20 feb. 2010

DESASTROSA Y SIN REMEDIO

En mi nueva casa si quieres dejar un mensaje pincha en el globito de arriba o en el título y al final de la historia salen los comentarios.
Dicho lo cual paso a contaros mis nuevas desventuras blogueras.



desastrosa y sin remedio lo habeís visto escrito en mi descripción, por razones obvias que paso a detallar.
 Después de publicar el blog en el cual contaba mis desventuras con la informática, Cruela, maravillosa como siempre, tuvo a bien echarme una manita y se ofreció a decorar y modernizar un poquito mi blog, ¡Como lo vería la muchacha!
En fin que un día busco mi blog en google como siempre, por que no lo sabía hacer de otra forma. ¡Sí, ya lo se! Soy un besugo, pero me era cómodo, una vez allí accedí y lo que vi. Me gusto, me había decorado la casa como un cuentecito, así que andaba yo babeando dispuesta a acceder a mi nuevo blog, cuando:

-¡HO, HO! ¿Dónde está el acceso?-Si ya sabía yo que esto no podía ser tan bonito- Pensaba yo para mis adentros. Pobre de Cruela, mira que de vez en cuando me lee y ya dejo yo pistas de lo terrible que soy yo para estas cosas, pero seguro que piensa que exagero, ¡Que maja!
-Pues a ver como me las arreglo para entrar, diez minutos más tarde, después de haber tocado en todas las pestañitas del blog, ya empezaba a maldecir. ¿Quién me mandaría a mí? Si es que la pobre no sabe con que animalita está tratando.

Cinco minutos más tarde 
-¿Y cómo demonios público yo ahora?- Ya ni para mis adentros ni nada, hablando sola.
Volvía a darle y me decía que se estaba cargando, 15 minutos lleva cargándose, -yo si que me lo voy a cargar.
-Esto a sido una venganza, por lo mal que escribo, como si la estuviera viendo, Cru se ha dicho está no da más la tabarra, haber como entra ahora y me quita la pestañita de acceso.
Le mando un mensaje, intento que no se note mi desesperación, como de broma, para que no se vea lo zoquete que soy.

Cru, muy bonita la casa, estoy encantada, pero no puedo acceder, ja  ja ja ja.
Pero no recibí contestación, así que en un alarde de valentía decidí pensar. Si, se que os cuesta creerme, pero pensé, me dije a ver guapetona si cuando públicas un blog te mandan un correo a lo mejor si entras en el correo, puedes acceder al blog, y así lo hice, una vez en el correo, vi. Que no podía acceder al blog, así que no me quedo más remedio que volver a pensar.

-¡Venga! un esfuerzo más que tú puedes me animaba a mi misma, pero no a quien quería engañar mi cerebro no da para mucho, aunque a veces la chispa surge y ¡Vuala! Que no se si se escribe a si. Lo encontré podía acceder y estaba dentro y podía publicar, que maja es Cruela, volví a pensar después de todas las maldiciones que la había echado y que no debo relatar, por que aún tiene mi contraseña.
Pero las cosas no quedaron ahí, un día más tarde volví a mi blog, por si alguna, había pasado por allí y me contaba algo de mi nuevo look.
-¡Sorpresa! Lo había vuelto cambiar y esta vez estaba muchísimo más mono, que la primera, me gusto, pero está era yo mismita, había captado lo mejor de mí.
-¡Que maja! Con el acceso allí mismito, para que no tuviera que complicarme la vida, madre mía, tenía la misma sensación que, cuando un día vuelves agotada del trabajo y esperas que tú casa esté patas arriba y cuando entras todo está ordenado en su sitio y como a ti te gusta, que te quieres comer a besos al que lo ha hecho y hacerle un regalo de los caros, que luego no lo haces, por que no tienes un duro, que si lo tuvieras, también tendrías mujer de la limpieza, que te dejaría así la casa todos los diitas.

Después de disfrutar, viendo mi casita impecable fui al final del blog a ver si había comentarios.

-¡Ho, HO! Ya estamos otra vez, no pueden dejarme comentarios, no hay manera de acceder- volvía yo a pensar para mis adentros

Lo intente todos 10 minutos sin saber que demonios estaba pasando, calentándome una vez más, por momentos, hasta que exclame:

 -Ni contraseña, ni leches, -me puse a la altura de Dante en sus mejores momentos.
- ¡Claro! ¡Como empezaba a tener seguidores! ¡Si que son 6, sólo seis! ¡Pero fieles que lo se yo!, que aunque no me dejen comentarios están ahí, y ella viendo peligrar su reinado, ha pensado ¡te vas a enterar! ¡Has entrado, sí, pero a ver quien comenta lista!

A puntito mismo que la niña del exorcista que hay dentro de mi saliera, que aunque no lo creáis después de lo leído, todavía no había salido.

Pincho sin querer en el globito rosa y ¡Vuala! Otra vez se abre y allí mismito, estaban los comentarios, entre ellos uno que me decía:
-He tenido algún problemilla para que se quedaran publicados lo comentarios así que pincha en el globo, para acceder.
Se me caía la cara de vergüenza, como había podido pensar así de Cruela, ella que me había dejado el blog como la patena, ella que se había ofrecido de corazón y yo me sentía fatal ¿cómo podía haber dudado de una persona tan cariñosa, amable, simpática?
-¿He arreglado ya todo lo que he contado, o tengo que hacer más la pelota? Por que no es por nada, pero Cru sigue teniendo mi contraseña.
A propósito esa es otra, la pobre me lo deja como para retrasados el acceso y voy entro pongo mi usuario y marco mi contraseña.

¡CONTRASEÑA ERRONEA!
-¡Contraseña errónea! Me he debido de equivocar, tecleo de nuevo.
¡CONTRASEÑA ERRONEA!
-Debo de estar marcando algo mal. Con mucha calma marco de nuevo.
¡CONTRASEÑA ERRONEA!
-¡Caguen en la leche! Y me puse en lo peor, ¿A qué me ha cambiado la contraseña?

Que no la valía con decorar, que también me lo va a escribir, pero en que manos me he puesto, no me lo puedo creer, yo que pensaba que era un encanto. Si ya me lo decía mi madre, no te fíes de la gente de Internet, que salen muchas cosas malas en los telediarios.
Me voy a la página de Google entro en Gmail, meto los datos.
CONTRASEÑA ERRONEA

-¿Qué también se ha adueñado de mi correo? Y ahora que hago yo, que nunca me acuerdo de la dichosa preguntita que te ponen, para cuando no te acuerdas de tu contraseña, poder entrar, ni cual es la pregunta, ni cual la respuesta.

Al borde de la desesperación y sin que me quedarán más insultos, maldiciones y demás que hacerle a la pobre muchacha, que le debieron de pitar los oídos, apunto de perder el tímpano.
Volví a la página del blog pinché puse el usuario y me dije -¿No será que tienes las teclas mayúsculas?

Efectivamente y para mi VERGÜENZA así era, me dejo acceder sin ningún problema, de ahí, que pida disculpas públicamente a mi CRUELA DEL ALMA, esa mujer incansable, cariñosa, buena, una santa mujer, divertida, dispuesta a ayudar siempre a una amiga, y que no hay que olvidar, aún tiene mi contraseña y acceso a toditas mis cosas, no se si he hecho la pelota lo suficiente, o me queda algo de penitencia, me pongo en manos del señor(aunque no soy muy creyente) por que una vez publicado esto, espero reaccione como solo ella es capaz, con buen humor y buen rollito.

Yo aunque no lo parezca soy buena gente, mal pensada ¡Sí! No nos vamos a engañar, pero con buen fondo, muy en el fondo, pero bueno.
Un besito Cru

11 comentarios:

  1. Hombre un rato torpe sí que eres...
    y paranoica también jajajajaj
    hija que tengo tu password y es cierto que podría hasta borrarte el blog en caso de que mi hegemonía se vea en peligro pero vamos que no tengo tiempo ni para ello....

    recuerda que además de por el icono si pones...www.blogger.com también entras directamente ¿ves es cuestión de lógica"....
    En cuanto a confundir mayúsculas con minúsculas es muy corriente... y luego te ciega la impotencia...
    en fin que no te preocupes que síiii me lo tomo a broma y no usaré mis poderes para mandarte una plaga de troles para que invadan tu blog con comentarios groseros...
    eso sí sepas que tienes un montón de mail sin abrir
    jajajja

    Besos

    ResponderEliminar
  2. No se si he dicho lo siento suficientemente, pero mira el lado positivo, estoy aprendiendo la tira, ja ja ja ja
    Si ya habia descubierto lo del bloger, pero gracias de todos modos.
    Y confio en tí, si no, no te habria dado mi contraseña mujer, lo que pasa es que los nervios me ciegan, como el día que mande a media humanidad lo del face book, y la mitad ni los conocia.
    Muchas gracias por todo, sobre todo por tu santa paciencia.

    ResponderEliminar
  3. Y yo que pensaba que lo mío con la tecnología era odio del verdadero... pero ya veo que no, que tú me ganas. Jajajaja.

    He de confesar que a mí me tuvo que ayudar la Elly a cambiar la plantilla. Me mandó un documento con todos los pasos que tenía que dar tan bien explicados que hasta mi abuela sería capaz de hacerlo. Para que luego digan en el mundo virtual hay gente rara...

    Besossss

    ResponderEliminar
  4. Mi querida Señorita.
    No había pasado por su nueva casa pero en mi descargo debo confesar que tampoco pasé por la antigua. No se si pasaré por la próxima. Algo me dice que si.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  5. Perla, la verdad es que tengo la gran suerte de encontrar gente maravillosa dentro y fuera de internet. Que soys todos unos soletes.

    ResponderEliminar
  6. Señor Completamente, bienvenido, ya sabe que esta es su casa, un besazo.

    ResponderEliminar
  7. Ains, mi niña qué mal lo ha pasao!!
    jajajajaajajajajaajajaja
    ¡¡Que no panda el cúnico!! jajajajajaajaja

    Me he agobiado y todo de leerte, jamía.
    Menos mal que ya lo tienes todo superado, ¿noooo?
    jejejejejejejejeje

    Yo debo ser peor persona que Cruela, porque yo no cambio la plantilla de nadie jajajajajajaja
    Yo hice el tutorial para que la gente aprenda y así se la cambie cada vez que quiera!
    Y gracias Perlica, por decir que hasta tu abuela sabría hacerlo! jejejejejeje

    Un besazo Odry!
    Elly

    ResponderEliminar
  8. Mi querida Odry
    Si esta es mi casa procedo a ponerme las pantuflas, el pijama de spiderman y pedirle que me traiga una cerveza y unos cacahuetes.
    Ah... y el mando de la tele es mio.
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  9. Querida Elly me tienes que pasar una plantilla para deejar en paz a la pobre Cruela, que me han dicho que hasta mi abuela lo conseguiria, ja ja ja ja

    ResponderEliminar
  10. Querido señor completamente, el mando es todo suyo, ya que a mi no me gusta la tele, prefiero ver pelis y respecto a la cerveza esta fresquita, que no le falte de na.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  11. hola....te he encontrado por casualidad, y la verdad es que me reido un monton con la historia del tanque, es muy divertida. bueeeno, me alegro de haber pasado por tu blog, y quedas invitada al mio cuando quieras.....
    chaooooo
    loli.

    ResponderEliminar

Offeburg y su buena gente

De Gengenbach a Offenburg sólo a hay 10 kilómetros. Así que era visita obligada. Mi queridísimo y yo, habíamos buscado un área pa...