13 ago. 2019

CHEFCHAOUEN Y LOS AUTOS LOCOS



FOTOS. PACO Y BORJA MORENO

La tecnología bien usada, es un regalo del progreso. La dependencia de los dispositivos y las redes, es la adaptación a la esclavitud del futuro.



Resultado de imagen de tecnologia

Llevábamos todo el día sin móvil, si llega a venir mi hija, la tenemos que exorcizar, para poder superarlo. Pero la verdad es que sólo lo usábamos para hacer fotos, no había carga en las tarjetas, ni tiempo para realizarlas.


 PACO Y BORJA MORENO
En mi caso, con hacer saber a la “family” que habíamos llegado bien y amenazar a mis bestias pardas, con perseguirlas al fin del mundo, si la casa era quemada, inundada o ambas dos, que mis hijos son muy mañosos y no hay que subestimarlos. Como probablemente mis amenazas les entrarían por un oído y les saldría por el otro, terminaría conformándome con que regaran las plantas.

Cuando dimos por terminada la visita, nos dirigimos a una pequeña tienda para cargar los teléfonos, pero el mío se apagó apenas crucé la puerta y el de Antonio, para no ser menos, presentó problemas técnicos, esta claro que es mi sino.

No fuimos los únicos, hubo más problemas técnicos y algunos se rindieron por la larga espera, estábamos cansados y era hora de volver a nuestro camping que, para nuestra dicha, estaba a las afueras en lo alto de la montaña. Todito, todito cuesta arriba.



FOTOS. PACO Y BORJA MORENO
David llego con una enorme sandía y nos salvó de una muerte segura en la escalada, porque algunos estábamos agotaditos, no te cuento, si tenemos que llevar la sandía a la sillita la reina. Así que, buscó unos taxis para poder regresar.

Dieseis personas, cuatro furgonetas taxis y nos tenía que tocar a nosotros ¡De verdad que allá arriba, hay alguien que se lo está pasando pipa a mi costa!


FOTOS. PACO Y BORJA MORENO
Nunca pensé, que subirse a un taxi, pudiera convertirse en una actividad de alto riesgo, en mi caso, una trampa mortal. Ni toda la saga de fast & furios juntas, superan la emoción y acción de esté trayecto y me quedo corta, aunque luego me digan exagerada.

Los vehículos estaban destrozados, no había pasado una ITV en su larguísima vida, es más, dudo que el señor taxista, tuviera conocimiento alguno, sobre las normas básicas de circulación o sobre cualquier otra norma, no tenía conocimiento y punto.

Al montarnos Julio, Chelo, mi lucero y yo, no sospechamos nada y eso que los cinturones de seguridad brillaban por su ausencia, el que no estaba cortado, estaba arrancado. Pero en cuanto empezó a acelerar, nos temimos lo peor y fue al intentar buscar donde agarrarnos, cuando fuimos conscientes de que la furgoneta estaba descuajaringa.

Por el contrario, el conductor debía pensar que íbamos en un super deportivo, se enfrasco en una carrera, tipo a ver quien la tiene más larga, no sabemos contra quien, y empezó a acelerar, como si no hubiera mañana.

Nos encontramos sumergidos en la peor carrera de los autos locos y me quedo corta. Tomaba las curvas como si se creyera “Alonso” y no llegaba ni a “Patán”
Resultado de imagen de dibujos autos locos

¡Si tengo una edad! Y a puntito de no cumplir más estuve. Le daba igual el tamaño de las calles o que estuvieran llenas de gente, el a lo suyo, frenazo para abajo, acelerón para arriba y nosotros como unas maracas, para adelante y para atrás. Que he visto cocteles, menos agitados ¡Leñe!


Como no teníamos suficiente emoción, se metió en dirección prohibida, como si la calle fuera suya, incluso, pasó por su casa y se puso a saludar a los niños con una de las manos. Que sólo le falto decir, ¡Va por ustedes, señores!

Resultado de imagen de dibujos autos locos

A pesar de la velocidad, el camino se me hizo largo,  sobre todo cuando en plena curva, saco la mano por su ventanilla y engancho el tirardor de mi puerta corredera, que se abrió hasta el final.

Apuntito de salir volando, me dieron unas ganitas de darle con toda la mano abierta y gritarle:

¡Hijo de la gran chingada, si no corre más, te aguantas, pero no aligeres equipaje, cabronazo!

FOTOS PACO Y BORJA MORENO
Quizás no estuviera pensando muy finamente, pero es lo más educado que se me ocurrió, mientras buscaba a que agarrarme. Este tío, era un tarao, pero de lo de molinos de viento. Ríete tú de Don Quijote.

Era todo tan surrealista, que terminó por darnos un ataque de risa, de todas formas, íbamos a morir. Definitivamente, la locura se pega y yo necesito tan poco...

Llegamos al camping, después de pasar por encima de unas barras de acero que apoco nos atraviesan, por fin el viaje había terminado y todos habíamos sobrevivido.
FOTOS. PACO Y BORJA MORENO

No estoy muy segura, porque nada más bajar corrí a besar el suelo cual Papa en visita oficial, pero encima, creo que ni siquiera llegamos los primeros, porque en mi retina, tengo la imagen de Tomas, Maria José y la hermana de Tomas, Mari Jose, esperando que llegáramos, tan tranquilamente.

¡Manda huevos!

















1 comentario:

CHEFCHAOUEN Y LOS AUTOS LOCOS

FOTOS. PACO Y BORJA MORENO La tecnología bien usada, es un regalo del progreso. La dependencia de los dispositivos y las rede...