10 ene. 2011

TIEMPO


Mi querida Morgana me envió estas Navidades un mensaje muy especial, en el cual decía, que nos pasamos la vida convenciéndonos de que lo bueno vendrá después, después de terminar cualquiera de las cosas que emprendamos en la vida, carreras, trabajos, criar niños, etc.

Decía que no había mejor momento que el que se está viviendo, y por supuesto hablaba de los deseos y te comentaba que mandando el mensaje a más gente, se cumpliría el que uno pidiera.

Yo le que pienso se lo comenté a ella y lo escribo a continuación.

Hace muchos años cuando perdí a mi hermano, me di cuenta de que la vida era muy corta, por eso siempre he intentado disfrutar todos y cada uno de los momentos de la vida, esos momentos que una vez vividos no vuelven, nos pasamos la vida sin querer hacer nada, sin querer enfrentarnos a los problemas o malos momentos, casi todo nos parece malo y muy pocas cosas nos llaman la atención realmente como para disfrutarlas  y cuando llegan a veces ni siquiera somos capaces de hacerlo
.
Constantemente me encuentro con gente cabreada con todo lo que le rodea, algunos, no lo vamos a negar con motivo, pero otros simplemente es que no encuentran su lugar.
Se que mi forma de pensar a lo mejor es atípica, por poner un ejemplo:
 
Hace dos meses me llamaron para el trabajo en el cual estoy, acepte encantada y feliz, por la oportunidad, con migo mucha más gente, no ha pasado un mes y ya se están quejando de el suelo. Si lo sabíamos desde el primer momento y estábamos súper contentos, ¿que es lo que a cambiado?
 
Sólo el echo de tener ahora, aquello de lo que antes carecíamos, mientras no tenemos las cosas las deseamos y luchamos por ellas, sufriendo incluso hasta que lleguen, cuanto antes mejor, una vez obtenidas, las dejamos sin valor y lo que es peor perdemos la ilusión por ellas y el tiempo de espera, ese que hemos invertido en ver como llega el acontecimiento no lo hemos disfrutado ni siquiera.
 
Yo soy una enamorada de la vida y la estrujo al máximo, ningún momento me parece mejor que el instante que se vive (incluido los lunes por la mañana, con el madrugón), que el segundo que se comparte con todas las personas que te rodean, las que amas y las que no, con infinidad de vivencias, algunas divertidas y otras no, pero de todo lo que hacemos o decimos, sentimos o vivimos se puede aprender infinidad de cosas y es justo eso lo que a mi más me gusta.
 
Además creo que muchos de las cosas que deseamos se cumplen, no por mandar este tipo de mensajes, si no porque el simple hecho de desearlo, inconscientemente nos hace luchar por ellas y buscar el camino más corto para conseguirlas, a veces también influye la energía, esa de la que estamos rodeados, pero no se ve, esa que a veces nos hace tanto bien, por que mantiene la ilusión, que es el mejor paliativo a todos nuestros pesares.
Es curioso como las personas que más podían quejarse de la vida, gente con enfermedades o carencias que hacen que sus vidas sean una lucha contra corriente constante por salir adelante, aquellas que parecen tener mucho en contra y poco a favor son las que más sabor sacan de la vida, las que más provecho sacan, conscientes de cómo en un minuto se puede perder todo. Aportando con su ejemplo de lucha, un ejemplo a seguir por todos, ellas son las que más se llevan de esta vida, esa intensidad es la que necesitamos todos, para ayudar y ayudarnos, cada día a superarnos un poquito más.
 
Ser especial tiene sus ventajas, aprovecharos de todas ellas, por que todos somos especiales, todos lo merecemos sin excepciones, incluida Yo.

11 comentarios:

  1. Choca esos cinco, hermosa.
    Es lo mismo que pienso yo, no hay momento mejor que éste porque el de ayer ya pasó y el de mañana no es seguro.
    Sólo por haber nacido en un mundo que nos permite comer a diario y vivir confortablemente ya somos bastante privilegiados, amén de otras circunstancias que nos acompañan.
    Yo soy y me siento una tía con suerte, con mucha suerte y me lo repito a diario porque no quiero que se me olvide.
    Lo ha dicho antes y mejor que yo Tagore: Si lloras por haber perdido el sol las lágrimas no te permitirán ver las estrellas...

    ResponderEliminar
  2. te ha quedado genial.. y me ha hecho reflexionar.. un beso guapa

    ResponderEliminar
  3. Me has hecho llorar,Odry.El ser humano es inconformista y egoísta por naturaleza,recuerda que no es más rico el que más tiene,sino el que es feliz con lo que tiene.
    Eres una guerrera de los pies a la abeza.
    Besazos van.Smuackssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  4. Este post, me ha hecho pensar u reflexionar, cierto es que siempre que tenemos algo (después de conseguirlo), añoramos lo que teníamos, sin darnos cuenta lo que hemos ganado con ese cambio, mientras olvidamos repentinamente los constantes quejidos de antes, por no tener todo lo que deseábamos y añorábamos.

    Ahora bien, ¿para que vivir un pasado o un futuro, si tenemos un presente que vivir, eh?, es la pregunta que siempre formulo a toda persona que se olvida de vivir cada instante, cada momento y aspira a ese futuro no inmediato..

    Plaf, plaf (aplausos) en serio que me han encantado tu post de hoy, eh!.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Woooowwww cielo, sólo se me ocurre decirte ¡AMEN!!!..
    No puedo estar más de acuerdo.
    Es una pena que no nos demos cuenta del tiempo que desperdiciamos quejándonos de las cosas, en lugar de aprovechar lo que tenemos...
    La verdad es que de un tiempo a esta parte, mi chip ha cambiado, quizá desde que tengo a las niñas.. no sé.. pero valoro todo mucho más e intento que cada día que pasa tenga la sensación de que lo he vivido, no de que ha pasado sin más... no se si me explico...

    Un beso fuerte!

    ResponderEliminar
  6. Hay que vivir más y quejarse menos,y sobre todo mucho hacer el amor jamía....un besazo

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado el post guapa y te doy toda la razón, disfrutemos de lo que tenemos y no malgastemos el tiempo en quejas que es oro !

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  8. Poco o nada se puede añadir a esta entrada llena de sentido común, humor y ganas de vivir, así que:
    un momento por favor...si ahora....ovación cerrada.

    Carpe diem

    ResponderEliminar
  9. Tiza, si ya decía yo que me sentia identificada contigo, yo también me siento una mujer con suerte, sólo en ocasiones, pienso que me da miedo ser tan feliz.

    Un besazo.

    Catalina: Muchas gracias, yo sólo quería que en los tiempos que corren en los que no nos paramos nunca a pensar lo positivo, hacer una parentesis, no todo es malo, aunque a veces mos ocurran cosas malas.

    Un besazo.

    MORGANA: Tú no eres ni incorformista, ni egoista, eres un ejemplo de lucha a seguir.
    Lo de los chistes era para evitar la seriedad, pero a lo mejor me he pasado.

    Un besazo.

    NUNCA: Llevas razón, si aprendieramos a disfrutar nuestros logros y saborearlos día a día, la humanidad sería diferente, estoy segura.
    Gracias por tu comentario.

    Un besazo.

    ALMA: Te explicas perfectamente y lo comparto contigo absolutamente, me encanta mi vida y sólo me reprocho un tiempo en que me dedique a recrear mi dolor, gracías a Dios fue muy poco.

    Un besazo.

    S. Totalmente de acuerdo, el amor es la mejor terapia que existe, no falla, ja ja.

    Un besazo.

    BET: Eso es lo que quería decir, lo que me habría ahorrado si hubiera simplifica, ja ja ja

    Un besazo.

    PILAR: Me van a salir los colores, Muchas gracias.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  10. Siempre pensé que nuestros padres, por la época en que les tocó vivir, tenían más motivos para deprimirse que nosotros, pero no lo hacían porque bastante tenían con sobrevivir. Cuanto más tenemos, más queremos y, por lo tanto, más insatisfechos nos sentimos.
    He ido a muchos entierros de personas jóvenes (familiares y amigos), tantos que sé que sólo tenemos el presente, porque el futuro es una incógnita. Por ello, intento vivir intensamente el día a día, aunque confieso que no siempre lo consigo.
    Eres especial, Odry, por tu modo de ver la vida y la forma de contárnosla.

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. ALIS: Eres un encanto y seguramente mucho más especial que yo.
    Algún os contaré otra triste historia de mi vida y entendereís, por que ando de manicomio.
    No todo es bueno, pero como dijo una atleta que estaba en silla de ruedas y de un accidente comenzo a andar, lo que no te mata, te hace mucho más fuerte.

    UN besazo y cuenta conmigo para lo que necesites, a veces una brujita buena, puede ejercer como tal.

    Un besazo preciosa.

    ResponderEliminar

FINAL APOTEÓSICO

Tal y como está el país, a mí me daba hasta cosa, seguir contando mis desventuras, pero como la situación se alarga y sincerame...