30 mar. 2010

Hay ocasiones en las que una sale poco y otras en las que una no entra.
Este fin de semana me fui a las Lagunas de Ruidera con mi autocaravana o casita móvil, como mejor venga.
Salimos el viernes, por la tarde, al pueblo ya llegamos muy de noche, así que paramos y a dormir, es lo bueno que tiene viajar con la casa a cuestas.

El día amaneció con un sol espléndido y el lugar después de las lluvias, estaba precioso.
Las lagunas estaban tan llenas que muchas de ellas se habían desbordado, llegando incluso a casas y carreteras y el parque estaba muy verde, casi como el norte, sólo casi.

En fin aparcamos nuestra casa e hicimos senderismo, la verdad es que yo soy más bien de ciudad, con lo cual apenas 30 minutos después de andorrear por el bosque, estaba mas que harta de tragar mosquitos, pero es lo que tiene ser una charlatana, que ando siempre con la boca abierta, no se me resistía uno.

Al medio día andaba desfallecida a pesar de la ingesta de mosquitos tenía un hambre espantoso y nos preparamos una barbacoa de quitar el sentido.
Curiosamente en el parque no había cobertura para el móvil, ni se podía sintonizar la tele, con lo cual solo se podía oír el correr de las cascadas y el trinar de los pájaros, consecuencia a las 10:30 estábamos en la cama, que no os creáis nos vino muy bien por el cambio de hora.

El domingo decidimos montar en bici, había que verme casco y gafas incluidas, un cuadro, no hay fotos, compré al paparrazzi(o sea preadolescente hijo, al que tuve que sobornar), en fin que como no monto mucho en bici a poquito que vi. Como era capaz de sostenerme, me fui creciendo y creciendo, mi primera temeridad pasar un trozo de carretera inundada por la laguna, sin problemas ya estaba yo rebosante, otro trozo de carretera inundada y yo sin pestañear de cabeza a la laguna, mi preadolescente hija que me seguía no paraba de reír y llorar a la vez por que no era capaz de dar la vuelta a la bici y mi lucero e hijo preadolescente, no salían de su asombro, con cara de no me lo puedo creer.

Mi preadolescente hijo quería hacer un video, pero mi lucero prefirió salvarnos, o eso o dormir en la tienda de campaña de emergencia claro.
Balance, un ligero resfriado, pero ni pulmonía ni nada, que ya parezco del norte y todo.

En fin no todo puede ser perfecto, la próxima vez sondeare primero.



12 comentarios:

  1. Tenemos unas ganas locas por tener un caracol, jamía...
    ¡Qué envidia nos das!
    Hace años la ilusión era la autocaravana, pero Mario es tan... tan... bueno, que le hace a todos los vehículos, así que ahora quiere un 4x4 nuevo, una caravana con posibles para llevar una moto.
    No te digo más.

    Un amigo vende la suya, pero está muuuuy vieja, y aunque para empezar estaría bien, no lo es tanto teniendo a Emma todavía tan chiquita.
    De echo vino esta tarde para ver si nos la queríamos llevar para irnos con ellos estos 4 días a Siles. Es que nos gusta mucho esa zona, como Riopar...

    Ains... las lagunas de Ruidera... hace tanto que no voy. Mi padre nos llevaba todos los años y con Mario he estado unas 4 veces o más.

    Jamía. qué de envidiosa me voy de tu casa hoy.
    jajajajajaajaj

    Besososososossosoos
    Elly

    Pd.- pues para ser de ciudad te montas unas escapadas que pa qué ji ji ji ji

    ResponderEliminar
  2. La verdad Elli mi niña, que viajar así es una gozada y eso que yo era de hotel y avión, pero ahora no lo cambio por nada.
    Un besazo preciosa

    ResponderEliminar
  3. Cáchis eeeeen!!
    Veo que os gusta venir para mi territorio eh? jajaja!!
    Si es que los terruños manchegos son lo más para el turismo rural!!

    Nosotros solemos ir mucho por Riopar y toda la Sierra del Segura en general, así que si algún día os venís para acá con la caravana, me lo decís y nos vemos... y comemos chuletas y bebemos vino y todas esas cosas jajaja!!

    ResponderEliminar
  4. Fui hace bastante y la verdad es que me gustarón mucho. Era verano así que estuvimos en remojo todo el día...

    Pues nada, chicarrona del Norte... a pasar ese resfriadillo y pa'lante.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  5. Pues sí que lo pasaste bien, o eso parece. Aunque yo, para ser sincera, envidia no tengo, que sigo siendo de avión y hotel (coche y pensión, en su defecto).
    A curarse ese resfriado.
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Magnifico viaje hace mucho que no armo yo alguna de esas.


    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Ana, amor si es que es muy bonita tú tierra.

    Un besazo

    Alma tesoro, ya solo moqueo, eso si tengo las naricillas en carne viva.

    Un besazo.

    Alis mi niña, mis hijos dicen lo mismo, pero a mi la sensación de libertad y de poder estar cada día en un lugar diferente, la verdad es que me gusta muchisimo.

    Un besazo reina.

    Montxu, yo las armo todos los días aunque a veces no lo cuento por vergüenza, y es que soy un desastre.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  8. ¡Toda una experiencia, eh!..., y dices que escribo muy bien?.., ains nenaaaaa, mi forma de escribir deja mucho que desear al lado de la tuya.

    No sé como lo haces, peeero siempre acabo "prendá" con tus post.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Nunca eres un solete con mayúsculas, pero soy consciente de mis limitaciones aunque a base de leeros, una quieras que no aprende.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  10. Estoy esperando sus fotos. No me venga con historias de caravanas. Se nos acumulan los pacientes. Un poco de orden.
    Espere usted... ¿marido? ¿hijo preadolescente?
    Ups...

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  11. Mi querido C.G Me da la sensación de que no se a parado a leerme con atención, yo no dejo de hablar de mi marido y mis hijos.

    Aún así un besito

    ResponderEliminar
  12. Tu casita es ideal cuando se tiene mascota.
    Gracias por descubrirme las lagunas,sé de más de uno con 4 patas que va a disfrutar tela marinera allí.
    Un besillo

    ResponderEliminar

FINAL APOTEÓSICO

Tal y como está el país, a mí me daba hasta cosa, seguir contando mis desventuras, pero como la situación se alarga y sincerame...