20 oct. 2011

Y SIN EMBARGO...

            ¿Se puede estar triste, a pesar de sentir cierto grado de felicidad?

No me ocurre nada malo, ni disgustos, más allá de los que puedan dar mis bestias pardas, ni problemas que no tengan solución, tampoco existe una enfermedad de algún ser querido o mía propia de difícil curación, ni siquiera discusiones con amigos, familiares o vecinos y eso que el Paparazzi lo intenta de vez en cuando, sin olvidar a la de Cuenca que me tira de la lengua, aunque se que no lo hace para molestar, si no más bien para oírme un ratito. A pesar de la edad, estoy bien con mi cuerpo y mis arruguillas, tengo pelo en la cabeza, aunque al paso que se me cae, en la próxima foto me veréis calva, pero nada de esto me produce la tristeza.




          
  Lo más raro es que soy feliz, siento una especie de bienestar conmigo misma, tengo una agenda llena de cosas por hacer y muchas ganas de vivir, me gusta mover el mundo, no que el mundo me mueva, me gusta cambiar las cosas, no que las cosas me cambien, me gusta luchar en todas las batallas y no darme por vencida hasta el final, prefiero arrepentirme de lo que hago y pedir perdón, que no hacer nada y dejarme llevar por la hipocresía, pero estoy triste.




            Lloro con los anuncios, las noticias, películas, hasta con los dibujos animados, bueno teniendo en cuenta que las noticias son todas malas, que los anuncios son  de pena y los dibujos animados, son de psicoanálisis, tan poco es de extrañar, pero no como para llorar, digo yo.

            Según Nereidas y yo lo comparto, si estas feliz conseguirás el éxito, no al revés, con lo cual yo debo de tener un montón y sin embargo estoy triste.
 
            Bueno la verdad es que pensaba que con este psicoanálisis encontraría la razón por la que estoy triste, pero nada, quizás sea por lo que estamos viviendo, la gente quedándose sin casa, buscando en la basura, perdiendo todo por lo que lucharon, mientras algunos, están pendientes de chorradas como tener muchas televisiones autonómicas o nacionales, para podernos lavar el cerebro y que no pensemos en como cierran ambulatorios y hospitales. Personas que dirigen un banco a la ruina se lleven indemnizaciones de 20 millones de €, para eso pueden contratarme a mi o a cualquiera, quien no arruinaría un banco por esa cantidad. ¿No seria más normal pagar por reflotarlo sin recibir ayudas que salen de nuestros impuestos?
 
Esto parece el mundo al revés. Noticias como que de la reunión con ETA han dicho que lo primero que tienen que hacer es dejar las armas, señores creen realmente que para decir semejante coherencia hacía falta pagar el dineral que han pagado y que nadie sabe de donde ha salido a tanto señor extranjero, por muy buen nombre o reputación que tenga. Justamente eso es en lo único que todo el  mundo está de acuerdo por pura coherencia, nadie se puede sentar a negociar con otro mientras este te apunte con un arma, eso tiene otro nombre, ¡por Dios!
 
En fin que lo mío no es la política, simplemente intentaba saber por que demonios llevo una semana sintiéndome triste, no quiero dar pena, realmente no me ocurre nada y tampoco hay razón para este sentimiento, pero necesitaba expresarlo, a veces si cuentas algo que te produce malestar, es como si fueras capaz de enfrentarlo y de esa manera cambiarlo, por eso seguramente mañana me sentiré bien, así que no quiero nada de compadecimiento, si acaso un buen psicoanálisis.
¡Ser felices!

¡Manda huevos la gilipollez que acabo de escribir!
PD: Perdonar mi estupidez, no es crónica, al menos esa es la ilusión que tengo.

17 comentarios:

  1. Yo también estoy triste; pero sí tengo razones, muchas, para ello.

    ResponderEliminar
  2. Dicho así, también me da tristeza, porque es terrible saberse en un mundo al revés así, "bueno fuera" que afectara a unos cuantos (es un decir) pero las políticas afectan a todo hemisferio.

    Decía Friedrich Nietzsche, existe arte para no morir de la verdad, a veces aislarse no es una opción es la única solución.

    Que bueno verte de nuevo y expresando sobre todo, un abrazooo Odry.

    ResponderEliminar
  3. pues yo cuanto más feliz estoy más comeduras de cabeza me entran y me da tristeza...si es muy bipolar pero pasan esas cosas no eres la única.
    Yo me pongo triste al pensar que mi felicidad puede acabar...buff estoy para psicólogo jiji. Tranquila desahogate. Un besito. Yo de politica no hablo tampoco porque me enervo.

    ResponderEliminar
  4. "SE NECESITA TRISTEZA PARA CONOCER LA FELICIDAD,
    RUIDO PARA APRECIAR EL SILENCIO
    Y AUSENCIA PARA VALORAR LA PRESENCIA".

    O por lo menos eso dicen. Bikiños.

    ResponderEliminar
  5. No es posible estar siempre bien, aunque este es poco consuelo, y decirte que más que entenderte te comparto ayuda menos, ya sabes mal de muchos....epidemia.

    Pero hay días, temporadas que te pillan con el curoe pelín encogido ¿no?

    besos

    ResponderEliminar
  6. He disfrutado mucho leer tu texto y me he visto a mi misma en muchos aspectos, que bueno saber que hay personas que sienten y piensan como tu aqui en este mundo, no todo esta perdido, sigue adelante, cambia el mundo.

    Si se puede tener un grado de tristeza a pesar de estar contento y visceversa.

    Gracias por compartir.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  7. JUAN IGNACIO: Eso es lo peor tesoro, lo consciente que soy de lo mal que lo está pasando mucha gente, por millones de motivos diferentes, y yo triste como una imbécil.

    Un besote.

    AMBROSIA: Tesoro si fuera capaz de aislarme, mejor me iría, pero quizás eso si que sería triste, >¿Verdad?

    Un besote.

    ANUSKA: Un consuelo lo de que más de una tengamos ese problema, ya me quedo más tranquila y menos triste quizás, si no hay como contar las cosas.

    Un besote.

    NEURIWOMAN: Bikiños y tú soys dos genios, mil gracias.

    Un besote.

    PILAR: Yo lo e tenido arreguñao, pero seguro que se va expandiendo que soy de las que se hacen hueco.

    Un besote.

    EX-PECTRUM: Me alegra saber que no soy la única, además de darte las gracias por comentar.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  8. Arriba el ánimo. Te deseo un buen fin de semana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Hola Odry, pues lo has explicado bastante bien..se resume de que así es la vida y que tiene que haber de todo...estamos en decadencia dsde que nacimos así que...hay que seguir luchando...
    Gracias guapa, con y sin pelo, buena tarde,besos arrepentidos...

    ResponderEliminar
  10. ODRY, jamás te sientas como una imbécil por el hecho de estar triste. Quien esté triste no tiene que encima sentirse culpable ante los demás por el hecho de estarlo.

    ResponderEliminar
  11. Es el cambio de estación, no le des más vueltas.

    ResponderEliminar
  12. DISANCOR: Si a mi me dura lo justo, tranquilo, que de esta salgo, aunque sea a gatas.

    Un besito y mil gracias.

    DON VITO: Es verdad y máxime cuando una vive en una montaña rusa de emociones, si es que estoy para que me encierren.

    Un beso y gracias por lo de guapa, que clava se agradece, je je je

    JUAN IGNACIO: Me siento un poco así, por que a diferencia de mucha gente no vivo un momento difícil, con lo cual mi estado de animo es absurdo y no se corresponde al momento en el que vivo, de cualquier manera mil gracias, eres un encanto.

    Un besote.

    PSEUDOSOCIOLOGA: Si eso creo yo, el otoño, nos deja tristes y sin pelo, manda huevos.
    Que ganitas de que llegue el invierno, je je je

    Un besote.

    ResponderEliminar
  13. Se puede ser feliz y al mismo tiempo tener alguna tristeza por alguna cosa que no sale como esperas, pero eso no impide que generalmente te sientas feliz, muy reflexivo.
    que tengas un feliz fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Preciosa hay días en que no puedes evitar sentirte así, espero que hoy lo veas ya de otro color.

    Muchos besos !!

    ResponderEliminar
  15. Partiendo de que pienso que la felicidad como tal no existe y que todo se traduce en un encontrarse bien o no, por lo que nos cuentas tampoco pienso que sea un vacío existencial(muy socorrido) más bien lo opuesto, como están las cosas y la saturación mediática con la que nos bombardean día a día más bien podría ser un sobreexposición o yuxtaposición existencial la causa de tu extraña tristeza. Tampoco me hagas caso, no soy psicólogo, pero si alguien que cree en la ley del osciloscopio, en la que un día estás arriba y otro abajo, en fin que me estoy liando. Encantado de descubrir tu espacio, me gusta. Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Yo estoy en una racha de apostar por la felicidad, es difícil "aunque también fácil", todo depende de mi.

    ResponderEliminar

Offeburg y su buena gente

De Gengenbach a Offenburg sólo a hay 10 kilómetros. Así que era visita obligada. Mi queridísimo y yo, habíamos buscado un área pa...