23 jun. 2011

BUENO, BUENO, BUENO

             Vale se me acabaron los buenos tranquilos, pero es que durante unos meses (si habéis oído bien meses, que penita doy y que poquito valgo, no subían los seguidores ni a la de tres ¡Que no, que es broma! Que si no enseguidita la gente me dice eso de nena tú vales mucho, y eso ya lo se, pero si lo digo me llamaran presuntuosa, así es la vida, aunque la verdad sigo siendo desastrosa, pero a lo que iba) tenía 69 seguidores, que la verdad me hacía la mar de ilusión, me parece un número precioso, y no sólo por lo que vuestras mentes calenturientas estarán imajinando, que también no lo vamos a negar, si no por que si le das la vuelta el resultado es el mismo, con lo cual nunca se puede una equivocar, je je je, tomároslo como os de la gana, que os veo inspirados.
 
En fin que me disperso, el caso es que hoy he visto que e superado ese número mágico y la verdad me ha hecho tanta ilusión que me he puesto a escribir como una loca, que si, que ya se, estoy de remate con o sin seguidores, o si no como explicar lo ultimo que me ha pasado, estoy preocupadísima, por si además de estar de remate, a echo aparición el Alzheimer, que también puede ser, cada vez se dan casos en gente más joven (Con que estilo me quito años, je je je).
 
Como estoy de vacaciones forzosas, mis vecinas muy majas ellas y ya que desde nuestras malas experiencias con administradores de fincas varios, yo me dedicaba entre otras cosas en llevar la comunidad de vecinos, sin pago de prestaciones que la confianza es lo que tiene, me han buscado otra comunidad en este caso la de los garajes, mucho más sencillita donde va a parar, pero seguimos sin cobrar, que se le va hacer es mi signo.

El caso es que tenía reunión de Comunidad de Garaje el lunes pasado y yo deseando ir por que la anterior administradora, muy bicha e incompetente dicho sea de paso, tenía que traernos la documentación y ponerme al día, lo más divertido es que no quiere hablar conmigo, me ha declarado persona “non grata” y la verdad es que no lo entiendo, por que soy la mar de maja, además fue Manuela la del bombo la que la persiguió en bolas por el patio, mientras la gritaba un montón de improperios, yo y otras vecinas fuimos a su rescate, que no es que no se lo mereciera la administradora, pero es que Manuela en toda su salsa impresiona, no os imaginaís cuanto, el caso es que eso fue el declive de la cooperación entre Comunidad y Administradora, aunque la verdad nunca existió, yo le hacía el trabajo y ella cobraba básicamente, le di mi apoyo y mi paciencia, como Presi me cargue con todo y ahora dice que no quiere hablar conmigo, que si hay algo que decir se lo diga a través de un vecino, como si fuéramos niñas de colegio, la verdad no lo entiendo, es por ello que tenía más ganas de verla en persona, pero ocurrió lo peor, algo irreparable.

El lunes a eso de las 21:00 de la noche, se presenta mi vecino el bonachón, con cara de por que me has hecho esto, diciéndome eso de:
-         ¡No has venido!
-         ¿A dónde?
-         ¡La reunión!
-         ¡Ostras! ¡La reunión! ¡Era hoy! Se me ha olvidado.
-         Iba a llamarte, pero pensé que te había surgido algo.
-         Sí una ataque de Alzheimer, ¿Cómo se me ha podido olvidar? ¡Con las ganas que tenía de echarme a la cara a la vicha y que me explicara el por que de esa manía persecutoria de decir que tiene diferencias irreconciliables conmigo! – Claro que las hay, pero por que yo no soy una cara dura, no porque me haya portado mal con ella, cobro un año entero sin querer, ni vernos, por lo de Manuela, en cima que la ofrecí todo mi apoyo, ni que hubiera sido yo la que la hubiera perseguido.

El caso que Bonachón, me dijo que no me preocupara que el tenía los papeles y que si tenía alguna duda lo consultara con el, ¡Manda huevos! Doblemente indignada, que me daban ganas de acampar en frente de su oficina, que le estoy cogiendo el justo a esto de la protesta pacífica.

Eso no es lo peor, lo peor fue cuando le invite a pasar para ver la documentación entregada y comprobar que estaba todo y mientras hablábamos yo veía como el miraba en dirección de la cocina y me miraba a mí y a sí los 30 minutos de reloj que estuvo en casa, cuando se fue, pase mi mirada atentamente para ver que es lo que le había llamado la atención y ero una copa, si una copita de cava, había echo para cenar rollitos de gallo al cava y me serví mientras cocinaba una copita, mi pobre vecino Bonachón, habrá pensado que estoy peor que Manuela y que en que manos están dejando todos los tramites administrativos de la Comunidad incluidos las transacciones bancarias. No se si me comprendéis lo que quiero decir, no sólo se me olvida la reunión si no que encima estaba tomándome una copita de cava, más feliz que una lombriz mientras los vecinos estaban en la reunión. Vale que fueran 4 pero eso no es excusa.

En fin que ahora además de pensar que soy purito despiste, también pensará que estoy más tiempo del deseable piripi.

La sociedad acepta que una se beba 4 o 5 cervezas como algo normal, eso si, si te echas UNA copita de vino o de cava, parece que eres una autentica alcohólica, manda narices, no  lo entiendo ¿Por qué algunas bebidas están mejor vistas que otras? ¿Qué tiene la cebada, que no tenga la uva?

Hay lo dejo por si queréis polemizar que yo estoy en un sin vivir en mi preocupadísima y desde el lunes lo apunto todo por si acaso, se me olvida algo, también e dejado el vinillo, por lo de que el alcohol mata las neuronas del cerebro y creo que no estoy como para arriesgar, que a lo sumo tengo un par a la cual más ocupadita.

 

19 jun. 2011

CUENTOS, CUENTOS

No sabía como comenzar mi post y la presidenta de esta mi comunidad me ha hecho llegar entre acta y acta el siguiente texto, lo mismo ya lo habéis leído pero a mi me a echo reír y me gustaría compartirlo con vosotros, que una sonrisa vale su peso en oro.
Cómo contra quieren que me porte bien,

Si de niña veía que Tarzán andaba desnudo,
Cenicienta llegaba a medianoche,
Pinocho mentía

Añadir leyenda
 Batman conducía a 320Km/h,                                                      
La Bella Durmiente era una vaga,
Blanca Nieves vivía con 7 tíos,
Caperucita no le hacia caso a su madre,
BettyBop iba vestida como una fulana,
Pulgarcito tiraba migas por todas partes
y por si eso fuera poco, ¡Popeye fumaba hierba!
¡VAMOS, NO ME FASTIDIES ASÍ NO HAY MANERA!

            Se que no es una entrada muy trabajada, y que vosotros os merecéis muchísimo más, pero se da la paradoja de que tengo trabajo extra y eso que ando en el paro, pero me ha dado por pintar la casa. Mi vecina dice que al final se van a juntar las paredes, pero yo creo que exagera, que tampoco pinto tantas veces. Por si esto fuera poco, me nombraron administradora oficiosa que no oficial y como la Presi es hiperactiva, no me deja parar, andamos todo el día entre presupuestos y bancos, además y por si esto fuera poco la llegada del buen tiempo ha hecho que nuestras cenitas y charlitas en el patio hayan vuelto a nuestras vidas con fuerzas y una no se puede resistir a pasar buenos ratos con gente maravillosa, además de los cotilleos varios mientras arreglamos el mundo, que mira que lo complican los jodios políticos.

            En fin que me dejo llevar por las mieles de la vida y por la actividad que si no tengo me busco, por que soy incapaz de estarme quietecita ni dos minutos y por que disfruto tanto de todo lo que hago, que no puedo renunciar a ello.

           

11 jun. 2011

¡YA ESTOY AQUÍ!

            Después de mi ausencia, espero volver poco a poco a la normalidad, o sea que os daré el coñazo de nuevo.

He tenido muchos problemas para publicar comentarios, desde aquel famoso viernes negro, mi blog no ha vuelto a ser el mismo, de vez en cuando me impide incluso publicar a mí, pero bueno espero que se haya arreglado en mi ausencia y que coste que no es una excusa, palabrita.

            Contradictoriamente a lo que pudiera parecer mi falta de tiempo tiene que ver con el incremento de mi personita en las listas del paro. Debe ser que me sentía discriminada y para no destacar, que me he dicho


Nena hay más de 4.000.000 millones de parados, vas a ir tú en contra de tanta gente y a la dicho y he hecho, contrato terminado y a casita. (Esta soberana gilipollez se me ha ocurrido para quitar hierro al asunto, que nadie piense que estoy tan perturbada, que no es que no lo este, pero no a estos niveles).
 
            Este trabajo ha sido una de las mejores cosas que me han pasado en la vida, llego de repente sin buscarlo, siempre fui consciente que tenía fecha de caducidad, a lo mejor es por eso que lo he disfrutado tanto, por que el sueldo era penoso, no llegaba a mil eurista ni de lejos, no te digo más, aún así sólo he sacado cosas positivas y sorpresas, algunos inesperadas y quizás por ello muchísimo más agradables, como el día en que mis chicos, con mi rubia favorita al frente me hacían un regalo de despedida, en la notita que acompañaba el regalo, me agradecían el ser tan alegre por las mañanas y ser tan guerrera, es curioso, el simple hecho de levantarme a las seis de la mañana para ir a trabajar me producía un subidón, y no es que sea masoca, creo que soy normal, aunque todos los que me conocen digan lo contrario, ¡Es broma!, la verdad es que no se atreven a decírmelo, pero segurito que lo piensan.
           
            En fin que me disperso, el tema es que el echo de llegar a la oficina y juntarnos a contar nuestras desventuras, de las cuales nos reíamos un montón, debe ser de lo surrealistas que pudieran parecer o de que los pobres terminaran sometidos a mis experimentos, sobre todo aquellos que tenían que ver con la videncia,
para saber si aquello tenía futuro o cuando menos era mínimamente aceptable a la hora de ponerme con la mesita en medio de la calle a predecir el futuro a todo el que pasara por allí, que es que no me da para local.
Los pobres aceptaban con paciencia mis predicciones, que eran como para perderme el cariño, creo que me lo debieron perdonar por que son muy buena gente, o al menos lo disimularon muy bien, eso sí, no creo que me lo vuelvan a pedir, creo que e perdido clientes, bromas a parte lo que la gente no entiende es que son tan estupendos, tan increíbles, tan especiales, que gente como yo se alimente día a día de ello y es allí donde radica mi vitalidad, mi energía, la que me hace levantarme con ganas de comerme el mundo cada día, es la gente que me rodea, me hace tan feliz sólo el echo de estar ahí, de tratarme con cariño y respeto, eso es todo lo que necesito para ser feliz y seguir cada día con mis locuras, metiéndome en jardines, algunos de ellos espinosos, pero que no me preguntéis por que siempre salgo airosa, aunque en más de una ocasión haya tenido serias dudas al respecto.
 
            La verdad es que tengo mil ideas en la cabeza y mil agradecimientos para toda la gente que me ha rodeado y que ha sido tan maravillosa con migo y no es que me vayan a leer o piense que hay alguna posibilidad de volver, se que eso es imposible, por como están las cosas, pero yo necesitaba decirlo, hay compañeros que merecen la pena y yo he tenido la grandísima suerte de encontrarme en todos mis trabajos con ellos.

            De este trabajo ha sacado en concreto otra cosa cuando menos te lo esperas, puede pasar cosas y muchas de ellas maravillosas, cuantas veces habéis estado haciendo algo y habéis dicho esto no sirve para nada, os equivocáis todo sirve, en algún momento de la vida servirá seguro. Es por ello que a pesar de que la cosa esta muy malita mi cerebro no para de crear ideas, algunas para hacérselo mirar por un profesional de la psiquiatría, también es verdad, pero sí vino este trabajo sin avisar y haciéndome tan feliz, por que no puedo idear algo que me ayude no sólo económicamente si no también a sentirme mejor como persona, creo que merece la pena abrirte al mundo y saborearlo al máximo todo lo que nos puede ofrecer, por eso, admito todo tipo de consejos e ideas, que lo mismo entre todos sacamos algo en claro o cuando menos montamos un negocio del que podemos vivir y todo.
 
¡Ah! Y no os cohibáis por rara que parezca la idea, ya la daremos forma, que nunca se sabe.
 
            Por último perdonar que este blog no hay seguido un orden, el intentar decir tantas cosas a la vez es lo que tiene, eso y la falta de tiempo, mil disculpas y un besazo para todos, por compensar, que no se diga.
 
           

           

GENGENBAH Y EL ENCANTO DE LO SENCILLO

Por la tarde llegamos a Gengenbach, un pueblecito de cuento que tiene un área de autocaravanas, super mona y cuidada, en pleno valle,...