulanito de tal.
-                          A mi eso me trae al fresco, todos para la comisaría.
 
Y así es como los que estaban en la boda se enteraron del accidente, decidieron ir para la comisaría y discutir como buenos Vascos que son todos sobre el asunto, que casi hubiera sido mejor que no hubieran ido, por que se montón un follón, de no te menees, imaginaros todos los invitados de una boda a las dos de la madrugada en una comisaría, con madres, abuelas y la novia que no podía faltar al evento, ya que el novio era uno de los protagonistas, bebidos y porfiando, para evitar la multa, mejor que las pelis de líos de los 80.
 
Como no podía ser de otra manera llamaron al pobre primo Archaina, que debió de decir que hicieran con ellos lo que les diera la gana, el problema es que en la comisaría no tenían sitio para ciento y pico personas y terminaron por dejarlos marchar.

DISFRUTAR TODO LO QUE PODAÍS Y ESPEREMOS QUE EL PRÓXIMO AÑO VENGA MUCHO MEJOR, QUE YA ES TIEMPO DE QUE CAMBIEN LAS COSAS.

UN CARIÑITO PARA TODOS.

           

27 dic. 2010

¡PADRES!

            Todo lo que pasa en la vida, todo lo que somos o en lo que nos convertimos, normalmente esta originado por alguna razón o echo que sufrimos a lo largo de la misma.

            Personalmente creo, que la razón por la que yo estoy para que me encierren, algo tiene que ver con mis progenitores, que aunque lo han hecho lo mejor posible para mi que tienen alguna tara, no son primos, pero en algún momento debió de cruzarse nuestra sangre.

            No es que sea una desagradecida, si la verdad es que en casa una no se aburre nunca, es más nos reimos un montón, sobre todo con mi padre, que tiene unos puntitos.

            Le recuerdo un día tumbado en el sofá de casa con el calendario en la mano y diciendo a mi madre, que estaba preparando la cena en la cocina.
.
-         ¡Gordi! ¿Sabes que el  lunes es fiesta?
-         ¿Qué dices? Si este mes no hay fiestas en lunes.
-         Que sí, que es fiesta y el lunes que viene también.
-         ¡Chico que yo no tengo fiesta el lunes! Que yo tengo que ir a trabajar.
-         Pues todos los lunes son fiesta, que lo sepas, podríamos aprovechar para ir al campo.
-         ¿Cómo van a ser fiesta todos los lunes? ¡Tú con tal de no ir a trabajar! Eres capaz de cualquier cosa.
-         ¡Qué si, que en el calendario vienen en rojo!
-         Nena, ves a ver que calendario está viendo tú padre, que como vaya yo se lo come por incordiarme.
-         A ver papa, donde están todas esas fiestas.
-         ¡Aquí, lo ves como yo tengo razón, todos los lunes fiesta.
Cogí el calendario, le di la vuelta y le dije.
-         ¡A la papi, busca ahora las fiestas, bonito!
-         ¡Qué así no es!
-         Papa que estabas mirando el calendario del revés, los números rojos pertenecen a los domingos, aunque visto del derecho no tiene ninguna gracia., ¿verdad?
-         ¡Joder, pues si estaba claro!
-         Lo que está claro es que mañana mismo sin falta vamos al oculista, tú no puedes conducir en esas condiciones..

Efectivamente y como no podía ser de otra manera a mi padre le pusieron unas gafas.

23 dic. 2010

CENA DE CHICAS


En Navidades todos aprovechamos para reunirnos con aquellas personas a las que más queremos o necesitamos, que para el caso es lo mismo, por eso yo la semana pasada preparé una cenita de chichas con el fin de reunir a mis vecinas en casa.
            Después de convivir con ellas más de 15 años, hemos terminado por formar parte de una gran familia, a la cual me siento más que orgullosa de pertenecer.
            En esta familia hemos vivido momentos muy divertidos y algunos tristes, perdidas como la de nuestra gran Mama, mi queridísima Julia, que se marcho después de habernos unido a todos bajo su manto de apoyo y protección, ella fue la primera que instauró la fiesta de la tortilla, un clásico ya de nuestra comunidad, hizo de madre para todas y de abuela para todos nuestros hijos, era la que custodiaba todas nuestras llaves y la que solía aportar más ganas a todo, por que su capacidad de querer era infinita, de ella aprendí mucho, como de todas las demás, pero a ella precisamente por no estar, es a la que más eche de menos en mi cenita.
            A lo largo de todo este tiempo han sido muchas las cenas y los momentos de diversión, todavía recuerdo un día de verano en el que después de una opípara cena, tuvimos timba de mus, con varias mesas de jugadores.
            Yo era compañera de la Preysley la de Cuenca jugaba con su hijo (mayor de edad, no vayáis a pensar que somos corruptores de menores), andaba la Preysley faroleando, cuando se le calentó la boca creo que íbamos ganando y la de Cuenca comento
            - Afortunada en el juego...
            - Perdona bonita y en lo otro también.
            - Si yo no lo dudo, pero a saber.
            - Pues en una noche tres.
            - ¡No me fastidies! Exclame yo
            - ¡A mi es que los  movimientos repetitivos no me hacen mucha gracia!
            - Eso es por que no se moverá muy bien
            - Oye bonita mejor que el tuyo, que pesa bastante menos.
Eran las dos y media de la madrugada y justito en esos momentos entraba mi pobre lucero por la puerta del patio, llenito de grasa de haberse pasado desde las seis de la mañana montando un concierto de Alejandro Sanz.
-         ¡Vaya, ya está aquí mi hombre ahora mismo le pido yo otros tres, que no quiero ser menos!
Las risas que nos echamos a cuenta de aquella noche, no se si por los movimientos repetitivos de la de Cuenca o por los Cócteles de cava que nos habíamos pimplao.
Vivir aquí es como vivir en una pequeña aldea, desde muy pequeños, nuestros hijos han jugado en el patio, dejamos las puertas abiertas para que entren y salgan a su antojo y desde las ventanas de las cocinas los vigilábamos, si una falta el resto se hace cargo de sus hijos, tanto es así que hace dos fines de semana mi hija B, nos comenta que la koplovich se va al pueblo y deja a su nena que hagan una fiesta de pijamas, a mi me sonó raro, que la dejara sola, pero como al lado esta la Barbi que tiene llaves de su casa pensé, que podía ser posible.
Nosotros teníamos cena y teatro con toda la familia así que llegamos a eso de las doce de la noche, la niña vio luz en casa de la koplovich y nos suplico que la dejáramos ir a la fiesta de pijama. Accedimos por no aguantar a la dichosa niña y cual sería nuestra sorpresa que a la mañana siguiente mientras desayunábamos enfrentito de la ventana, vimos pasar al maridin de la koplovich con unos churros, mi Lucero y yo nos quedamos patidifusos, al ser conscientes que habíamos mandado a una niña con maletita y todo a las doce y pico de la noche a dormir a su casa, pensando en que no estaban los padres, Ahora teníamos serias dudas sobre si la niña nos había tomado el pelo y que cara abría puesto el pobre hombre al ver aparecer a nuestra criatura.
Sin demora mi lucero se puso en contacto con el, quería aclarar el asunto, pero el pobre que es muy majo nos aclaró, que la que no estaba era la mujer y el niño pequeño, que era verdad que había fiesta de pijama y que una más no se notaba.
La noche de la cena los niños se metieron en casa de la Presi entre ella que preparo algo y unas pizzas que les trajo mi Lucero se las apañaron bien, según iban llegando los padres iban preguntando por sus hijos, que ya estaban cenaditos y apuntito para dormir.
Por todo esto y muchísimo más, mis chicas se lo merecen todo, por que son parte de mi familia y como tal las quiero, no se si se lo demuestro lo suficiente, pero lo sigo intentando día a día.

            FELIZ NAVIDAD A TODOS.

13 dic. 2010

¡TRABAJO!

Llega la Navidad y los cuentos llenos de sueños e ilusión, nos inunda, haciéndonos creer que todo es posible, por imposible que esto sea.

¿Escépticos verdad?

Yo también, lo único es que como si fuera un milagro de la Navidad, me han llamado del paro( aunque yo no era creyente por lo visto hasta colocan gente) y la Agencia para el Empleo, me ha proporcionado un empleo, aunque pudiera parecer algo normal, en los tiempos que correr y con más de cuatro millones de parados que hay en España, que te llamen para un trabajo y te salga, es un milagro y si no lo es está muy cercano a serlo.
           
Sobre todo si el trabajo es sólo de mañana de lunes a viernes, sin presiones ni agobios, sentadita en tú despacho, haciendo lo que a una le gusta.
           
Si el trabajo tiene tara como no podía ser de otra manera, se gana poco dinero y además y tiene fecha de caducidad, sólo dura 6 meses que se me harán muy, pero que muy cortos, pero que pienso disfrutar como una enana por que una oportunidad como está no se tiene todos los días y menos tal y como está el panorama.

Así que perdonar el abandono de las dos últimas semanas, ha sido el proceso de adaptación a mi nueva situación, pero os prometo ponerme al día lo antes posible y sacar tiempo para compartir con todos.


           

26 nov. 2010

BARRIO DE LOCOS

Mil veces he mencionado esta mi Comunidad, pero nunca mi barrio, que para que nos vamos a engañar, es muchísimo más interesante, tenemos a Kika, yo la conozco desde que nací, es lo que tiene vivir toda la vida en la misma calle, cambiando de número, eso sí.

Descripción de Kika y familia, que no tiene desperdicio.

KIka: Persona clavadita a Barragán, con gafas y todo pero en mujer, sin exagerar y sin boina. Palabrita del niño Jesús.

Ver imagen en tamaño completoProfesión: cotilla oficial, se dedica a perseguir a todo el que pasa por la calle, preguntando: ¿Qué tal?  ¿Y tú marido, que hace mucho que no lo veo? ¿Estás trabajando? ¿Y tú madre? ¿Cómo anda tú padre? Etc.

En fin que cuando vas cargadita de bolsas de compra, rezas para que no te pille Kika en una de las paradas y si te pilla, te haces la fuerte, aprietas los dientes y corres que te las pelas, por que te persigue sin piedad hasta que te pilla.

 Lolillo: Su hijo mayor, tiene mi edad, pero nació con un problema de riego sanguíneo en la cabeza, aparentemente era uno más que jugaba con nosotros, pero en cuantito perdía nos apedreaba, por que el riego no le iría bien, pero la vista y la puntería al jodio no le fallaban nunca, ahora es como un vegetal, debido a que su interesada madre se queda su pensión y no le lleva a ningún centro.

Azu: la niña, la única normal y muy maja, pero no vive aquí.

Lolo: El padre y marido de Kika, se casaron de penalti, tartamudo y borrachín de toda la vida de Dios.

La abuela: Maria, mujer luchadora y viuda.
 Meli: hermano de Kika, vago por naturaleza, en verano cuando se sale a tomar el fresco sin camiseta, es igualito que el buda, calvo y regordete.

Hecha la introducción hay va mi historia.

Estaba yo Trajinando como buena Maruja que soy (je, je, je, que me troncho) va voy a ser sincera, estaba leyendo algún post. Cuando de repente, sonó el teléfono móvil.

-         ¡Dígame!
-         ¡Odry!
-         ¡Sí! Soy yo.
-         Le llamo de la Agencia para el empleo, ¿quiere usted trabajar?
 
¡Por Dios! ¿Es esto una cámara oculta? Pensé pa mis adentros, ante la preguntita, pues claro que sí, o se cree que voy a sellar al Paro, por que me gusta el ambiente mañanero.

Me pidió los datos y yo se los di, colgué el teléfono e inmediatamente, llamé a mi hermana.

-         Vente nena que tengo noticias.
-         Voy pa ya.

Recorrió los 10 metros escasos que nos separan de calle y se planto en un pispas.

-         ¡Nena! No te lo vas a creer, me han llamado para un trabajo.
-         Pues claro que no me lo creo, hay 4.500.000 de parados, ha que leche te van a llamar a ti.
-         Agradezco la confianza que deposita en mí la familia, pero me han llamado de la Agencia para el empleo y me han preguntado si quería trabajar.
-         Venga sorpréndeme ¿En qué?
-         Pues no se lo he preguntado con la emoción, eso sí me han pedido todos mis datos.
-         ¡Tú estás tonta! ¿A quién se le ocurre dar los datos por teléfono?
-         ¡Hombre que es para un trabajo!
-         Si, para dar papeles falsos, a algún pobre al que explotarán con tus datitos.
-         No me digas eso, que me muero.
En ese aparece mi niña escaleras a bajo gritando.

-         ¡Mama! Que la Kika está gritando.
-         Vaya novedad como todos los días.
-         Pero es que hoy también grita el marido.
-         Anda pues a ese no le he oído nunca, como es tartaja, eso no me lo pierdo- Dijo mi hermana.

Ni dos segundos pasaron, las tres ya estábamos plantaditas encima del sofá, mirando por la ventana el griterío.
 
            Por lo visto una de las nietas de la madre de Kika, quería llevarse a la abuela, por que Kika no la trata bien, Kika gritaba, el marido gritaba y Lolillo la quería arrancar la cabeza directamente. Hubo tensión y emoción, para que lo vamos a negar, pero a Lolillo le sujeto su padre y no llego la sangre al río.

            La chica llamo a la policía, que vino enseguida, al ver en la puerta de al lado con el clan gitano reunido, amigos incluidos, se fue directitos a ellos, los pobres les indicaron donde era el problema y que nada tenían que ver en el asunto.
            Policías que entra en la casa, mientras uno se queda en el coche, policía que sale y le hace un gesto para que entre el también.

Policía del coche que mira  a los gitanos y comienza a cerrar con llave toditas las cerraduras de las fregoneta no vaya a ser, que esta la cosa muy malita.
            20 minutos después sale la policía y la nietisima y se acaba el espectáculo.

            Mi hermana embargada por la emoción, me comente.

-         Hay que ver Odry, cada vez que vengo a tú casa veo el cuerpo de policía pasar, eso si hoy sin ambulancia, vamos avanzando.

Para que la habría mencionado.

            Media hora después, cuando mi hermana sale para irse a trabajar, me llama por la ventana.

-         ¿Qué pasa?
-         El padre de copito que está tirado en el suelo.
-         ¡Voy!
Salgo corriendo, me encuentro con la Paca, que lleva en la mano el tensiometro.
-         ¿Qué ha pasado Paca?
-         El padre de copito, que está de mudanza y al cargar una caja se ha caído a plomo y no reacciona, para mí que está muerto.

Cuando salgo nos lo encontramos con la cabeza encima del bordillo y sin conocimiento.

La Paca le pone el tensiometro, que digo si está muerto, la tensión está en el ambiente, no en el hombre.

El tensiometro empieza a funcionar, descartamos la muerte (Suspiro de alivio), sale el Paparrazi, le digo que avise a su mujer por el telefonillo, para que baje y esté cuando llegue la ambulancia.
  Aparece la amiga de Copito, que se trae en la furgoneta una doctora, una ATS y una enfermera, a eso le llamo efectividad, no le ha faltado detalle.

Mi hermana saca un edredón para arroparlo, la enfermera le pone la vía y el suero, me toca sujetarlo, por que no tenemos pie, hasta que llegue la ambulancia, había que ver las pintas que tenía yo, con el chándal manchado de lejía, el forro polar gordo todo negro y las zapatillas rosa chillón de peluche.

Aparece la mujer y por tanto madre de Copito.
-              ¡Ya estás otra vez! ¡Por dios que castigo!
Se pone a darle de leches. La doctora la mira sin podérselo creer.
-              Mujer, no le pegue.
-              Si es que siempre está igual.
-              ¿Tiene alguna enfermedad?
-              ¡Que va! Le dieron dos ataques al corazón y otra cosa que le dejo en silla de ruedas.
-              ¿Y qué está tomando?
-              Ahora se lo traigo.
Llega Copito, la ambulancia y dos motoristas de la policía Nacional, sale la gitana y toda su tregua que es ver las luces brillar y temerse lo peor.

  Le explico a Copito lo que pasa, baja su madre con una bolsa de medicinas, más grande que las del Ikea, los médicos se quedan a cuadros, le preguntan por el historial, la madre de Copito, vuelve a abofetearle, las doctoras la detienen, la policía se sitúa por si tiene que intervenir, llega más gente y yo en medio del fregao, explicando lo que no sabía y sujetando el dichoso suero.

La doctora habla del ingreso en el hospital.

-         ¡Pero que a este no se le ingresa! ¡Que siempre está igual!
-         Pues lo mismo había que mirárselo ¿Noooo? – contesta la doctora.

Mujer que abofetea al hombre, doctoras que no entienden nada, vecinas, que emiten multitud de diagnósticos la Paca la más entendida en la materia, todos hablando a la vez, lo montan en la ambulancia, la mujer se queja de la que está liando pa na, todo por ser un cabezón.
Viene otra ambulancia, la mujer se descompone, le da otro par de meneos, mientras le dice

-         Nene la que estas liando, ya estarás contento.

Le suben a la UVI, le miran y remiran, por lo menos me libro de sujetar el suero, la gente al no poder ver la acción se comienza a dispersar, me voy para casa con mi hermana.
            - ¡Jolín parece mentira que vivamos en el mismo barrio!, tú calle es mucho más entretenida que la mía, no falla visita que te hago follón que aparece, me da pereza irme a trabajar, por si pasa algo más.

El padre de Copito no necesito ingreso hospitalario, por que la pobre mujer llevaba razón, anda poseído y le dan unos jamacucos que pa que.
Y esto es un día corriente en mi barrio, por si queréis visitarlo.


22 nov. 2010

SIMPLES COMCLUSIONES.

            Como el enano no apareció, intente sobornar a la prima de Súper be, para que me diera el dichoso teléfono y poderle preguntar en vivo y en directo, pero por lo visto le dijo que no se lo dijera a nadie y la muchacha que es muy bien manda, no suelta prenda la jodia.

            Después de mucho pensar en el asunto y, a que puede deberse el afán del enano en hablar con mujeres de cierta edad, he llegado varias conclusiones, pero me gustaría vuestra opinión, por supuesto.
 
1.      El enano es un pitoniso(se que se aplica en femenino, pero ¡Que deminios viva la igualdad!), que utiliza este método para captar clientes.

2.      Es un simple método de ligoteó, que no le falla, en el caso de nosotras tres sí, debemos ser algún tipo de excepción.
3.      Es una campaña encubierta de la ESPE (Aguirre por supuesto) para llenar las bibliotecas de la comunidad de gente, a base de marujas cuarentonas, que quieras que no, siempre van con sus hijos o parejas, con lo cual el éxito esta garantizado.
 
La verdad es que no se me ocurren más cosas que el enano pudiera tramar, pero no os preocupéis, que seguiré investigando y encuantito la prima de súper Be suelte el teléfono o me lo encuentre en la biblioteca, que pienso seguir hiendo, un poco de cultura nunca esta demás, os pongo al corriente del asunto.


17 nov. 2010

EL MISTERIO DEL ENANO

Hace un par de años publique el siguiente blog, hoy lo reedito por que mi siguiente blog, será la solución al dichoso misterio.

Lo siento mucho, mi querida Súper Be, pero esta historia tenía que contarla, sin más demora, la incertidumbre y sensaciones que ahora tenemos, dudo mucho que sean las misma que tengamos al final del camino, más que nada por que seguramente cuando llegue el final, nada será lo que parece y nos moriremos de la risa de ver lo crédulas que podemos llegar a ser.
Casi todos a lo largo de nuestra vida, nos hemos encontrado con personas que nos han dejado perplejos, persona a las que incluso sin conocernos, sabían cosas de nosotros, como secretos, vivencias, preocupaciones, etc.
Muchas veces he oído este tipo de historias e incluso las he vivido y contado, lejos de molestarnos que un desconocido/a sepa sobre nosotros, se produce el efecto contrario, no se muy bien si es por lo especial que te hace sentir que alguien se paré en ti, cuando cientos de personas nos rodean o el hecho de que alguien tenga la facultad de saber, que es lo que nos ocurre, lo que nos ha ocurrido, o lo que nos puede llegar a ocurrir, imagino que algo tiene que ver nuestra naturaleza cotilla.

Un caluroso día de verano estaba yo en la biblioteca, cuando de repente sentí clavados en mí unos ojos, me volví tan deprisa que casi pierdo el equilibrio, ya que estaba en cuclillas. Me encontré ante un enano con un carrito de limpieza, me miro fijamente y me dijo:
Eres una mujer muy intuitiva.
- ¿Qué? – La verdad es que no la había entendido nada y llegue a pregunte dos veces más hasta que le entendí, que debió de pensar el pobre, intuitiva mucho, pero sorda como una tapia la jodia.
- Que eres muy intuitiva.
- ¡Un poco! – Le dije sin saber muy bien a que venia.
- No, sabías perfectamente que te estaba mirando y te has girado directamente en mi dirección.
- ¿Sí? – Pensé que lo único que quería era entablar una conversación.
- Sí.
- Vaya, pues gracias. – ¿Que le podía yo decir?
- Nada, ¡Hasta luego!
- ¡Hasta luego! - Le dije aliviada, al dar por terminada la conversación.
Cuando iba a salir de la biblioteca me lo volví a encontrar y me dijo:
- ¡Eres un bombón!

Yo solo sonreí y deduje que la otra conversación se debía más a mi mini falda que a cualquier otra cosa. Puede que me equivocara.
Meses después de aquello, llamo Súper Be a mi puerta.
- ¡Odry! Que si te vienes el miércoles a eso1.
- ¡Vale!
- Viene mi prima también.
- ¿Me llevo eso1 entonces?
- Sí.
- Pero no va a pensar tu prima que estamos para que nos encierren.
- No, no te creas hace poco le ocurrió algo, que la tiene intrigada y al contármelo a mi también, por que es parecido a lo que me paso a mí.
- ¿El qué?

- Se encontró un día con un enano que se acerco a ella y le dijo:
- Llevas muy mala racha, por eso no lo pienses más, tienes que empezar a pensar en ti y en tú hijo y no pensar tanto en los demás, tienes que dedicarte tiempo a ti misma y dejar de sentirte así.
Intercambiaron unas palabras, ya que mi prima no sabía a que venía aquello y cuando le dijo que tenía que irse el le ofreció, que se sentarán a hablar del asunto, a lo que ella le dijo que no, ya que pensaba que lo que quería era ligar con ella y entonces, le apunto su teléfono en un papel y se lo entrego, diciéndola que en caso de que lo necesitara, podía llamar para hablar con el y que no pensaba cobrarla.
- ¿No sería en la biblioteca? – Exclame. En el momento que dijo la palabra enano, me hizo pensar en lo que me paso justo al comienzo del verano, ¿no me preguntéis por que?
- Sí, a ti también te ha pasado.
- No justo así, a mi me pareció más un coqueteo, debido sin duda a la minifalda.
- Pues es que a mí también me paso algo.
- ¡Contra, cuenta que me tienes en un sin vivir en mi!
- Estaba comiendo un sándwich, mientras espera al niño y se me acerco, fue educado y yo pensé que quería ligar, así que le hable, pero no le dí mucha conversación, nos despedimos y al rato se acerco a mí y me dio un papel, en el había escrito algo y su teléfono, en eso momento yo me encontraba bien, y no le dí importancia, incluso tiré el papel, pero empezó a tener sentido meses después.
- ¡Coño, que a mi el enano no me dio el teléfono! Tampoco me dijo nada especial.
- ¿Cómo que no? Te dijo que eres muy intuitiva y eso ya lo sabes tu, pero no la gente que no te conoce. ¿Te das cuenta de que a cada una le ha dicho algo sobre ella misma o su vida?
- ¡Hombre visto así! ¿y por qué no me dio el teléfono a mi también? Ahora me siento discriminada.
- A lo mejor como eres tan intuitiva, pensó:
Ya sabrá esta como encontrarme.
- Eso encima guasa.
- Hemos pensado ir mañana a la biblioteca a ver si le vemos, para preguntarle ¿te apuntas?
- ¡Esto es peor que lo del miércoles guapa! Mira que tres mujeres hechas y derechas estar buscando un enano en una biblioteca.

Así que mis queridos amigos, esta tarde me voy a la biblioteca a ver si veo un enano y preguntarle, por que demonios le da a todas el teléfono excepto a mi.
1. Eso, tiene que ver con el intercambio de favores (no sexuales por supuestos), que en tiempo de crisis funciona más que nunca y que creo que es mí deber no comentar.

11 nov. 2010

UNA DE BOMBEROS, POR CLAMOR POPULAR.

Ante la multitud de peticiones, sobre historias de bomberos que me habéis hecho, me veo en la obligación de contar una, de ante mano os digo que esta basada en hechos reales, con lo cual y muy a mi pesar, no hay sexo.
Siento la decepción, que he podido causar por este pequeño matiz, pero hay más, para mi desgracia, ni siquiera me ocurrió a mí, ¡una pena!

Era una preciosa tarde verano, de esas en las que el canto de las chicharras, se mezclan con el balanceo de las espigas silvestres, los colores ocres y arenas, se mimetizan en el paisaje salpicados por algún arbustillo verdoso que resiste al sol, verano tras verano, desafiante y orgulloso, en medio de tanto rastrojo.
En esas estaba mi querida Presi, paseando a su perro, un precioso pastor alemán, cuando cerca del parque, diviso un pequeño fuego.
Insegura sobre que hacer si llamar a los bomberos o no, se debatió durante un largo rato, rato en el que el fuego parecía seguir alimentándose en busca de mejor material, pero las dudas cesaron ante el temor de que aquello pasara a mayores y un pequeño fuego terminara cargándose, nuestro precioso y ahora ampliado parque.
Se armó de valor y copio el teléfono, explico que el fuego era pequeño y que lo mismo no merecía la pena, pero que temía pudiera arrasar el parque, no ahorro detalles, en pos de que cuando llegaran los bomberos no pensaran que estaba majareta.

Y los bomberos llegaron, flamantes en su vehículo rojo vivo, con sirenas que rompían el silencio de la calurosa tarde.
            La presi se quedo perpleja, donde leñe iban, con esa escandalera, que no iba a quedar un vecino que no se enterara.
-         ¿Ha llamado usted señora?
-         Sí, he sido yo, pero ya he dicho cuando he llamado que era un fuego pequeño.
-         No se preocupe, es por prevención, a propósito ¿Dónde esta el fuego?
-         Bajando la carretera en dirección al parque, pero es pequeño. – La pobre repetía constantemente que era pequeño, como diciendo, ¿Quién me manda a mí, ser tan buena ciudadana y preocuparme por todo?
-         Será mejor que nos acompañe.
Hubiera pagado por ver como se le desencajaba la cara a la pobre.
-         Voy andando y me siguen.
-         ¡No mujer! Monte con nosotros. – abrieron la puerta del camión y la hicieron un gesto para que subiera.
Tímida por naturaleza, me la imagino con sus mejillas coloreadas de tal modo que sus pecas se mimetizaran bajo el rojo fuego de la piel.
En un primer intento por llegar al asiento del camión, dicho sea de paso de altura considerable exclamo.

-         ¡Pues va a ser que no me llega el vaquero!
-         No se preocupe que la ayudamos.

Como está historia no está muy contrastada, ya que me la recordó súper Be, hace unos días, por que yo tenía previsto contar nuestro encuentro con el misterioso enano, que por cierto, pasó inadvertido en el anterior post(tenía que soltarlo) y dado que esta historia a sido en base a las peticiones sobre bomberos, tan clamorosas, que deje al pobre enano para mejor ocasión, me faltan algunos pequeños detalles o grandes según se miren, dadas las dimensiones de las mangueras, no me entendáis mal, de las que llevaba el camión.
En fin que me disperso, una vez La presi estaba metidita en un camión y rodeadita de bomberos, siendo la envidia de todas las vecinas de la localidad, les indicó el camino, según ella muerta de la vergüenza mientras recorrían los escasos cien metros que separaban nuestra pequeña comunidad de la fogata o rastrojos que no se si ni siquiera llegaron a tiempo.
Según la Presi, los bomberos fueron encantadores, soplaron la fogata, por si brotaban rescoldos y se marcharon

La presi se sonroja sólo de recordarlo, no se si por la vergüenza de ver que el fuego era una birria o por el momento estrella de verse rodeadita de bomberos uniformaditos y muy majos (esto va todo de mi cosecha, haciendo uso de la descripción literaria, que todavía manejo fatal)
Puede que a esta historia le falte imaginación y que mi mente calenturienta hubiera dado matices muy diferentes de ser historia propia y no prestada, pero La presi, mujer fiel y bien casada con su Taxista bastante tiene con ser el objeto de mis historias más recientes, como para que encima, le invente líos y es que al final me va a prohibir el mencionarla.
Un saludillo Presi, desde el cariño.

FINAL APOTEÓSICO

Tal y como está el país, a mí me daba hasta cosa, seguir contando mis desventuras, pero como la situación se alarga y sincerame...