26 jul. 2012

BAJO EL SOL DE BONASTRE

       
  
   De nuevo en la marcha, como todos los años, en cuanto a mi Lucero le dan luz verde, cual Fernando Alonso, se pone al volante de nuestra casita-móvil y empezamos rodar. Este año por España, haber si levantamos el País entre todos. Donde nos lleve la carretera, los amigos, las bestias pardas (entiéndase hijos a los que hay que querer, eso dice mi madre), que nos imponen una semana en un mismo lugar, para poder relacionarse, con otros animalillos de su especie.

En fin, que lo único que sabíamos es nuestro primer destino y que dado lo prontito que empezabamos las vacaciones este año, coincidió con la noche de San Juan. En un pueblecito de bajo Penedés con unos amigos de los que os he hablado mil veces y que han cambiado de destino, se han llevado su alegría y su huerta, para  empezar una nueva aventura en la que espero les vaya muy, pero que muy bien.
 
No voy a negar que durante el camino, hubo mil conjeturas sobre el nuevo destino de nuestros amigos, ya que en el último, nos sorprendieron en un pequeño y frío pueblo de Soria, casi deshabitado, donde no llegamos a ver ánimas, sí gente maravillosa y encantadora. Así, que alguna que otra chufa surgió, sobre las anécdotas vividas con ellos, que no son pocas y sobre todo divertidas.

Os confesaré, que cuando el GPS nos indicaba, que sólo quedaban unos kilómetros, a mi me cambio el gesto, entre árboles y arbustos se abría la carretera que nos llevo hasta un encantador pueblo situado entre viñedos y olivos, con la tierra de un color rojizo intenso, a lo lejos se abría el mar, ese Mediterráneo al que cantaba Serrat y otros muchos, con sus azules aguas mansas, que tan buenos ratos me ha hecho pasar en sus orillas.

Una vez en la acogedora casa, ya decorada con el estilazo de mi querida amiga, mientras el frió cava entraba por mi garganta seca, mis ojos se encontraron ante la ventana de madera del salón, desde la cual se veía un paisaje que dudo mucho vaya a olvidar, por un momento me traslade, me olvide de donde estaba, para sentirme como Diane Lane en bajo el sol de la toscaza, vale es una peli dulzona, pero que esperabais si me pirrian las pelis imposibles, en fin que me han ganado para la causa y que lo único que siento es que cada vez se vayan un poquito más lejos.
 
Esta tierra de cava y noches mágicas, nos hizo pasar unos de los las mejores momentos de mi viaje, compartimos conversación, mesa y bailoteo, con la gente del pueblo, que gracias al encanto de mis amigos, nos acogieron como uno más y nos trataron tan bien que casi nos compramos una casa derrumbada que esta enfrentito de la de mis amigos y de la cual me enamore locamente.

Sólo tenía una pega el precio, aunque mis hijos le pusieran más, como que sólo existían unas paredes, ni ventanas, ni nada. Pero yo les decía, son las paredes más bonitas que he visto nunca.

En fin que espero que algún día bajen el precio y quien sabe, lo mismo antes de que se caiga entera, puedo comprarla y vivir mi propio sueño, “Bajo el sol de Bonastre”.

 


27 comentarios:

  1. muy chulas las fotos, con que cámara las has hecho? Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debo de decir que algunas son de internet, que yo en fotografía soy tan mala como escribiendo, ja ja ja

      Un besote y mil gracias por comentar.

      Eliminar
  2. Te entiendo,mar y una pared ¿quién quiere más?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Di que sí y además que vistas, tenían esas paredes, yo me veía, que quieres que te diga.

      Un besote.

      Eliminar
  3. Es fácil comprender el impulso de "hacerse con un huequito", por lo bien que lo cuentas y porque hemos tenido el placer de compartir unas horas con las personas que cuentas, un diez sobre diez, de paisaje, cava, mar y gente de verdad.

    Feliz viaje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad, que sí, que hay gente que por buena y por maja, son adictivos como el cavita, ja ja ja

      Un besote.

      Eliminar
  4. Me alegro inmensamente al saber que lo has pasado estupendamente,Mar.
    Por un momento me he trasladado a ese bello lugar que tan bién describes
    Un besazo enorme,enorme,Mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay tesoro, si me he quedado cortita, me falta tu don de escribir.

      Un besote.

      Eliminar
  5. A mí también me gusta el sitio y la casa que cuentas. Procuraremos reservarla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo que hay que arreglarla un poquito, que no tiene ni ventanas, aunque lo positivo, es que me libro de limpiar los cristales, je je je

      Un besote.

      Eliminar
  6. Yo me iría ahora mismo pero este año ancha en casa hasta finales de Agosto septiembre
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luego nos darás mucha, pero que mucha envidia, ja ja j

      Un besote.

      Eliminar
  7. Creo que éste año como el anterior lo disfrutaré como 40añera. En fin, siempre me quedará leerte, otra forma de viajar.

    Besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que tu siempre eres bienvenido a mi casa desastre, lo malo es lo mal que lo cuento, ja ja ja

      Un besote.

      Eliminar
  8. Hay sitios que aunque a primera vista no parezcan nada especial, nos hacen sentir especiales. Me alegro de que lo hayas disfrutado. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tesoro es verdad y la gente, esa gente maravillosa que nos enseña los pequeños detalles, que a simple vista pasan inadvertidos.

      Un besote.

      Eliminar
  9. Maravillosas fotos para darle color a tan interesante entrada.
    Feliz fin de semana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias tesoro, un besote y feliz fin de semana.

      Eliminar
  10. Que bonito relato, entonces la casita-movil esta a salvo? pensé que la tuvisteis que vender, q trauma...yo si tuviera dinero también me haría una casita como dios manda aqui en mi pueblo para alejarme del mundanal ruido. un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue nuestro cosita móvil, el coche que por viejo no se le podía dar otro nombre.

      Un beso preciosa y disfruta del descanso.

      Eliminar
  11. Qué bueno es tomar la ruta y viajar, hace tanto que no lo hago... caso tanto tiempo como el que no venía por aquí ;)
    Un beso, mi querida Odry.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que maravilloso, poder recorrer aquellos rincones donde no llegan los guías, pero si la gente y los increibles paisajes.

      Un besote.

      Eliminar
  12. Eiiiiiiii, que buenisimo, has estado a muy muy muy poquitos kilometros de mi hogar. Y si, esta zona es maravillosa. La próxima vez que aparezcas por aquí, dame un toque y compartimos un vinito o un cava de mi tierra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que yo soy de las que llaman y colocan la casita-movil en cualquier sitio, sobre todo si hay vinillo o cavita fresco, tu verás, pero yo pienso volver, ja ja ja
      Un besote.

      Eliminar
  13. Sea en la Toscana o bajo el sol de Bonastre o una palmera... benditas vacaciones.
    ¡Disfrutar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor es que ya se me han acabado, pero vivo del recuerdo, así que seguiré contando, je je je

      Un besote.

      Eliminar
  14. Es maravilloso que sólo veas las cosas buenas del pueblo. Tú eres una persona que vez las cosas positivas y esto ayuda mucho en ser feliz en este mundo de envidias y odios .

    ResponderEliminar

Offeburg y su buena gente

De Gengenbach a Offenburg sólo a hay 10 kilómetros. Así que era visita obligada. Mi queridísimo y yo, habíamos buscado un área pa...