1 jun. 2016

MIS ADORABLES VECINOS

                
                ¿Alguien sabe cuánto te cae por matar a un vecino? Y si ¿te cae lo mismo por matar a varios a la vez?

                Sí, me consta que presumí de ser la pacifista de la familia, que según mi hermana me vine arriba, porque dice que la pacifista es ella.


Discrepancias aparte, en está mi comunidad, ser pacifista es una prueba difícil de superar, ya me hubiera gustado a mí, ver a Gandhi con un vecino como La Paca y el Paparazzi, diciéndoles eso de “ojo por ojo y todo el mundo ciego” o eso otro de “Ante las injusticias y adversidades de la vida ¡Calma!”
            
¡Calma! Ni veinte Diazepanes harían efecto, ante tanto mendrugo suelto. No te cuento ya el empacho, si lo intentas con valeriana, tila, pasiflora y demás, se nota que lo he probado ¿verdad?

Os pongo en antecedentes.
Reunión de vecinos de mayo de 2014, La Paca, Saturnina y Dulce, solicitan la poda de los árboles que adornan la periferia de descampado que tenemos por jardín, como ellas lo llaman. Quedando aprobado por todos los vecinos.

Una fría tarde de invierno de 2014, nuestro jardinero más persistente, ya que vamos a jardinero por trabajo realizado (a esta troupe no hay jardinero que se le resista), procedía a retirar las ramas de los árboles podados, cuando el novio de La Dulce un sexagenario apodado “El legionario”. Le monta un gira-gay de no te menees.

El vicepresi y yo salimos al oír los gritos, el legionario, venía de la cantina (lo que viene siendo el bar de enfrente) y decide que han matado a los arbolitos con la poda y eso que es jardinero de parques y jardines del ayuntamiento.

Por más que el pobre jardinero (ahora entendéis por que duran tan poco) le explicaba que no, él, empecinado en que sí. Llega la de Cuenca, el legionario se bate en retirada y yo que me temo lo peor.

Agosto de 2015, el ayuntamiento tiene a bien multarnos por podar los árboles.

Me persono en el ayuntamiento porque teníamos todos los permisos en regla, y ¿a qué no sabéis quien era los denunciantes? Sí, amigos míos, La Paca, Dulce, Saturnina y Barbi, por lo visto, el legionario la convenció de que los árboles iban a morir.

A todo esto los dichosos arbolitos, en su máximo esplendor, que manera de crecer las ramas a diestro y siniestro.
Resultado de imagen de bosques animados
Entre recurso y recurso, con un book fotográfico, que ríete tú de Steve Winter y compañía, mostrando el esplendor de los arbolitos, el ayuntamiento empeñado en cobrar. Difícil lo tenía, ya que el encargado del informe que dio pie a la multa, era el jefe del  legionario y aunque en todo este tiempo le ha dado tiempo hasta jubilarse al bicho, en cuanto lo supe, me di por multada, aunque fuera por lo mínimo, que es como fue 9 meses más tarde.

Un día La Paca y la hija de Saturnina, se me planta en la puerta.
Resultado de imagen de marujas
-          ¡Tienes que parar la llegada de los nuevos vecinos!
-          ¿Qué vecinos? – Qué pensé pa mis adentros ¡ya estamos otra vez!, la última tiramos una rampa de hormigón a pico y pala, por no saber que era una residencia de ancianos lo que iban a poner.
-          ¡Los de la residencia!
-          Es su casa, no podemos hacer nada.
-          ¡La han alquilado a una ONG!
-          ¡Mira tú que delito! – No me podía creer lo que estaba oyendo, aunque con lo que oigo normalmente, no sé cómo no estoy curada de espanto.
-          ¡Es que lo van a convertir en centro de reinserción de personas con problemas mentales!
-          ¡Mira que bien nos va a venir! ¿y habrá psiquiatra? – porque yo lo iba a necesitar, seguro. La reinserción, después del asesinato y al psiquiatra, si no los asesino.
-          ¡No! Los van a dejar solos, es por ello que hay que impedirlo. – A lo que yo pensé, si los pobres van a pasar inadvertidos, entre tanto tarao.
-          Lo siento señoras, pero mientras en esa casa no hagan nada nocivo o peligroso, mucho me temo que no tenemos ninguna potestad, para impedir que le alquilen el piso a quien les venga en gana. – Todo esto por ser fina.
-          ¡Pues vaya! Entonces ¿Para qué estás?
-          Para recurrir todas las denuncias que os dedicáis a poner ¡bonitas!  Así que como ya tenéis práctica, si queréis denunciar a esa pobre gente, lo hacéis vosotras, pero en vuestro nombre. – ¡Ea! Me quedé de un a gusto, que seguro que me ahorro un mes de terapia.

Se fueron refunfuñando y después de la que liaron ahora me dicen que les molesta uno de los árboles, porque es muy sucio y que por qué no lo talamos.

                ¿Es o no es para cometer un delito grave?

PD: Los nuevos vecinos, son cariñosos, educadísimos y muy cordiales.

Por lo visto este es el último paso de su cura, por pasar un bache en su vida y poder volver con fuerza, a este manicomio global que tenemos por mundo.

2 comentarios:

  1. Pero, pero, pero ....¿tú estás de presidenta emérita?
    Di que son muuuuuy buenas las historias de tu comunidad, si no fuera porque son de verdad y las sufres tú.

    ResponderEliminar
  2. No, me pusieron de administradora, por que los dos últimos administradores nos robaban a manos llenas y como no se decir que no y cuando quiero dimitir no me dejan, ahí ando.

    Un besote guapa.

    ResponderEliminar

FINAL APOTEÓSICO

Tal y como está el país, a mí me daba hasta cosa, seguir contando mis desventuras, pero como la situación se alarga y sincerame...