17 mar. 2010

LA TERAPIA DE MARIA

Que la cita con el bombero fuera un exito, no era de extrañar, Maria andaba algo más que necesitada, pero como no tenía a quien contarlo y esto era como para contarselo a alguien, se fue al spsicologo, con la escusa del suicidio, del que salio con el consejo del gimnasio, donde además de amigas, encontro lo que nunca se hubiese imaginado.


Después de una fantástica cena y más copas de las debidas, llegaron a casa de María y fue cerrar la puerta y comenzar el cortejo.


Maria nota el aliento calido en su cuello, su bello se eriza y reprime un suspiro, las manos de su amante trabajan con agilidad y maestría, van desabrochando botón a botón su blusa, que cae al suelo.

María escucha el latido de su corazón, le sentía tan vivo, tiene dudas esta haciendo lo correcto, pero lo desea, desea sentirse amada, sentirse deseada.

Su amante continua el ritual dejándola desnuda, apretando su cuerpo contra la pared, los besos han dejado de ser dulces, ahora es la pasión la que los domina, las caricias suaves desaparecen, como si las manos quisieran atravesar la piel para poder fundirse con su cuerpo.

Maria abre los ojos y piensa debo parar, tengo que parar, pero no es capaz de articular palabra y mucho menos de empujar el cuerpo de su amante, que la agarra con fuerza llevándola hacía la cama.
Caen los cuerpos sobre las sabanas, su amante le sujeta las manos y vuelve a besarla en labios, cuello y se detiene en su pecho, su lengua despierta sus pezones que se iergen altivos y desafiantes.

El cuerpo de Maria se arquea, como si quiera entregarse más aún, su amante lo recibe con gratitud y desliza su boca, buscando entres las piernas su sexo, el placer inunda el cuerpo de Maria, siente como se abre lo más profundo de su ser y se deja llevar, ya no quiere resistirse, quiere participar, hacer sentir lo mismo que siente y busca el cuerpo de su amante cubriéndolo de besos y caricias, los cuerpos fusionados se estremecen ante una pasión que los desborda y terminan quedando extenuados.
La luz del sol entra por la ventana, Maria se despierta, al lado el cuerpo de su amante, se levanta y entra en el baño, se refresca la cara, le duele la cabeza, la noche anterior bebió demasiado, aunque no lo suficiente como para olvidar todo lo que ocurrió. Se lava la cara y se mira al espejo, se pregunta que es lo que ha hecho, se tapa la cara con las manos, como si se avergonzara de si misma, pero piensa - ¿Por qué me siento así? Ya no estoy casada, el se  fue con otra, no le importo los quince años que habíamos compartido. El ultimo año de mi vida a sido una pesadilla, estaba sola, sin trabajo, ni amigos, ni siquiera tengo familia.

Sale del baño y se pone una bata, se queda mirando el cuerpo desnudo de su amante, es más joven que ella, pero no la importa, ahora ha decidido que comienza su nueva vida, una vida abierta a los sentidos y a las sensaciones.

Se despierta su amante y le dice:
-¿Qué haces?
-Mirarte, eres preciosa – responde Maria
-Gracias, me encanta que me levante con piropos, aunque me estalle la cabeza.
-Bebimos demasiado.
-De otra manera no habría conseguido arrastrarte a la cama.
-Es que nunca pensé que una mujer me podría proporcionar tanto placer.
-Eso es por que no lo habías probado.
Maria sonrió, se acercó a Silvia y comenzó a besarla….


Os dejo hasta el lunes, ya que me hoy me voy a Valencia, de fiesta , fiesta...

7 comentarios:

  1. Parece que efectivamente comienza una nueva vida para María. ¿Quién necesita hombres? jajaja
    (yooooo)
    Muy bueno, Odry
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Mi niña, yo también los necesito.

    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  3. Wow!, esta parte del relato, ha estado fascinante (ahora me he dado cuenta que tiene una 1º parte, asi que con tu permiso, me voy a poner al tanto!!!);

    Mmm, disfruta de esse puente (19 de Marzo), por Valencia y de su mascletá.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. ¿¿te vassss?? malapécora!!!! y ¿hasta el lunes ná menos????? ¡MALA!!!!!!..

    Pásalo GENIAL!!!!

    El relato de lujo... si es que nunca se sabe..

    Un besote!!!!

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno tu relato, el final inesperado ...

    Pasalo muy bien, feliz puente !

    Besos !

    ResponderEliminar
  6. ¡La vida te da sorpresas, nena!

    Pásalo genial en Valencia.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Mi querida amiga, no hay mejor terapia que un revolcón rápido tras de la tapia. (soy un poeta) Veo que sigue usted obsesionada con los uniformes. Y yo aquí con su uniforme sin estrenar... ¿A que espera? Sus dudas hacen que la consulta este más desordenada que el armario de los juguetes de la niña del Exorcista. Venga ya, por Dios. Venga a probarse el uniforme...

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar

¿GAFE O DESASTROSA?

“Estaba en racha” y no buena, el peligro podía acechar en cualquier lugar, y andaba cual gacela perseguida por guepardo en la sabana. M...