19 feb. 2017

CARNAC, TIERRA DE MAGIA Y MISTERIOS


             Resultado de imagen de carnac francia

Resultado de imagen de carnac francia      Al viajar se aprende michísima historia, desde las pirámides a los rascacielos de New york. Todos han llegado a nuestros días con un razonamiento capaz de explicar el como, el cuando y el porque de su construcción, pero en Carnac, la historia es un autentico enigma, mucho nos cuentan sobre estas construcciones megalíticas, pero ¿Cuánto de verdad ahí en ello?

Resultado de imagen de carnac al añochecer       Entre leyendas y conjeturas, lo único que queda es lo impresionante que resulta ver a lo largo de cientos de metros las filas de megalitos, dispuestas de tal forma que van desde las más altas (algunas, hasta siete metros) a las más pequeñas, perdurando desde el neolítico, hasta nuestros días, llenos de enigmas y misterios.

Imagen relacionada
       Carnac, no sólo son minhires, también son playas de arenas blancas y una especie de microclima, ya que es la zona que cuenta con más días de sol de toda la Bretaña.


Resultado de imagen de quimperle       El mapa turístico que teníamos nos llevaba a Quimperle, con el dibujo de un francés pintando un cuadro, yo que me pirrio por la pintura (A veces hasta me creo que pinto y todo) lo marqué como visita indispensable, como iba a imaginar yo que este pequeño pueblo dispuesto en una cuesta interminable, era mono, pero no había ni olido el óleo.


       Que digo yo señores de turismo, el dibujito del pintor se hace en su sitio y no donde le nazca a uno, que puede llevar a error y eso un día de lluvia ininterrumpida y unas calles con un desnivel del 30 % como mínimo (quizás exagere) por no hablar de la adherencia de las mismas o de mis zapatillas, que no es cuestión de herir sensibilidades, puede ser peligroso, que no es que el pueblecito no merezca una visita, tiene la «iglesia abacial Sainte-Croix», la mar de mona y un arco romano muy echo polvo, además de un pequeño mercado monísimo, pero no hay artistas, no hay cuadros, no hay pintores, ni galerías, en fin que después de resbalar en no se cuantas ocasiones, con el peligro que eso conllevaba para mis reblandecidos glúteos, de terminar mojaditos hasta la ropa interior y de ver los tres monumentos dignos de mencionar, decidimos seguir nuestro camino en busca del dichoso pueblo de pintores, donde el arte rebosa allí por donde vas, con la única esperanza de ver si se me pega algo, que ya no recuerdo la ultima vez que mi musa me hizo una visita.


Resultado de imagen de musa melpomene       

Claro está que lo mismo la pobre musa vino vio el panorama y salió corriendo por que lo mio no tiene remedio alguno.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

FINAL APOTEÓSICO

Tal y como está el país, a mí me daba hasta cosa, seguir contando mis desventuras, pero como la situación se alarga y sincerame...