28 sept. 2010

UNA HISTORIA TRISTE, CON UN TRISTE FINAL.

Desde que comencé a escribir en el blog, siempre he intentado, sacar una sonrisa a todos los desastres de mi vida, pero en este caso no ha sido posible, a lo mejor es por que trata de la vida de otros.
            Hace unos días alguien a quien conozco, tuvo una niña, una noticia alegre, se podría pensar, si no fuera por que la historia es tan sumamente triste.
            Todo empezó hace unos 5 años, con la muerte de Yolanda, una mujer menuda, pero de una belleza impresionante, morena de ojos pardos, coqueta, elegante y una autentica madraza.
            Antes de morir, ella ya sabía que su sitio iba a ser ocupado por otra mujer, lo que nunca se imagino es que fuera ni tan pronto, ni con unas consecuencias tan desastrosas para su familia.
             La cosa había empezado dos años antes, cuando ella padecía un cáncer que la iba comiendo poco a poco y su marido busco consuelo en una compañera de trabajo, había noches en las que se compaginaba, mi entras ella dormía en la cama del hospital, la amante le esperaba en el coche, para consolarlo.
            Yoli se entero, una infección venérea se lo confirmo, pero aguanto el tipo por que sabía le quedaba poco y su marido le prometía que no volvería a pasar, pero que no podía despedir a su compañera, por que también estaba liada con el jefe, a la amante le cambiaba el cuento, le decía que debido a la enfermedad de su mujer no la podía dejar.
            Todo los recuerdos son tristes, como el día de la comunión de la pequeña, en la que el no quería posar al lado de Yoli, su mujer, a la cual sólo le quedaban unos meses de vida, por que su amante estaba presente sirviendo las mesas (los dos eran camareros).
            La noche en la que Yoli murió, para que las niñas no sufrieran se las llevaron, a la mayor se la llevaron a la disco a pasar toda una noche de marcha con sólo 14 años.
Nunca entendí, por que el estaba tan feliz en el velatorio, recibiendo a la gente como si fuera una fiesta, yendo y viniendo al bar todo el tiempo.
Nunca entendí que dejaran su cuerpo en el Crematorio y toda la familia, se fuera a la playa a pasar el puente, todos felices.
Nunca entendí que él, para no ser juzgado inventara un montón de mentiras sobre la que había sido su compañera, desde que tenían 12 años.
Nunca entendí, por que la familia le creyó, imagino que pensó que le recuperaba.
Nunca entendí por que se deshizo sin contemplaciones de la familia de Yoli, que tanto les había ayudado. Hermana y madre fueron desterradas.
Nunca entendí por que según llego de la playa, llamo a su amante he hicieron la mudanza, sin darle la oportunidad a las niñas de recuperarse un poco.
Nunca entendí que el pensará que ella iba a criar a sus hijas, cuando a la suya la tenía prácticamente abandonada.
Creo que desde entonces, me mantienen al margen de la familia, no soportaba que hablaran mal de alguien que no estaba para defenderse, de tanta mentira he hipocresía, nunca me opuse a su nueva relación, el amor manda en el corazón y controla nuestro cerebro, pero hacía falta verter tanta mierda sobre ella, para parecer bueno.
En fin que la amante, que venía con su hija, no tardo en pedir algo en propiedad, se le antojo una casita en la playa, algo que estuviera a su nombre, ya que la casa también era de las hijas de el. Al cabo de un tiempo, decidió que las vecinas no la miraban bien y la despreciaba y se compraron un chalecito.
Poco después decidieron que querían vivir y les despidieron del trabajo a el por robar, ella muy solidaria también lo dejo.
De las niñas pasaron y la mayor dejo los estudios a los 16 sin terminar la ESO, se puso a trabajar de peluquera, y a los 18 ya se iba a vivir con su novio, un chico con la enfermedad del SIDA, la pequeña todavía anda intentando aprobar algo es una niña muy lista, pero se pasaba tanto tiempo sola.
Es por eso que es una noticia triste, el SIDA cobra su factura, lo que no se es quien la tiene que pagar, si el bebe o ella, nunca pudimos ayudarlas, la hermana de Yoli lo intento y termino en el juzgado, por que el la denunció, hemos ido viendo como iban a la deriva sin poder mover un solo dedo.
La hija de la amante también espera con 19 añitos un bebe, con la diferencia de que ella vive con su madre, mientras la otra vive sola, las dos parejas están en paro y no disponen de recursos.
Sólo espero que se cumpla eso de que todos los niños vienen con un pan debajo del brazo, en este caso necesitamos, la panadería entera.
El recuerdo de Yoli, me hace un sentir muy triste, siento haceros participes de esta historia, ni siquiera está bien relatada, pero duele mucho recordar y una no es buena escritora y menos cuando las lagrimas no te dejan ver el teclado.


           

23 sept. 2010

CROACIA

Desde Venecia fuimos a Croacia, recorriendo toda su costa hasta llega a Dubrovnik.

Esta zona del país es un autentico paraíso, donde la montaña se funde con el mar, un mar de aguas cristalinas y de un azul intenso, un mar sin horizonte, por que toda la costa esta rodeada de pequeñas y grandes islas que la acompañan, más que un mar parece un lago, apacible, tranquilo, que te seduce y te sugestiona (hay que me desvió).


Los paisajes, quitando una pequeña zona pasada Zadar, son totalmente verdes, los árboles crecen desafiantes en las laderas de las montañas y sólo la mano del hombre, esa que quita más que da, cambia el paisaje con los recuerdos de una guerra, que no hace mucho hizo de este paraíso un infierno.

Los pueblecillos aparecen a lo largo de la costa, muchos de ellos, incrustados en lo alto de la montaña, algunos de muy difícil acceso, pero con la recompensar de terminar justo donde empieza el mar.

Si vais por la carretera y veis coches aparcados, no falla hay algún caminillo que te lleva al mar, intransitables la mayoría de ellos, debido a lo escarpado del terreno.

Las playas no existen, tal y como las conocemos en España, es la roca la que ocupa el lugar de la arena, o en muchos casos, el hormigón, haciendo del mar una gran piscina natural, con escaleritas y todo.
En fin, quizás lo único que me da pena, es que mientras estaba allí no pude disfrutar tanto como recordándolo. Siempre nos pasa lo mismo, no somos capaces de ver todo que tenemos o podemos disfrutar hasta que no se acaba.

Sus ciudades tienen unos cascos históricos, dignos de mencionar y visitar, Zadar, Spilt, Dubrovnik, etc.

Entramos en Dubrovnik por la mañanita, de lo más felices para ver la ciudad, que dicho sea de paso, no me extraña que la llamen la joya del Adriático, la ciudadela rodeada por la muralla y salida al mar es una autentica maravilla.

Nos alejamos del centro para aparcarla nuestra casita móvil, encontramos un lugar ideal, con sombrita y sin ningún tipo de placa, preguntamos a los señores de la zona y nos dijeron que no había ningún problema en dejarla allí (cabritos, por no decir algo más fuerte).

Cuando mis hijos dicen que Dubrovnik nos atrapó, no se refieren al sentido ideal de la palabra, si no al más puro sentido literal, me explico:

Llegamos extenuados, por habernos pasado todo el día andando de aquí para allá y en las ruedecillas de mi casita móvil había unos flamantes cepos y en el limpia parabrisas unos papelillos, en los que nos decían que nos habían multado, por que en Dubrovnik, no dejan aparcar a las casitas móviles (Gañanes)

La odisea fue de órdago, en la comisaría que estaba a un par de calles, no sabían quien nos había multado, nos mandaron al parking municipal. Allí no sabían nada y había un par de listos, que querían que les pagáramos a ellos, volvimos a la comisaría, después de ponerles caritas a la señora policía, nos indico donde podíamos pagar y llamo por teléfono, más maja ella.
En fin que en cuestión de una horita el tema estaba solucionado, aunque tuvimos la tentación de no pagar hasta el día siguiente y seguir disfrutando de la ciudad, ya que las multas de allí no son como las de aquí, algo bueno tenía que tener.

Nuestra visita a Croacia termino En Zagreb, una ciudad que recuerda a las ciudades imperiales, pero con el infortunio de la guerra que ha marcado muchos de sus edificios, a pesar de la pintura amarilla, con la que quieren borrar, el fuego del infierno.



13 sept. 2010

VACACIONES Y OTROS DESASTRES.

Antes de nada, agradecer, que después de tanto tiempo, no me hayáis olvidado.




La verdad es que además de unas largas vacaciones, muy poquito tiempo para escribir, un virus en el ordenador, también a ocurrido algo inesperado. Mi musa ha desaparecido.



Bueno, la verdad es que no estoy segura de que yo tuviera una musa y si la tenía era como para perderle el cariño, tal y como escribo.



En fin creo que podré seguir sin musas. ¡Dios nos coja confesaos! Y a vosotros prevenidos.



El viaje os lo abrevio, por que no hay peor cosa que ir detalle a detalle, para dormir al personal.



El viaje comenzó en Cadaqués, la culpa fue de Bet, que en uno de sus post, mostró el pequeño pueblo y yo me enamore de el, la verdad es que no nos defraudo, pero como Bet ya tiene fotos publicadas, os aconsejo pasaros por su casa, para echarles un vistazo.



El siguiente punto fue Cannes, allí rodeados de impresionantes Yates y gente de bien, plantamos nuestra casita móvil en frentito justo del mar, sacamos nuestro toldo y equipamiento y ¡ala al mar de cabeza! La verdad es que la zona estaba llena de rocas puntiagudas y era difícil el chapuzón, yo intente mantener el poquito glamour que desprendo, pero chica al quinto pinchazo, ni glamour ni leches, con mantenerse en pie era más que suficiente, la gente nos miraba raro y pensamos que era por la casita móvil, aunque minutos después mi hija que estaba con mi hijo en la orilla me pregunto a voz en grito, para que yo pudiera oírla:



- ¡Mama!

- ¿Qué cariño?.

- ¿Hay alguna razón en especial, por la que queráis castigaros de esa manera?

- ¿Qué dices nena? ¡Ponte la gorra que te está pegando el sol en la cabeza! ¡O si no ven para acá que te la mojo un poco!.

- Ya me la mojo yo en la playita de arena, que yo no quiero desollarme los pies.

Mire a mi Lucero

- Nene la niña desvaría va a ser insolación– La mire y le dije- ¿Y de dónde vas a sacar la arenita guapa?

- Pues de hay – señalando con el dedo a unos cincuenta metros de nosotros, pasadas unas enormes rocas.

-

En esos momentos agradecí que no hubiera casi gente, para descojonarse de risa mientras salíamos del agua con los pies en carne viva, cojimos con la poquita dignidad que en esos momentos nos quedaba las toallitas de las rocas y nos dirigimos a la preciosa playa que teníamos en frentito mismo, mientras nuestras bestias pardas, se iban juaseando de nosotros dos.



Después de recorrer la costa azul fuimos a Venecia, es un lugar diferente, no me preguntéis el por que, realmente esta todo tan viejo, pero sus canales y callejuelas te van atrapando, algunos edificios parecen que están vencidos, pero se mantienen, a lo mejor es eso, el encanto del tiempo en sus fachadas, que te va calando, tan aparentemente frágil y tan fuerte a la vez, resistiendo el envite del mar a lo largo de los años.



Mis preadolescentes que odian andar, iban más o menos contentos, ya que les había mos contado cantidad de historias sobre el lugar, para intentar llamar su intención.



Les contamos que con la marea, se inunda la plaza de San Marcos, que hay palacetes con espíritus y cosas de esas.



Al llegar a la plaza de San Marcos, mientras yo miraba alrededor, de la mano de mi Lucero sintiendo la magia de la atmósfera y fundiéndome entre los turistas que se quedan prendados de este lugar, mientras la música de los distintos cafés hacían de la noche un lugar la mar de romántico y perfecto para una noche de verano, mi hijo el animalito, nos para y nos pregunta:



- ¡He, Papa!

- ¿Qué A?

- ¿Y cuándo es que se inunda esta mierda de plaza?


Debimos parecer esos dibujos animados a los que se les cae la boca, a tomar morcillas el romanticismo y la atmósfera llena de magia.



Y lo que es peor así todo el viaje, pero eso lo contaré en otro post


6 sept. 2010

DE VUELTA


Lo primero que quiero es pedir disculpas, por que aunque sigo leyendo vuestros post, no he tenido tiempo de dejar comentarios, espero que ahora que los crios comienzan el colé, dispondré de algo mas de tiempo.

Lo segundo es que no podía acceder a mi propio blog(otra vez) no es que haya canviado nada, es que cuando he conseguido acceder, estaba negro, todo negro, yo escribia y nada, negro, estaba empezando a tirar la toalla cuando no se que he tocado y se ha hecho la luz, por lo menos veo las letras, para poderlo publicar, espero que la próxima vez me sea más facíl, que parezco tonta, bueno algún desastre tenía que hacer. si no no sería yo.

Y por último aunque parezca mentira, me he quedado sin palabras, (los que me conozcan ya pueden dejar de reírse) y los que no, tranquilos, creo que se me está pasando.

En fin que durante unos días he comenzado cerca de 20 post diferentes, con temas de lo más variado: románticos, de pena, de niños, de comidas, de alcohol, de vacaciones, sólo me ha faltado la lujuria, que no es que no se me ocurra nada, pero creo que la dejare para otra ocasión, que es muy socorrida.

Nada me parecía lo suficientemente bueno, que no es que yo me lo crea, conozco todas y cada una de mis limitaciones que no son pocas, pero aún así, pensaba que la vuelta tendría que ser diferente, algo que mereciera la pena.

En fin creo que al final lo que me ha salido es un bodrio, pero por lo menos empiezo y me voy quitando las telarañas, en el mejor sentido de la palabra ¡Claro!

Mis vacaciones este año han sido de lo más completitas, empezaron casi con san Fermín.

El 7 de julio es mi aniversario, 20 años de matrimonio, para los que piensen en pobre Lucerín, o lo que viene siendo lo que queda de mi hombre. Os diré que aunque ha habido de todo, se podría decir que somos un matrimonio bien avenido (empiezo hablar como mi abuela) vamos que sigo enamoradísima hasta mis vísceras más recónditas de él.

Por supuesto no tengo ni idea de si el siente lo mismo, no es que no me lo diga y lo demuestre constantemente, en realidad es un amor pero es que me cuesta pensar que todo sea tan ideal. ¿No se si me entendéis?

Como odio ser empalagosa, iré al grano.

El como todos los años, se va a Pamplona a trabajar y me pidió que fuera unos días con el (más mono) y claro no pude decir que no, sin niños, ni casa, ni cocina. Como para rechazarlo, encasquete a los preadolescentes a mis padres (los pobres todavía les tiene cariño a mis bestias pardas) y salí corriendo.

Es la segunda vez que voy a San Fermín, pero nunca deja de sorprenderme, que saque tiene la gente, lo que se bebe, lo que se come, lo poquísisimo que se duerme, la verdad es que romántica, romántica no fue la cosa, pero me lo pase como una enana, vine hecha unos zorros y para colmo, fue llegar de San Fermines y coger nuestra casita móvil para comenzar nuestro viaje dirección Dubrovnik, pero como no quiero ser pesada para ser el primer día os lo contaré la próxima vez, por que ahora tengo que irme.

¡Hasta pronto!

GENGENBAH Y EL ENCANTO DE LO SENCILLO

Por la tarde llegamos a Gengenbach, un pueblecito de cuento que tiene un área de autocaravanas, super mona y cuidada, en pleno valle,...