11 mar. 2012

LA CASA DE LOS ESPÍRITUS. FINAL.

            María estaba sola en la casa, cuando sintió al espíritu, esta vez no hacía ruido, nada se encendía, los cuadros estaban quietos, pero en la atmósfera de aquella casa se respira un aire pesado, notaba su furia, este no era el espíritu que tanta paz la había dado, lo sentía como una carga y era consciente de su enfado, sabía que actuaría, pero no como, ni cuando.
            Se estremeció, cuando una brisa fría la envolvió en la nada y por primera vez en 16 años sintió miedo de los espíritus en aquella casa.
            Pensó en darse una ducha, quizás el correr del agua por su cuerpo, consiguiera hacer desaparecer la sensación de presión y locura que la envolvía, como si el agua pudiera arrastrar todo el dolor y toda la ira que sentía.
            Escuchó la puerta de la calle cuando salía de la bañera, cogió su albornoz y se lo puso deprisa, su cuerpo se relajó, cuando vio aparecer a su amante, le saludó con más entusiasmo que nunca, mientras el se dirigía hacía ella para darle un beso. María lo abrazó, como un naufrago se aferra a la madera, con la única esperanza de seguir flotando y no hundirse. Entonces, las cortinas del baño comenzaron a moverse. Los dos miraron y su amante, dijo al aire -¡déjame disfrutarla, no seas celosón!- Es curioso como nos podemos acostumbrar a las situaciones por extrañas que estás parezcan. Pero el espíritu estaba enfadado y le contesto con más movimiento de cortina. Lo ignoraron y salieron del baño.


            En la habitación puso un canal de radio en el televisor, música suave que acompañara a los amantes en su ritual. Deslizo el albornoz de Maria sobre sus hombros dejando su cuerpo desnudo y comenzó a besarla de manera suave, pero con esa pizca de perversión que tanto la excitaba, el deseo dejo paso a la lujuria y el sabor del uno se mezclo con el otro, fusionando sus cuerpos en uno solo, hasta quedar exhaustos por el placer, fue justo en ese momento cuando el televisor cambio de canal, subiendo el volumen. Los dos miraron en dirección de la mesilla donde estaba el mando a distancia del televisor. María busco una excusa y su amante la aceptó, a veces es mejor creer mentiras, que ser consciente de la realidad.
            Al día siguiente mientras Maria entraba en la habitación de su hijo para despertarle y con el su calvario de cada día. Le sorprendió que su hijo le dijera con una sonrisa – Ya voy mama.
            Maria quedó petrificada en la puerta, al ver aquella sonrisa, hacía tanto tiempo, que no se dibujaba en su cara, por un momento volvió a ver aquel muchacho, al que tanto quería y que tanto cariño la había dado. Tuvo el impulso de besarle, pero no quería hacerse ilusiones, no fuera a ser que lo enfadara y comenzarán los insultos, el desprecio y aquel sueño se esfumara antes de comenzar.
            Durante el desayuno, todo siguió igual y María a punto estuvo de llorar, ante aquella situación que durante años había sido habitual, pero que los últimos 4 meses se había convertido en un imposible.
            Cuando los chicos se fueron al instituto, lo primero que hizo María fue ir a mirar debajo de la cama de su hijo, donde había dejado la mitad de un limón.
            El limón comenzaba a tener muy mal aspecto, pero además del verde moho, había cosas negras de extraños dibujos, nunca había visto nada igual, pero recordó las palabras de aquella mujer – No te asustes cuando veas que se pone verde, las cosas negras crecerán llevándose todo el mal que el espíritu quiere hacerle, sin embargo la mitad que coloques bajo tu cama, estará intacta, por que a ti no quiere hacerte daño-. Maria fue a su habitación y comparó la otra mitad del limón, estaba intacto, volvió a ponerlos en su sitio, le parecía una guarrada, pero seguía las instrucciones. Una sola sonrisa ya lo merecía, lo merecía todo.
            Las cosas cambiaron, no de forma radical, si no suavemente acompasadas, había momentos de tensión y furia, pero efímeros, nada que ver con los 4 meses de calvario.
            Llegaron los besos, los abrazos, los días de sol y aunque a veces se ponía nublado, a María le daba tiempo a prepararse, para lo bueno y para lo malo.
            Aún hoy en la casa sigue habiendo algo, quizás un espíritu no se sabe si bueno o malo.

Pd.Anónima tesoro, no me he olvidado de ti, pero me gustaría saber donde quieres que te conteste, si en un post o en un comentario, de cualquier manera si me dejas tu correo también te lo mando, sin  cobrar claro, es broma, es por si no quieres que alguien lo lea.

Un besito.

25 comentarios:

  1. Hola Odry, soy Ester. Me ha encantado la historia! :) Me gusta mucho como escribes :P Odry, es mejor que me envies la respuesta en mi correo fetudo@hotmail.com Puedes hablarme mas claro, y sin problemas de lo que ves. Vas a verlo muy diferente de la ultima vez, seguro. Un beso fuerte y mil gracias de antemano. Ester.

    ResponderEliminar
  2. Odry un final mágico.Espero que todo sa haya solucionado.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me gustaron las historias con final feliz, la realidad ya es otra cosa, ja ja ja
      Un besito

      Eliminar
  3. Hola Odry, me ha gustado el final, escribes muy bien.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tesoro mil gracias, aunque consciente de mis limitaciones y mis errores, se agradecen tus palabras.

      Un besito.

      Eliminar
  4. Me ha encantado, sobre todo el enorme poder de ese limón.

    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que es como el Fayri no se le resiste uno, ja ja ja.
      Aunque para mi que algo queda.

      Un besito.

      Eliminar
  5. Me ha gustado mucho como has terminado la historia cielo
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos de momento, ja ja ja

      Un besito.

      Eliminar
  6. Ohhhhj!ya se ha acabo?,cachime me estaba enganchando!!!!. Aunque es verdad lo que dices,anhelamos finales felices pero la realidad es la que decide.

    Un besazo corazon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tesoro hay mucho que contar, pero no que publicar o me echarían de casa, ja ja ja

      Un besito.

      Eliminar
  7. Me ha gustado el final, lo del limón me ha parecido muy muy curioso, y supongo que esa presencia sigue ahí...Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola tesoro, ante todo, gracias por comentar.
      Sí, algo sigue.

      Un besito.

      Eliminar
  8. Has mejorado muchísimo la página.
    Y espero que la mejora de tu hijo también sea real, con o sin limón.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A poquitos, que ya es mucho y sólo espero que de ahora en adelante solo pueda ir a mejor.

      Un besito y mil gracias.

      Eliminar
  9. Como no podía ser menos, una historia excelente y contrada de una forma magistral.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disancor eres un encanto, aunque se que no lo hago bien, un piropo nunca viene mal.

      Besitos.

      Eliminar
  10. Lo has escrito genial. Deberías darle la receta al de "hermano mayor".
    Un biquiño guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tesoro, si ellos seguro que lo hacen mejor, es más todavía no descarto salir un día en su programa, por que momentos hemos tenido para repartir, pero bueno, no hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista.

      Besitos preciosa.

      Eliminar
  11. Hola Odry

    Hermoso texto, me gusta, se ve trabajado, más de lo que comúnmente nos regalas, sea lo anterior un cumplido a las imágenes que desarrolla tus letras.
    un bonita noche me has regalado, leyéndote.

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un encanto y me gusta que seas sincero en lo de que este texto está más trabajado, voy aprendiendo de todos vosotros y eso es bueno.

      Un besito.

      Eliminar
  12. Respuestas
    1. Como se puede saber si un espiritu es bueno o malo?

      Eliminar
    2. No lo tengo claro sinceramente, estoy como tu, es la desesperación y la impotencia la que lleva a creer incluso que existan, eso y todas las cosas raras que pasan en casa y no tiene explicación.
      Pero imagino que tiene que ver con aquello que te transmite paz o inquietud.

      Un besito

      Eliminar
    3. Feliz fin de semana Disancor

      Besitos.

      Eliminar