10 mar. 2011

¡MADRE MIA!

Andaba yo atacando los cristales con el pulverizador en mano y bayeta en la otra, cuando comencé a oír unas voces que me eran bastante familiares, fije mis ojos al otro lado de la calle, donde divise el patio de enfrente, lugar donde viven mis apreciados padres, hasta ese preciso momento, cuando vi a mi madre gritando desde el portal y a mi padre respondiéndoles desde la ventana de arriba del mismo.
-         ¡Llama!                                                                           
-         ¡Me oyes!
-         ¡Pues claro!
-     Pero no ves que tienes la ventana abierta.
-     No importa, si tengo que oirte por el telefonillo.
-     ¡Me oyes ahora!
-     Sí
-    ¡Contra, quieres cerrar la ventana de una vez cenutrio! – Vuelve a pulsar el telefonillo y a decir - ¡Me oyes ahora!
-         Pues claro.
-         ¿Pero has cerrado la puerta del descansillo?
-         ¡No!
-         ¡Pues ciérrala!
-         ¡Pues cierra tú la del portal!.

Mi madre vuelve a pulsar y nada un silencio se produce y mi padre aparece en la ventana
-         ¡Pero chica le quieres dar al botón de una vez!
-         Si le estoy dando, ¿es que no lo oyes?
-         ¡Pues NO!
-         ¿Pruebo otra vez?
-         ¡Vale!

Vuelve a apretar el telefonillo y nada

-         ¡Chico quieres abrir!

En esto que pasa una vecina.
-         ¿Qué té pasa?
-         El bobo de mi marido, que no me abre.
-         Pues llama al telefonillo.
-         Si es que no funciona.
-         Por eso no te abre.
-         No me abre por que es tonto de narices, que llevo media hora probando y el muy animal, sigue esperando que suene.
En esto que se vuelve a asomar.
 
-         ¿Pero ya has llamado?
-         Pues caro que he llamado ¿quieres abrir de una vez la puerta? ¡Que esto no funciona y estoy harta de hacer el ridículo!
-         ¡Voy!

Un ratito después, mi madre a gritos igualito que Pedro Picapiedra le decía eso de:

-         ¡Ábreme la puerta desgracioooooooooo!.
Y mi padre que se asomaba con cara de inocente y le decía.
 
-         Si lo estoy haciendo.
-         Pero no ves que el telefonillo está roto, quieres bajar a abrirme
-         ¡Jolín, como te pones!
-         ¿Qué como me pongo?
-         Si mujer, que esto lleva un procedimiento.
-         Y el desarrollo del cerebro y mira el tuyo con 68 años y todavía sin desarrollar.

En fin que me quedé sin atónita, sin palabras y pensando.

¡MADRE MIA!






21 comentarios:

  1. Que bueno, las puertas son un invento del demonio.

    ResponderEliminar
  2. se te caeria hasta la bayeta de la mano, como si lo viera.......

    ResponderEliminar
  3. DDMX: Sobre todo si no tienes la llave y el que te tiene que abrir le falta un hervor.

    Un besazo.


    BETTY: La verdad es que se me cayo hasta el alma y sobre todo pensé, ¡Por Dios! que sea adoptada.

    Un besazo.

    ALMA MATER: Si desde la distancia es muy divertido y yo después con mi hermana me partia, pero no me lo podía creer.


    Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Y cuando te quisiste dar cuenta había un corillo de 2.345 personas aplaudiendo por el maravilloso final.
    Eres la caña,Odry.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. jajajaj para grabarlos, tus padres son la caña !
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  6. Pobre criatura, seguro que es adoptada no me cabe la menor duda.

    ResponderEliminar
  7. Si es que se lo poneís muy dificil, jo!!!
    ¿no había bajado a comprobar que funcionaba, pues con las llaves en la mano?

    (ayer me pasé dos horitas frente a mi casa por dejarme las llaves, así que tengo cierta sensibilidad con esto de las puertas)

    ResponderEliminar
  8. MORGANA: La verdad es que algo de publico hubo, el suficiente para que llamaran al técnico y lo arreglara antes de que mi padre se lo cargara del todo, je je je

    Un besazo.

    BET: Ni te imaginas son la caña pero con pez y todo, no sabes las que me lian en cuantito me descuido.

    Un besazo.

    NITIMISTRATI: Esa es una de las ilusiones de mi vida, pero como de vez en cuando me sale el deje, pa mi que me temo lo peor y algo de genética tengo, sólo espero que sea el mínimo exigido, ja ja ja

    Un besazo.

    PILAR: si eso es lo razonable, pero quien te ha dicho a tí que mis padres lo sean, ja ja ja

    Un besazo, siento lo de tus llaves, por eso yo le dejo copia a medio vecindario, por que soy un desastre, creo que son los genes.

    ResponderEliminar
  9. Son los habituales diálogos y malentendidos que se producen entre parejas de matrimonios mayores. Muy bien relatado.
    Feliz fin de semana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. DISANCOR: Mis padres se pasan la vida en un malentendido, para que te hagas a la idea.

    UN saludo.

    ResponderEliminar
  11. Odry ,mientras pueda..aquí estaré.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Si es que lso telefonillos los carga el diablo...

    jajajajajaajajajaajajajajajaja

    Besicos princesa
    Elly

    ResponderEliminar
  13. Así la vida es activa y en cercanía se vive lo que sea, con tal de asegurar el momento,Las llaves se pueden olvidar y montar lo que cuentas y armarse la marimorena;pero es un tanto gracioso todo, en fín, para no desesperar y reír lo gracioso del caso.Pues quíén no ha tenido un despiste semejante?Me satisface el momento lector.Sigue contándonos esas pequeñas historietas d vecindad. Gracias por visitarmem pásate por los otros.
    Besos es magnífica tu narración
    Evaristo

    ResponderEliminar
  14. Muy comunicativos tus padres jejeje
    Un besazo guapa y buen finde

    ResponderEliminar
  15. Me parto, juas, juas.
    Con la vergüenza ajena que yo sufro, es que me parto, juas, juas, juas.

    ResponderEliminar
  16. MORGANA: PRECIOSA LO SE.

    GRACIAS Y UN BESAZO

    ELLY: AL QUE LO CARGA EL DIABLO ES A MI PADRE, QUE ARREGLANDO LAS COSAS MONTA UNAS, QUE SE ENTERA TODO EL VECINDARIO.


    UN BESAZO.


    DIADOCO: GRACIAS POR TÚ COMENTARIO, ME PASARÉ A VERTE AUNQUE A VECES NO COMENTE POR FALTA DE TIEMPO.

    UN SALUDO.

    40AÑERA: LO QUE SOBRA EN ESTOS DOS ES COMUNICACIÓN, JE JE JE

    UN BESAZO.


    PSEUDOSOCIÓLOGA: ESTOS DOS NO TIENEN VERGUENZA, NI QUIEN SE LA PONGA, Y MI MADRE ALGO MÁS PERO MI PADRE ES DE TRACA.


    UN BESAZO.

    ResponderEliminar
  17. Madre mia y padre mio.....pero es que la tecnología si falla, es que nos puede atacar los nervios. Se comprensiva con ellos, niña.
    Besos
    Sherezade

    ResponderEliminar

Offeburg y su buena gente

De Gengenbach a Offenburg sólo a hay 10 kilómetros. Así que era visita obligada. Mi queridísimo y yo, habíamos buscado un área pa...