24 abr. 2012

DIARIO DE UNA ADMINISTRADORA ARREPENTIDA.

            Ante el cambio de poder en esta mi comunidad, mi preocupación va en aumento y es que no salgo de Málaga y me meto en Malagón.

            Lo mejor será que me explique, hasta ahora la Presi, santa a la que convencí en la anterior legislatura para que continuara un añito más, dado el vació de poder que dejaba el echo de que presidente y tesorero predestinados, no vivieran en la Comunidad.      
           La Presi, es persona que se toma las cosas en serio y siempre buscan el bien común, gracias a ella fue fácil sujetar al Paparazzi, que como tesorero tiene más peligro que Froilan con escopeta (no me he podido resistir y eso que el abuelo ha intentado desviar la atención).
 
            Aunque falta un mes, ya se van tomando posiciones, La de cuenca sabiéndose ganadora, entre otras cosas, por que no hay votaciones, ya que va por orden de viviendas, anda organizando y lo que es peor mareándome.

            Es precisamente en estos momentos cuando me digo a mi misma, -¿Nena por que te metes en estos fregaos? La vida de administradora sin sueldo, no nos engañemos es un churro.
 
3 Años se ha pasado dando el coñazo La de cuenca, con que la arreglemos la cera “Os denuncio” nos decía, que a mi me daba la risa, por que ya le decía yo –Eso, denuncia y me ahorro el dichoso arquitecto técnico que cobra una pasta y total te va a tocar pagar como a todos, pero desde que ve próximo su nombramiento como nueva Presidente (Dios nos coja confesados) anda más toca narices de lo normal.

            3 Años ahorrando hasta el último céntimo, que hasta cambio yo las bombillas de los portales y el Paparazzi las del patio, con tal de no llamar al electricista, que no lleva una pasta, para las dichosas aceras y sus filtraciones y ahora que se está apunto de ejecutar las obras, decide cambiarlo por unos tejadillos climatizados para los descansillos, por que viene el calor, que ya le dije yo.
- Tú te asfixias como todo el mundo, que llevo tres meses organizando la dichosa obra.
 La de Cuenca que no se rinde, hoy se presenta en casa y me dice lo siguiente.

-         Nena, llevo unos días pensando.
-         ¡Adiós! Y tú ¿Por qué piensas? Que te he dicho yo sobre lo de pensar. Que no te sienta bien y no se te ocurre nada bueno.
-         Déjate de coñas, mira sal y te cuento lo que he pensado.
-         A ver, sorpréndeme.
-         Que podías poner unas rejas en la ventana del descansillo que da a la calle.
-         ¿Y para qué?
-         Para que puedas abrir la ventana.
-         Si yo abro la ventana, cuando quiero.
-         ¿En verano también?
-         En verano no se cierra y llevo así 18 años.
-         Yo pensaba que no.
-         ¿Y eso es todo lo que has pensado?
-         Pues sí.
-         Y llevas mucho, madurando la idea.
-         ¡Vale! Te estás guaseando, pero yo quería hacer el bien.
-         Tu lo que quieres en enchironarme, para poder poner los dichosos tejadillos.

La risa la delato y el besito de después confirmo mis peores sospechas.

Entre el Paparazzi y sus ñapas y la de Cuenca y sus tejes manejes, a mi me va a dar algo.

           
 
            

22 abr. 2012

CON LA CASITA EN ORDEN

         



   Ante esta avalancha de blogeros que han pedido que vuelva, bueno en realidad unos 8 o 9, pero muy valientes y muy majos. Por que después de leer, la sarta de incoherencias que había escrito en busca del dichoso escritorio, que a una le pidan que vuelvan y lo que es más raro, que se alegren de ello, merece que les ponga un altarcito.




            La verdad es que me estoy quedando anticuada y no por la edad, que también, es por las nuevas tecnologías, mi blog ha cambiado de arriba abajo su aspecto interno. Vamos que le han dejado con las tripas fueras y a mi nadie me lo cuenta, aunque pensándolo bien, puede que tocara alguna teclita. Nunca e negado que sea un autentico desastre.

            Sinceramente a mi me gustaba más antes, era como llegar a casa, me sentía cómoda y todo, ahora llego y parece que estoy en casa del Paparazzi. Me siento extraña.
           
            Y digo yo ¿Por qué esa manía de cambiarlo todo? Lo clásico también se lleva, solo hay que ir al Prado para comprobarlo o en mi caso mirarse al espejo.

            En fin que he conseguido organizarme y por mucho que google me hable de algo nuevo, ¡a DIOS pongo por testigo, que no le volveré a dar a la teclita! Al menos no conscientemente, pero como soy una inconsciente, no garantizo nada...
 
            Lo peor es que me apunte a GOOGLE + , la verdad es que no tenía ni idea para lo que servía, bueno no quiero engañar a nadie, sigo sin saber para que demonios sirve.
Se que es algo así como Face book más o menos pero no tengo mucho tiempo para las redes sociales y la verdad es que ni lo miro, ahora no se como me puedo borrar, por que el otro día me ocurrió algo y me llamo la atención, pero eso os lo contaré en otro momento que es una de esas historias en la que una no sabe si reír o llorar, o lo mejor de todo, matar a la de Cuenca, que últimamente esta muy porculera.
 
            ¡A la que vuelvo y no prometo nada bueno!.

20 abr. 2012

ESCRITORIO, DIVINO TESORO.


No pensaba volver, pero cuando he entrado en mi casita, para leer vuestros blog, resulta que en el mío no estaba el escritorio. Apenas un mes sin publicar nada y me han quitado mi escritorio, que no me refiero al escritorio de sentarse a escribir, si no al que hay en el lado superior de la página, desde el que yo podía acceder a vuestros blogs y a mis entradas, tanto para publicar como para organizarlas.

            ¿Y ahora que hago yo sin escritorio?
            ¿Conocéis alguna manera de ponerlo otra vez en su sitio?
            O lo que es peor, ¿será parte de los recortes por la crisis?
            O mundo cruel, diría eso de “que he hecho yo para merecer esto”
            Pero es que seguramente la mayoría de la gente, no ha hecho nada para merecer que le pasen cosas negativas y total no encontrar el escritorio tan poco es tan malo o sí.

            Bueno seguiré buscando……



¿GAFE O DESASTROSA?

“Estaba en racha” y no buena, el peligro podía acechar en cualquier lugar, y andaba cual gacela perseguida por guepardo en la sabana. M...