8 nov. 2013

EL PAPARAZZI DE MIS PESADILLAS

        
  
  Los hay que en ocasiones ven muertos, yo como cada vez veo menos, apenas llego a ver a los vivos. También los hay que ven brotes verdes y como entra el dinero a espuertas, que digo yo, que el condenado de Botín debía haber facilitado más datos, de por donde llegan los billetes, que ni yo ni mis conocidos ven por ningún lado. Pero tranquilos, este blog no va de crisis, que para eso ya tenemos todas las mesas de debate y telediarios varios.




            En esta ocasión y para no variar, hablaré de personas, no de las malas o de los Botines que nos rodean, si no de otros, por supuesto homenaje más que merecido a los que cada día hacen algo bueno a cambio de nada, de los que trabajan en silencio por los demás, los que nos escuchan cuando estamos pasando un mal momento y luego ¿por qué no? De los tocas huevos con los que nos cruzamos todos los días o locos de atar que creen que todo es posible.

            Si, ya lo habéis adivinado, yo pertenezco al último, un Quijote sin Sancho, que va de molino en molino, con más moral que el Alcoyano, y dándose cada leche, que cualquier día ni me levanto, y lo peor de todo es el miedo a dejar de intentarlo y eso que como mete patas, no tengo precio.
            ¡Dios que boca chancla!

            No doy una, cada vez lo hago peor y es que además de la boquita, me pierde el impulso, eso y un don especial para meterme en líos, que yo estaba tan tranquilita en mi casa, pero quería ayudar y me ofrecí para llevar a esta mi Comunidad, que ahora es como una penitencia que arrastro y después de 5 años, estoy tocando fondo y es que el Paparazzi, me tiene loca:
            -¡Nena!- Me llama mientras baja la escalera del techo del descansillo de cristal.
            -¿Qué?
            - Se te ha roto un cristal.
            En esos momentos te dan unas ganitas de ahogarlo, - ¿Se me ha roto un cristal? ¡Pedazo de capullo! Si ayer estaba intacto y bajas del tejadillo, cacho de mamonazo. Pero no en ese momento te limitas a decir.
-         Pues ayer estaba intacto.
-         Pues hoy ha amanecido roto.


Yo si que le rompía la cabeza, que total después de la operación, le dejaron las neuronas justas, bueno no, no se las dejaron, que un tío normal no se pasa la vida metido en los cimientos de las casas, sobre todo y teniendo en cuenta, que la altura es de apenas un metro y hay que ir arrastrándose,por un suelo de tierra, lleno de insectos y bichos varios. Yo no se si lo hace por huir de la Paca en los momentos álgidos de la relación o por vicio, que el señor es muy, pero que muy rarito.

Si se lo que estaréis pensando, mientras está ahí, no fastidia a los niños que juegan o al resto de la Comunidad, pero es que nos a salido de un mañoso, hasta en el zulo de los cimientos, me busca trabajo el tío pedorro.
-         Tenemos rotura de tubos e inundación en los cimientos- Me dice este verano.
Llamo al fontanero que nos había arreglado las tuberías, teléfono que no existe y otra empresa más que quiebra(vivan los brotes verdes). Opto por llamar a un amigo.
-         ¡Odry!
-         Ya has localizado la avería.
-         Si, pero me a costado ¿cómo demonios la habéis visto?
-         Ha sido el vecino.
-         ¿Que vive ahí? Por que para localizarla hay que invertir mucho tiempo.
-         No, pero en la próxima reunión, le voy a solicitar a los vecinos una colecta para que se mude, seguro que la Paca me lo agradece.
-         Es que es tan pequeña la fisura, que apenas cae alguna gotita, pero inundación no he visto.
-         No, si lo que tiene inundado es el cerebro.
-         En fin que con un poco de adhesivo para tuberías eso esta listo.
-         Gracias majo. ¿Cuánto nos va a costar el pegamento?
-         Nada, eso vengo en un hueco y queda nuevo.

No os lo vais a creer, pero os prometo que esto mismo se lo conté al paparazzi para que descansara, pero creo que no sirvió de nada. Y es que resulta que el pobre fontanero tubo un accidente el día que venía a arreglarlo y no pudo. Mientras el paparrazzi no para de incordiar, ya se han metido cuatro en busca de la tubería al zulo, preocupados por las inundaciones, que el muy animal va pregonando. Para llegar a la misma conclusión y no descarto, que se metan unos cuantos más, al final, cualquier día de estos, en el que lo vea entrar, le hecho el candado y lo dejo en el sótano. 
Creo que me estoy volviendo mala.

            

18 oct. 2013

Y TODO SIGUE IGUAL

           
 Hay momentos en los que una no debe escribir, también es cierto que tal y como escribo (una penita), no lo debería haber hecho nunca. 
En alguna peli romántica de esas que me trago, oí eso de que “una sólo puede lamentar, lo que nunca ha intentado”, y ahí sigo yo, intentándolo de todas las maneras, aunque vaya de mal en peor.
         
   Y si no que se lo pregunten al Paparazzi. El que se las prometía muy felices, después de un año duro, ya que la Presi (La de Cuenca), no le daba juego. Menuda es la de Cuenca, como para estar dándola el coñazo día sí y día también. El pensaba que al cambiar la Presi, a la de la familia Tronada, iba a poder hacer de las suya a sus anchas. ¡Infeliz!
         
   Todo empezó, por ser yo también dispuesta, se hace la reunión de Comunidad, me dicen lo que se tiene que arreglar y yo me pongo en marcha.
           
  Una de las cosas era el goteo, que no funcionaba y el Paparrazzi, estaba encantado, por que así podía jugar todos los días con la manguera (no penséis mal, la de regar) Eso sí, tenía al FONDO SUR indignadísimo, tal es así que tuve que decirles a la Barbi y Rosarito, que regaran ellas también, por eso de que no cogieran pelusilla, que a estas edades puede ser letal, y cada vez que les llevan la contraria, se van en ambulancia con amago de infarto
.
         

   Pero llegó el día en que vino el fontanero a poner el nuevo goteo y el Paparrazzi, que veía como su juguete se iba a desvanecer, se puso gallito, y yo lo mande a freír espárragos, después de perder la paciencia, por una pataleta fuera de lugar, ya que su mujer estaba en la reunión.

            En fin, como si fuera un niño pequeño, fue a llamar a la Paca, para que me pusiera firme


            El pobre fontanero me miraba, con cara de preocupación y yo para quitarle todo el hierro al asunto le puse al día.
            - Tú tranquilo, ahora viene la Paca es muy gritona, pero en menos de 10 minutos, la tengo comiendo de mi mano y le termina regañando al Paparrazzi, por pesao.
            El asentía, sin darme ninguna credibilidad, pero no dejaba de trabajar a todo meter, por si la sangre llegaba al río y yo no le pagaba la factura.

            Según la Paca se acercaba, ya se iban oyendo los gritos.
            - ¡Tranquilita reina, y baja el tonito! –Le dije yo en tono sarcástico.
            El hombre me miraba como si no pudiera creer lo, y es que hay que ver a la Paca en su salsa.
            - De tranquila nada.
            - Pues la que padece del corazón eres tú.
            - La manguera se queda.
            - La manguera se va a su sitio, tal y como tu decidiste, para evitar problemas.
            - Pues eso no es lo que ha decidido lanueva presidenta por que…
            - ¡Heeee! ¡Fuiste tú, la que me regañaste por no arreglar el goteo y ahora que lo arreglo, me echáis la bronca, me tenéis harta!
            - Pues si estás tan harta, vete.
            - ¡Llevas razón, me voy a ir y voy a dejar de arreglar todos los papeles referentes a los 7000 € que os piden a los del garaje este, por la mala gestión del antiguo administrador. Así que vete ahorrando, que yo me largo!
            - No mujer, si tú no lo entiendes, yo quiero que sigas y te estoy muy agradecida, por que tu eres la que has movido todo y gracias a ti tenemos de nuevo dinero.
            - Pues entonces me quieres explicar, por que no deja tu marido de tocarme las narices, me dicen que lo arregle, lo arreglo y encima me llevo una bronca, así no hay manera de trabajar.
            - Si hija, si ya se lo digo yo, tu deja a la muchacha, que ella sabe lo que tiene que hacer- Y volviéndose hacía el Paparrazzi, empezó a echarle la bronca.- ¡Ves si es que te metes en todo, no dejas a nadie parar, eres un tostón, como la vuelvas a molestar, te enteras!
            - Perdona Odry, si yo no te quería molestar, yo sólo…
            - ¡Vamos pa casa, que ya la has liado bastante!
 
            El fontanero no daba crédito
-         Si no lo veo, no lo creo.
-         Son 19 años viviendo a su lado, si algo les toca a estos dos es el bolsillo, le nombras los Euros y se me vuelven dos gatitos.

Y así transcurre mi vida, discutiendo con la Paca y Paparrazzi, día si y día también, por que estos dos no paran y lo que es peor no dejan parar a nadie.

           


            

4 jun. 2013

EL MISTERIO DE LA CALDERA II PARTE

Mañana tras mañana realizaba la misma operación, voltereta con salto en vertical hacía el fondo de la cama, con una doble vuelta en espiral, terminada en incorporación vertical del cuerpo sobre mis propios pies, para proceder al deslizamiento en lateral, evitando comerme el zapatero, y una vez allí, meter la barriga hasta conseguir que los intestinos queden pegaditos al mismísimo coxis, evitando clavarnos el cuadro (paisaje en verde, de mi colección privada) y una vez llegados al final, hacer típico movimiento de cadera, mete, saca, tipo Sakira, para al fin llegar a la puerta de la habitación.
PAISAJE VERDE
Lunes 7:00 de la mañana, suena el despertador, sin apenas quitarme las legañas, procedo a realizar la operación anteriormente descrita y que no pienso repetir, por que es larga de narices. Toda la exhibición iba perfecta, después de un mes de prácticas, consideraba estar preparada, no solo para representar a mi Comunidad, si no para ir a las mismísimas Olimpiadas de saltos de obstáculos en casa en obras, pero algo falló, llegados al plegado de intestinos, se produjo un error de calculo (por no decir que me puse morada la noche anterior) y para evitar clavarme el cuadro en el ombligo (que ya bastante desfiguradito esta el pobre) realice el movimiento de cadera a destiempo, clavándome el esquinazo de la mesilla en el centro mismo del glúteo derecho. Un aullido más terrorífico que el del hombre lobo en Paris, salió de mi garganta, despertando a mi pobre lucero, que cual resorte se incorporó sentándose en la cama, sin apenas poder abrir los ojos y con carilla de “por que a mí” pregunto.
-         ¿Qué pasa?
-         ¡Me he clavado la mesilla, en salvase la parte! Esto se acabó, hoy mismo encargo el suelo y lo coloco yo.
-         Vale, me ducho, desayuno y nos vamos a por el.
ESTE NO ES MIO
Edvard Munch 
No se si fue por aullido acogonador que salió de mi garganta, o por los ojos inyectados en sangre, con los que le miraba fijamente, o quizás fuera la voz de ultratumba que salía de mi garganta, llena de rabia y rencor, pero mi pobre Lucero hombre reconocido, anti-obras, anti-bricolaje y ante todo lo que sean trabajos manuales, había cedido y estaba dispuesto a que la realizáramos nosotros mismos y todo esto sin sobornos, ni presión o coacciones, que no digo yo que no tuviera preparadas, en caso contrario.

Un par de días después ya se estaba dando cuenta de su error y maldiciendo entre dientes, el por que le había tocado a él, la mujer manitas metomentodo.
Puede que tuviera algo que ver, que el mismo día en el que comenzáramos a poner el suelo, yo le invitara a ver un vídeo de bricolaje, para aprender como había que hacerlo.

-         ¡Un vídeo! Exclamaba, una y otra vez como si no lo pudiera creer.
-         Sí, lo pone una chica y parece súper fácil y no veas como le queda.
-         ¡Un vídeo! Es que a ti no te he explicado mil veces que lo que sale en la tele es mentira ¡Una farsa! Detrás tiene al profesional, que lo deja así, la chica solo disimula ponerlo.
-         ¡Que no! Que esto es un vídeo del you tube. “Hazlo tu mismo” se titula.
-         ¡Hay Dios mío! Que no tiene ni idea y e comprado para poner el suelo de toda la planta de arriba.
-         ¡Hombre de poca fe! Verás como me queda, prepárate y aprende.


Le puse el vídeo, para que pudiera ver con sus propios ojos lo facilísimo que era la historia, pero creo que eso más que calmarlo, lo descompuso más si cabe.

No voy a negar que el primer día fue difícil y que el echo de intentar meter las tablas de la tarima, entrelazadas, como si fuera un puzzle, no fue la mejor de mis ideas, ya que casi acaba con nosotros, menos mal que encontré otro vídeo y enseguida me di cuenta de el error que cometíamos, y es que había que poner la fila completa, así que esa misma tarde termine la primera habitación.



Mi Lucero se portó como un campeón, y apenas discutimos, no faltaron intercambios de opiniones, pero la sangre no llego al río.

 De cualquier manera, él sigue pensando que el bricolaje es un destroza familias y me queda totalmente prohibido, al menos en los próximos 12 meses, volver a desarrollar cualquier proyecto e incluso, pensarlo si quiera, pero yo creo que en cuanto se le pase, podré volver a las andadas.

Llamé a la aseguradora para comunicarles, que ya no hacía falta que me mandaran a nadie que ya estaba todo hecho y que me daba igual si no me indemnizan, pero me dijeran como borrarme, que yo lo que quería era estar segura y este seguro ofrece de todo menos seguridad, valga la redundancia.

Desde que me cambie de seguro, me llaman cada dos por tres.
Paradojas de la vida.







¿GAFE O DESASTROSA?

“Estaba en racha” y no buena, el peligro podía acechar en cualquier lugar, y andaba cual gacela perseguida por guepardo en la sabana. M...