4 jun. 2013

EL MISTERIO DE LA CALDERA II PARTE

Mañana tras mañana realizaba la misma operación, voltereta con salto en vertical hacía el fondo de la cama, con una doble vuelta en espiral, terminada en incorporación vertical del cuerpo sobre mis propios pies, para proceder al deslizamiento en lateral, evitando comerme el zapatero, y una vez allí, meter la barriga hasta conseguir que los intestinos queden pegaditos al mismísimo coxis, evitando clavarnos el cuadro (paisaje en verde, de mi colección privada) y una vez llegados al final, hacer típico movimiento de cadera, mete, saca, tipo Sakira, para al fin llegar a la puerta de la habitación.
PAISAJE VERDE
Lunes 7:00 de la mañana, suena el despertador, sin apenas quitarme las legañas, procedo a realizar la operación anteriormente descrita y que no pienso repetir, por que es larga de narices. Toda la exhibición iba perfecta, después de un mes de prácticas, consideraba estar preparada, no solo para representar a mi Comunidad, si no para ir a las mismísimas Olimpiadas de saltos de obstáculos en casa en obras, pero algo falló, llegados al plegado de intestinos, se produjo un error de calculo (por no decir que me puse morada la noche anterior) y para evitar clavarme el cuadro en el ombligo (que ya bastante desfiguradito esta el pobre) realice el movimiento de cadera a destiempo, clavándome el esquinazo de la mesilla en el centro mismo del glúteo derecho. Un aullido más terrorífico que el del hombre lobo en Paris, salió de mi garganta, despertando a mi pobre lucero, que cual resorte se incorporó sentándose en la cama, sin apenas poder abrir los ojos y con carilla de “por que a mí” pregunto.
-         ¿Qué pasa?
-         ¡Me he clavado la mesilla, en salvase la parte! Esto se acabó, hoy mismo encargo el suelo y lo coloco yo.
-         Vale, me ducho, desayuno y nos vamos a por el.
ESTE NO ES MIO
Edvard Munch 
No se si fue por aullido acogonador que salió de mi garganta, o por los ojos inyectados en sangre, con los que le miraba fijamente, o quizás fuera la voz de ultratumba que salía de mi garganta, llena de rabia y rencor, pero mi pobre Lucero hombre reconocido, anti-obras, anti-bricolaje y ante todo lo que sean trabajos manuales, había cedido y estaba dispuesto a que la realizáramos nosotros mismos y todo esto sin sobornos, ni presión o coacciones, que no digo yo que no tuviera preparadas, en caso contrario.

Un par de días después ya se estaba dando cuenta de su error y maldiciendo entre dientes, el por que le había tocado a él, la mujer manitas metomentodo.
Puede que tuviera algo que ver, que el mismo día en el que comenzáramos a poner el suelo, yo le invitara a ver un vídeo de bricolaje, para aprender como había que hacerlo.

-         ¡Un vídeo! Exclamaba, una y otra vez como si no lo pudiera creer.
-         Sí, lo pone una chica y parece súper fácil y no veas como le queda.
-         ¡Un vídeo! Es que a ti no te he explicado mil veces que lo que sale en la tele es mentira ¡Una farsa! Detrás tiene al profesional, que lo deja así, la chica solo disimula ponerlo.
-         ¡Que no! Que esto es un vídeo del you tube. “Hazlo tu mismo” se titula.
-         ¡Hay Dios mío! Que no tiene ni idea y e comprado para poner el suelo de toda la planta de arriba.
-         ¡Hombre de poca fe! Verás como me queda, prepárate y aprende.


Le puse el vídeo, para que pudiera ver con sus propios ojos lo facilísimo que era la historia, pero creo que eso más que calmarlo, lo descompuso más si cabe.

No voy a negar que el primer día fue difícil y que el echo de intentar meter las tablas de la tarima, entrelazadas, como si fuera un puzzle, no fue la mejor de mis ideas, ya que casi acaba con nosotros, menos mal que encontré otro vídeo y enseguida me di cuenta de el error que cometíamos, y es que había que poner la fila completa, así que esa misma tarde termine la primera habitación.



Mi Lucero se portó como un campeón, y apenas discutimos, no faltaron intercambios de opiniones, pero la sangre no llego al río.

 De cualquier manera, él sigue pensando que el bricolaje es un destroza familias y me queda totalmente prohibido, al menos en los próximos 12 meses, volver a desarrollar cualquier proyecto e incluso, pensarlo si quiera, pero yo creo que en cuanto se le pase, podré volver a las andadas.

Llamé a la aseguradora para comunicarles, que ya no hacía falta que me mandaran a nadie que ya estaba todo hecho y que me daba igual si no me indemnizan, pero me dijeran como borrarme, que yo lo que quería era estar segura y este seguro ofrece de todo menos seguridad, valga la redundancia.

Desde que me cambie de seguro, me llaman cada dos por tres.
Paradojas de la vida.







15 comentarios:

  1. Ja,ja,ja..me gustaría verte por un agujerito cuando realizabas esas maniobras acrobáticas.
    ¡¡Y lo bién que os ha quedado el suelo!!Porque..¿Os ha quedado bién,verdad?
    Besotes,Odry.
    Pd:Quédate tranquila unos mesecitos y no te metas en obras. :=)

    ResponderEliminar
  2. Si eso sí, nos ha quedado perfecto, ja ja ja
    No tranquila, ya tendré tiempo cuando sea mayor, ja ja ja

    Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Siempre lo hacen, llamar solo cuando te cambias. Por lo menos te quedas a gusto poniéndolos a caldo con razón cada vez que llamen. Biquiños!

    ResponderEliminar
  4. Si tesoro, pero nada que no esperara, las cosas son así.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  5. La casa quedará maravillosa..no he podido dejar de acordarme de la frase mantra de "Esta casa es una ruina" pelicula que deberías evitar que viese tu lucero como sea.

    Me gustan los cambios en tu casa.

    Besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sí tesoro, la casa tiene mi sello allá por donde andas, ja ja ja
      Lo de la peli, mi lucero la evita, sobre todo y teniendo en cuenta que me encantan las casas sin solución,ja ja ja

      UN besote.

      Eliminar
  6. ¿Un mes?...lo dicho...que horror.
    Yo también odio el bricolage.

    ResponderEliminar
  7. Te deseo un buen fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Si el grito de Munch fuera tuyo además del paisaje en verde yo si que iba a hacer un baile a lo Shakira.

    Yo puedo pagar con alguno de mis cuadros ¿aceptáis "especies" por ponernos la tarima en casa?.
    :)

    ResponderEliminar
  9. jajajjajaa me parto de risa jajajjaa que menos mal que tu lucero es un manita eh jajajajaja
    pa que vas a querer seguro jajajajja un muasckkkkkkkkk corazon guapo que me hacia falta reir y eso lo tengo asegurao cuando te leo tus historietas luceras jajajaja besitossssss

    ResponderEliminar
  10. Como dirían por aquí jeje, ere ocurrente, creativa, jodona, me encanta tu estilo. Siempre rompo en carcajadas.

    un abrazoooote y no te pierdas, que me contagio!

    ResponderEliminar
  11. Debes estar de vacaciones, vengo a dejarte un fuerte abrazo, Odry...
    HD

    ResponderEliminar

Offeburg y su buena gente

De Gengenbach a Offenburg sólo a hay 10 kilómetros. Así que era visita obligada. Mi queridísimo y yo, habíamos buscado un área pa...