7 oct. 2009

A MI IRMA DEL ALMA

La amistad es sorprendente a veces conoces a alguien y en cinco minutos descubres que serás amigo suyo siempre.


Me siento una privilegiada, tanto en mi vida cotidiana, como en el trabajo, cuento con un montón de gente con la cual me siento la mar de bien y con la que comparto y atormento con mis desventuras, que mi vida es pura montaña rusa, ahora una de esas personas especiales se va a vivir al campo y tengo nostalgia, de repente me he puesto a recordar desde que nos conocimos, todos los momentos que hemos compartido, cenitas en cuchipandi, viajecitos tipo Telma y Louis, hasta Murcia que hermosa eres y me he dado cuenta de lo mucho que la voy a echar de menos.

El día en que nos conocimos, comenzamos a hablar durante más de tres horas, como si nos conociéramos de toda la vida, mientras el Inti y mi chico incendiaban mi cosita móvil he intentaban apagarlo a soplidos, aún sobre vive el pobre.


Gracias a ella volví a conducir, poco eso sí, fue durante un viajecito que hicimos a un pueblo creo que de Guadalajara, donde nuestros chicos iluminaban una plaza de toros, durante todo el trayecto no dejaba de asombrarme con cuanto desparpajo despachaba todas las situaciones difíciles que la carretera imponía, que el coche se cala en la autopista, ella cigarrillo en boca, con calma arrancaba sin inmutarse, que le dije yo en ese momento, -Nena esto también se hacerlo yo. Y ella contestaba - Si ya te he dicho yo que esto es cuestión de práctica, así que espabila.

Y esa entrada triunfal en la plaza, haciéndonos pasar por personal de la televisión de castilla-la mancha, las dos arregladísimas para las fiestas, ella con todo su brilli brilli puesto y yo diciendo eso de -somos agentes externos, que todavía se parte de risa el Inti, cuando se acuerda.


Una de las cosas que más me impresionó fue su sentido de la orientación, que demostró con creces en la boda del Lucero boxeador, después de estar bebiendo desde las 7:00 de la tarde hasta las cinco de la mañana, con cambio de boda incluido eso sí, que la nuestra termino antes y nos fuimos a saludar a los novios de la de al lado(muy majos por cierto, nos invitaron a un par de rondas con bailoteo, sólo falló el Inti que se quedo dormido debajo de un árbol)Todos creíamos estar perdidos, incluso mi chico que era el único que no había bebido, por que aquello era inmenso, ella cigarrillo en boca dijo por aquí y chica derechita, derechita cual TOM TOM, allí estaba nuestro cosita móvil en medio de un aparcamiento vació.


Con ella descubrí, que las ensaladas son algo más, con berberechos, con paté su imaginación no tiene limites (sólo hay que leer su blog). Solo hay un pero, (que si no se lo va a creer demasiado) es su escaso sentido para calcular la cantidad de comida recomendable, es decir, que cuando te invita a cenar o comer en casa no es que puedas llevar más amigos es que debes, ya que siempre cocina para siete u ocho más, eso sí el corderito al horno lo borda la condenada, como no la voy a echar de menos, ya estoy deseando quedar para esa cenita de despedida, que tenemos pendiente.


Por todas estas cosas las divertidas, y las que no, incluyendo otras muchas que quedaran entre nosotras dos, le deseo lo mejor y que de paso me vaya haciendo un huequito que tal y como están las cosas, nos vemos todos de nuevo en el pueblo, para poder sobre vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

FINAL APOTEÓSICO

Tal y como está el país, a mí me daba hasta cosa, seguir contando mis desventuras, pero como la situación se alarga y sincerame...