23 nov. 2011

QUE FAMILIA MÁS MAJA

            El echo de vivir a escasos 20 metros de distancia de mis adorados padres, hace que la vida de una no sea muy sencilla, el sólo echo de ir a votar (Si se lo que estaréis pensando, soy una temeraria) puede convertirse en una misión sumamente peligrosa y eso que sólo tienes que entregar el DNI y meter un par de sobre en dos urnas, pero resulta que mi Lucero cumple los años el día 20, fecha bien señalada en el calendario, por motivos varios y claro teníamos comida familiar, después de votar.
            Todos teníamos preparados nuestros dos sobres, pero mi padre decide que le habíamos cambiado el voto en casa y que quería coger el las papeletas, dichoso padre el mío, que para torturarme un poco más, por que mi hermana se hace la sueca, se le habían olvidado las gafas.

      

            - Estos sobres no valen.
            - Pero si los has guardado tú, en casa.
            - Os creéis que soy tonto, me lo habéis cambiado.
            - ¿Por qué íbamos a hacer eso?.
            - Por que sois unas arpías.
            - Y tú un cascarrabias, pero no es motivo para cambiar la votación de una persona.
            - ¡Vete tú a saber!
           
         




   Veo que se acercan dos policías hacía nosotros.

-         ¡Haz lo que te de la gana guapo!

            A lo largo de los años yo he intentado saber la opción política de mi padre, pero dado el estado de confusión y de caos que reina es su pequeño cerebro. Creo que me moriré sin saberlo, por que una cosa es lo que se defiende y otra lo que se dice y no voy a entrar en detalles, que ya hemos tenido bastante con  la campaña.

            Después de mirar un buen rato, me dice:

            - Nena, cojéeme la papeleta.
            - ¡Toma! Métela en el sobre.
            - Pero está es la que te he dicho.
            - Sí, papa, léela.
            - Es que no llevo las gafas.
            - ¿De dónde la has cogido?
            - De aquí.
            - A vale.
            - ¡Me estas vacilando! ¿Verdad? Si no llevas gafas, te sabes donde colocan las papeletas de  memoria.
            - No, o sea me estás engañando.
            - ¡Que no papa! – Mientras pensaba que era una gran bocazas, me doy la vuelta y tengo  a los dos policías detrás de mí, con cara de ¡Se la estás colando al hombre!
            - ¡Vale! Creo que reconozco el simbolito, ahora el senado.
            - Hay que tachar tres casillas papi. – De reojo miraba a los policías que no se movían de mi ladito.
            - Táchalos tú que no llevo las gafas.
            - ¿Bien dime?
            - Tal, cual y pascual.
            - Toma papi mételo en el sobre.
            - Esto no son.
            - ¡Contra papá, si no llevas gafas como leches me dices que no!- Ya me veía yo entre rejas por manipulación de voto, en vez de ir a celebrar el cumple de mi Lucero.
            - Espera que lo mire.
            - ¡Que soy tú hija, como te voy a engañar! - Haber si así me libro de la cárcel.
            - ¿Dónde están las cruces?
            - ¡Dios mío!, ¿si no ve ni las cruces, como va a ver los nombres? Los policías se impacientaban y yo no encontraba a ningún otro miembro de la familia, y mira que venían hasta los niños, serán cabritos.
            - Ha, e visto una.
            - ¡Pues mira bien! Que están todas y como sigas montando el numerito me veo entre rejas.
            - Sí no quisierais engañarme.
            - ¡Nadie te está engañando, so besugo, coge la papeleta y métela en el maldito sobre o te prometo que te lo comes! -Tenía los ojos inyectados en sangre y la voz guardaba todo el rencor del que era capaz.
 
 Un policía se acerca al final.

-         Todo bien, caballero.
-         Si, ya e encontrado las cruces y creo que me a echo caso.
-         ¡Crees! Condenado.
-         Sí, ya puedo votar.
-         Yo si que te voy a botar, por que puedo terminar el chirona que si no el mamporro no te lo quita nadie – Se lo dije entre dientes, para que no me oyera el policía, pero mi padre se partía de risa, para mí que lo hizo a drede.

Casualidades de la vida en cuanto mi padre voto, la familia apareció como por arte de magia.
QUE FAMILIA MÁS MAJA LA MÍA.




            

28 comentarios:

  1. Bueno, lo de tu familia es mucho, mucho, pero que mucho.

    ResponderEliminar
  2. Hola Odry

    jeje, en estos eventos de país suceden tanto en cada familia, se ve que la tuya (del relato) es de lo más llevadera, le sigue la corriente a tu padre y de pronto también se le revela. También considero que darle voto al pueblo es puro protocolo de la democracia, más nada, joo,

    un beso amiga. hermoso volver a leerte.

    ResponderEliminar
  3. Tienes una familia de lo más peculiar Odry.¡¡Me encantaaa!! y tú ,eres la cañaaaaaa.
    Superbesoooooooo

    ResponderEliminar
  4. No saben nada los de la familia jajaja
    Menudo marrón
    Pero mira tu por donde te ha dado una buena historia jejeje
    Besotes

    ResponderEliminar
  5. La familia que vota unida...pelea, la mañana del domingo algo similar se "cocía" en casa de mis vecinos que "acusaban" a sus hijas de lo mismo, mira que sois malas, las hijas, digo.

    Felicidades al Lucero ;)

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué votación más divertida! Y para que resulte divertida una votación es que tu familia tiene que ser la caña. O tener la habilidad que tú tienes para contar las cosas.
    Besos, nena. Y felicidades al Lucero y a su mamá, que en buen día fue a parir.

    ResponderEliminar
  7. El hecho es que hecho es con h y porque junto. Pásale un corrector de vez en cuando que hace daño.

    ResponderEliminar
  8. Me has hecho recordar mi primera votacion yo muy chulita con mis 18 recien cumplidos y mi padre delante de todos indicandome la papeleta que tenía que cojer. Antes lo odiaba jajjaa ahora recuerdo la escena con cariño. Y es una suerte tenerlos tan cerca, yo los echo un montón de menos. Bicos. Sidrina

    ResponderEliminar
  9. PSEUDOSICOLOGA: Sí hija mía, mi familia es como para ponerla en un marco.

    Un besote.

    AMBROSIA: Estoy contigo, puro tramite el de votar, aunque a veces no haga ilusión pensar que algo puede cambiar.


    Un besote y gracias tesoro.

    MORGANA: Se que no soy gran cosa, aunque tú me valores tan bien siempre, por que eres un encanto, lo único es que tengo una familia de manicomio y eso da para mucho, je je je

    Un besote.

    40AÑERA: Sobre todo mi hermana, que aunque vive con ellos, siempre me los manda cuando hay follón, tiene una cara dura, que no te imaginas, con eso de que es la pequeña, abusa de mi.

    Un besote.

    PILAR: Nunca se me ocurriría cambiarle el voto, al cayo de mi padre, no ves que es el único día que mi madre le deja decidir algo.

    Un besote.

    CONTANDO LOS SESENTA: Tesoro, mi padre es de traca, no cuento la mitad, por que al final me denuncia, por hacerlo personaje público, ja ja ja

    Un besote preciosa.

    ResponderEliminar
  10. ANÓNIMO: Hola quien quiera que seas, me gusta que me digan los fallos que cometo, por que si hay algo que me guste hacer, es aprender, cuanto más mejor.
    No presumo de ser buena escritora, que soy consciente de lo mal que lo hago, he intento no cometer faltas de ortografía, pero a veces las prisas me juegan malas pasadas, se que no sirve como excusa, pero es lo único que puedo decir en mi defensa, que esta más que perdida, por que llevas toda la razón.
    Sólo te pediría que no te quedaras en las palabras mal escritas, si no en el intento por conseguir una sonrisa.
    De cualquier manera mil gracias, querido anónimo.

    ResponderEliminar
  11. jajajajja todo un lio vamos!jajajja

    ResponderEliminar
  12. S: Mi padre sin gafas tiene mucho peligro y eso que dice que ve bien, el jodio.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  13. Bueno, una familia muy maja y muy divertida. Tú padre es un poquillo desconfiado, pero por si acaso. Deseo que la votación acabara bien y tuvieras un feliz cumpleaños. Encantadora forma de relatar los acontecimientos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Los anecdotarios familiares pueden escribirse por volúmenes, aunque hay historias de todos los colores y sabores. Observo que no falta diversión, ni aburrimiento... bien está.
    :)

    ResponderEliminar
  15. DISANCOR: Es que es la única decisión que toma el pobre, por que mi madre no le deja tomar ninguna más, al menos que ella quiera claro, ja ja ja.

    Un beso y mil gracias.

    SERGIO: No creo haberte visto por aquí, así que bienvenido a mi blog de locos.
    Tienes toda la razón en lo de la familia, se puede escribir tanto, yo resumo por no aburrir, je je je

    Un besote y mil gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  16. desde luego, a quien se le ocurre ir a votar con la familia.... Jajajajaja. Los polis estarian flipando. Un beso wapa

    ResponderEliminar
  17. CARLOS: No te imaginas cuanto.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  18. Cosas de familia, ya veras la de cosas que podrás contarle a tus nietecitos cuando llegue la hora.

    Entonces en vez de entregar el DNI nos pasaran un scanner por la retina para identificarnos.

    Y seguro que no llevaremos papeletas porque nos pasaran otro scanner cerebral para leernos el pensamiento y saber quienes son los politicos de nuestros amores y de nuestros reconres.

    En mi casa somos cuatro gatos, y cada cual voto para un lado. Mi padre de mañana, yo y mi tesoro en la sobremesa, mi hijo y la novia por la tarde, y el mayor en los madriles.

    Y por supuesto ni siquiera coincidimos en opción política, aunque si hablamos de ello.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Hola amiga.
    Eres genial escribiendo, me has echo reír un rato con tu
    historia familiar, me he divertido un montón.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. NEURIWOMAN: Nosotros también hablamos del tema, aunque cada uno tienes sus ideas y siempre las respetamos, eso no quita que tengamos discusiones de lo más variopintas y entretenidas.

    Un besote.

    MAGDA: Me alegro que te haya divertido, yo ahora también me río, pero hubo un momento en que le hubiera ahogado un ratito.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  21. jejeje que entrada tan divertida Odry como siempre, es una alegría venir a visitarte. Un abrazo grnade y por cierto (tengo a mis padres muy lejos así qeu no te quejes por favor!!)

    Beso grande!

    ResponderEliminar
  22. Jejeje, qué grande tu padre. Yo creo que tenía ganas de torearte un poco!

    Cristina

    ResponderEliminar
  23. PAPÁMBA: Si no me quejo, todo lo contrario tengo con ellos un filón, aunque me han dicho que me van a pedir derechos de autor.

    Un besote.


    ANONIMO: Sólo un poco preciosa, mi padre nos torea mucho, pues no le va el cachondeo al hombre.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  24. jajaja complicado lo del voto de tu padre. A veces hay que tener calma con los mayores, se ponen un poco tozudos...

    Bsos.

    ResponderEliminar
  25. Sí que son majos, sí. Gracias por regalarme unas sonrisas al leerte, y gracias por tus palabras en mi blog, por tu ofrecimiento, por tus ánimos... Son de agradecer y dicen mucho sobre ti.

    Besos y mil gracias.

    ResponderEliminar
  26. MODERATO: Calma tesoro me sobra, además me lo paso muy bien con ellos, dicen cada burrada.


    Un besote.

    ResponderEliminar
  27. NO dominas muy bien la reglas de la H ,leete un manual de ortografía .Te será muy útil.
    Ah exclamación con H .Ha hecho con H ,voy a comer sin H etc.

    ResponderEliminar
  28. Hola Odry, pasaba por tu bonito espacio, te dejo un saludo y que disfrutes el fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar