23 mar. 2011

¡POR DIOS QUE SEA ADOPTADA.

Después de tanta condescendencia hacía mi personilla, de todos aquellos valientes que decidieron leer él ultimo post, me he puesto manos a la obra por que la última de mi padre tenía que contarla o eso o iba a reventar y es que una comida casera en mi casa da para mucho, creerme es un autentico filón.

            Os pongo en situación, domingo 2:30 de la tarde, sentados a la mesa mi Lucero, mis dos preadolescentes, mi hermana, su churri y mis padres uno enfrentito del otro.

            En el primer plato ya comenzó la polémica cuando mi padre (que el jodio parece que lo hace a propósito) le dice a mi madre, que tiene que arreglar el coche.

-         ¡Gordi!, He llevado el coche al taller y me han dicho que hay que cambiar los amortiguadores delanteros.

-         ¡Ya estamos! ¿Es qué me quieres dar la comida? – Le contesta mi madre desairada, que la revienta el hecho de que me padre le pida dinero para el coche. Que no es que sea tacaña, es que es pronunciar la palabra dinero y se pone igualita que la niña del exorcista, sin espuma por la boca, esos sí, lo curioso es que pasados cinco minutos se le pasa y te dice que cuanto necesitas como si no hubiera roto un plato en su vida.
-             Es que hay que arreglarlos, me lo a dicho el mecánico que no es cosa mía.
-         ¿Y cuanto me va a costar la broma? – Hay ya se estaba relajando.
-         Pues poco, unos 175000 €.
-         ¡Heeeeeeeeeeee! – Sonido que se produjo en la mesa de todos los presente que mirábamos a mi padre, bueno todos menos mi madre. Que es una pena no tener la cámara preparada para estas ocasiones, por que a mi madre no sólo se le cayó el tenedor de la mano chocando con un fuerte impacto en el plato de cerámica, y mandando la paella a freír monas, es que su cara se transformo, sus ojos echaban fuego, su boca desencajada era incapaz de articular palabra alguna, el color de su piel era de un rojo intenso que acojonaba.
En el silencio sepulcral y aterrador que se hizo, todos nosotros íbamos con nuestras miradas desde la cara de incredulidad de mi padre, como preguntándose que he dicho de malo y la mi madre que estaba a puntito de estallar cual bomba atómica, por un momento pensamos en salir corriendo para que no nos salpicara la sangre, pero fue entonces cuando mi hermana rompió el hielo y le dijo a mi padre.
-         ¡Papa! ¿Dónde tienes escondido el Ferrari? – su mirada era amenazante y desafiante a la vez.
-         ¿Qué dices niña? – Le contesta mi padre, sin entender la broma
-         Papa que una avería de nuestro forito no puede costar esa pasta, que como mínimo tiene que ser un Ferrari y de colección y si no es así cómprate un coche nuevo, que te va a salir mucho más barato.
-         Más barato, pero si es baratísimo.- Se levanta de la mesa abre el mueble y saca un papel, que me entrega.
-         ¡Papa! Pone 175 € ¡De dónde leches has sacado tres ceros, que como mucho sólo le puedes poner los dos detrás de la coma!
-         ¡Anda pues lo que he dicho 175 € de esos!

-         ¡Tú lo que quieres es matarme de un soponcio! – Le dijo mi madre que ya por fin pudo pronunciar palabra y estaba dispuesta a todo.
-         ¡Ves hija!, ¿Es o no es como para perderla el cariño? – Me dijo mi padre con toda su inocencia.
-         No la tientes papi, que todavía te pone el plato de sombrero.
 
             Y es que mis padres se pasan la vida discutiendo, pero a lo bestia, por que son tal para cual, tienen muy mal café que se suele decir, y lo más curioso es que sólo discuten cuando hay familiares de por medio, que si no están la mar de felices y tranquilitos, además no es que empiece siempre el mismo es que se compensa que esta uno bien el otro le pincha y así sucesivamente, es un no parar, igualitos a los de matrimoniadas, además les da igual que les regañen en cuantito te das me día vuelta se lían otra vez, como si fueran dos niños chicos, creo que ya no saben entenderse de otra manera.

-         ¡Ves hija! Como se pone tú madre es que no se la puede decir nada.
-         ¡Hombre papá! Es que si todo se lo dices igual de mal, te la vas a cargar.
-         ¡Que va! Si yo la hablo bien, pero es igual de impaciente que su madre, ¡Qué Dios la tenga en su gloria! – Todo esto con cara de angelito y mirando hacia el techo con las manos alzadas al cielo.
-         Pues que la tenga a la tuya ¡Cenutrio! ¡Que es la que sé a muerto! Que la mía sigue vivita y coleando. – Le respondió mi madre con aire sarcástico.
 
No os podéis ni imaginar el ataque de risa que nos dio a todos, bueno a todos menos a mi padre, que se quedo el hombre pensativo por un momento analizando sus palabras.
 
Tranquilos no padece ninguna enfermedad, siempre a sido así, dice cada cosa que nos pone los pelos como escarpias y cuando le recriminamos, por los dicho siempre pone cara de inocente y nos dice.

-         Pues anda lo que he dicho.
Y se queda tan pancho el jodio.






23 comentarios:

  1. Oye a ver si lo de tu padre es una estrategia, primero pide una cantidad astronomica, y luego cuando descubre que son 175, pues ya como que resulta barato no?. Voy probarlo, voya a pedir 500 euros para un vestido, cuando tenga a mi madre acojoná, le digo que noo que me he equivocao y son 50, igual cuela.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. BETTY BOOP: Oye pues no te creas que es una tontería, que esta noche lo intento yo con mi Lucero, je je je

    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. jajaja, pues a mi betty boop me ha dado la idea para un vestido...
    Cojonuda asi la familia, da gusto, la mia es parecida, empezamos picando y acabamos tirados por los suelos de la risa...bueno a veces otras no :)
    biquiñossss, sigue en pie la cañita. Coje tu casita movil y en unas horas estas aqui que estoy aburrida

    ResponderEliminar
  4. ¡175 €! eso es mi sueldo anual.

    ResponderEliminar
  5. Ainss...y pensar que en unos añitos nosotras seremos las protagonistas y nuestros preadolescentes ya creciditos los que nos describan en sus blogs.

    Besitos, guapa.

    ResponderEliminar
  6. SIDRINA: Si es que esta chica sabe mucho, vale su precio en oro.
    Oye lo de la cañita tú dime donde tengo que ir, que ya me encargo de convencer a mi Lucero (es que no me deja la casita movil, dice que soy peligrosa y lo peor de todo es que lleva razón) Y cuando menos te lo esperes estoy en la puerta.

    Un besazo guapa


    DDMX: Pues por que te crees que nos iba a dar el soponcio, ja ja ja

    Un besazo.

    Neuriwoman: Pues espero ser menos graciosillo que mi padre, que cualquier día nos da un patatus, ja ja ja


    Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Odry, se ve que sois una familia muy compenetrada, me gusta el blog.

    Así que ya tienes 60 seguidores más 1. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. jajajaj y lo bien que os lo pasais, ahora tu madre se lleva cada susto que pa que.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  9. En el fondo es mu pero que mu listo, como dice Betty, prueba la técnica con tu lucero y veras como da resultados jajajaja
    Un besote

    ResponderEliminar
  10. Tremendo, si ellos solos dan para un blog.

    ResponderEliminar
  11. En una de estas lo desfigura y con razón, hombre por Dios...

    Me encanta como lo cuentas ;)

    ResponderEliminar
  12. Hace un montón que no me paso a visitarte y me encuentro que me he perdido mucha, pero que mucha literatura. Mañana, sin falta, me pongo al día.
    A mí me pasa lo mismo que a tu papá, que todavía conviven en nuestros míseros cerebros viriles (toma ya)las pesetas con los esos ¿Como se llaman? ¡Euros! y tenemos tendencia a decir siempre "mil" después de cualquier cantidad.
    En cuanto se nos cure el alzeimer ese, todo vuelve a la normalidad.
    Vas a ver....
    Un besino.

    ResponderEliminar
  13. TUTANKAMON: Eres un sol, nos sabes la ilusión que me hace.

    Un saludo y mil gracias.


    BET: No te creas a veces en los momentos de tensión, me encantaría ser invisible, pero nena no hay manera, no soy capaz de desaparecer.

    Un besazo.


    40AÑERA: Tesoro eso es lo que preferimos pensar todos, por que si no se lo haríamos mirar, pero profundamente, je je je


    Un besazo.


    PSEUDOSOCIÓLOGA: Si los vieras en acción te darías que un blog se les quedaría chico, que sólo cuento el 10% por no ser repetitiva.


    Un besazo.


    PILAR: Eso es lo que nos tememos, no te creas, menos mal que mi padre corre que se las pela, ja ja ja

    Un besazo y gracias.


    VALDOMICER: Si sólo fuera el problema el cambio de € a pesetas sin rpocesar, la cosa tendría arreglo, ja ja ja

    Me hace ilusión lo de la literatura, pero esto es como las huevas de Lupo y el Caviar, apenas se parece, je je je


    Un besazo.

    ResponderEliminar
  14. Mi niñaaaaaaaaaaaaa,lo que me has hecho reír...sois la caña.jajajaja.Mensaje enviado desde un pc que no es mío,estoy sin conexión a Internet,espero volver pronto.
    Guapaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  15. MORGANA: Tú si que eres la caña bicho, me alegra hacerte reir, preciosa.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  16. jajaja solo tu podrías describir una simple comida familiar como toda una aventura jaja, me encanta. pero siempre pienso que mi vida es de lo más monotona después de leer tu blog. Un saludo

    ResponderEliminar
  17. ANESKA: Preciosa, a veces es mejor tener un vida monotona creeme, no sabes lo que cansa andar con este stress.


    UN besazo

    ResponderEliminar
  18. jaja me hiciste reír, muy bueno con las imágenes que pusiste :p Te sigo reina ♥

    ResponderEliminar
  19. MI MUNDO: De eso se trata, de reirse de las cosas cotidianas.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  20. jajajajajjaja qué cosas jajajaj

    ResponderEliminar
  21. Pues pobrecito padre tuyo, porque con los euros nuestros mayores y no tan mayores aún se lían......que no tiene la culpa, que no......que me cae muy bien, así que un día invitadme a comer que debe ser divertidísimo.
    Hala, a seguir disfrutando con esa familia tan superguay.
    Un besote
    Sherezade

    ResponderEliminar
  22. S.: No lo sabes bien tú.

    Un besazo.


    SHEREZADE: Si es que mi padre a nacido liao, que no tiene arreglo ni quien se lo ponga, es un desastre el jodio.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  23. Hola Odry, tu padre puro talento...es que no comprendeís al pobre....y claro no entendeís de ferraries.....lógico...buen día, gracias guapa, besos ocultos...

    ResponderEliminar

Offeburg y su buena gente

De Gengenbach a Offenburg sólo a hay 10 kilómetros. Así que era visita obligada. Mi queridísimo y yo, habíamos buscado un área pa...