9 feb. 2010


Mi incursión en la informática, le costo más de un par de sudores a un amigo de mi Lucero, el pobre con una paciencia infinita me fue enseñando todo, no me refiero a Word, ni Excel, ni nada de eso. El me enseño todo lo malo, sólo de ordenadores no penséis mal, que quitando mi cosita móvil, soy una mujer fiel.
Pues bien, yo lo de abrirle las tripas al bicho(o sea ordenador), formatear, y cosas así, lo intento y a veces hasta lo consigo, pero todo lo demás se me escapa.
Mis desventuras comienzan, cuando los amigos, puestos en las nuevas tecnologías, comienzan a mandarme invitaciones, con la errónea creencia de que yo estoy a la altura, que si hacte un Messenger, te invito a un tuenti o face book, etc, etc.
Yo que no se decir que no, iba aceptando invitaciones y haciendo lo que podía. Vamos para entendernos, meterme hacerlo y olvidarme del tema.
Claro los amigos se quejan, nunca te conectas, te he mandado no se que… etc y una que oye hablar de todo eso dice pues bien voy a ver lo que puedo hacer.
En la primera semana descarte el Messenger y se lo traspase a mi preadolescente hijo, que le encanta, la segunda me di cuenta que era la abuelita del tuenti y que mi hija hablaba muchisisimo más que yo y se lo pase también.
Pero mi amiga me animo con lo del face book, por que como ella no vive en Madrid, es una manera de saber la una de la otra casi a diario y es aquí cuando comenzó el follón.
Me meto en el Face book, que no tenía más amiga que Su. Y decido empezar a indagar de qué demonios iba el asunto.
En una pestaña ponía buscar amigos, y ahí que me fui, toda entusiasmada sin saber que carajo estaba haciendo.
-Teclee su correo- ponía en la pestañita, yo lo tecleo.
Aparece una lista, de correos electrónicos, claro a mi me sonaban todos y al poner quiere agregarlos, pues yo toda dispuesta dije que sí.
-¡HO,HO! ¡NOOOOOOOOOOOO!
Ya estaba liada, cuando me di cuenta había mandado invitación a face book a todos los que yo tenía en mi correo electrónico.
Histérica intente borrarlo corriendo, incluso desenchufe el ordenador a ver si con un poco de suerte evitaba el desastre, nada pareció valer, el daño ya estaba echo, le había mandado la invitación, desde al jefe de mi lucero, hasta la empresa de desratización que despedí el año pasado.
En esa lista estaban los amigos de mi Lucero, mis exjefas, todas las empresas con las que tenía que tratar el año pasado por lo de ser presidenta de la comunidad, hasta la administradora que quería que despidieran por que no se cobra los recibos. En fin lo tenía llenito de un montón de contactos a los cuales ni por lo más remoto yo quería invitar al face book.
En un ataque de pudor, decidí cambiarlo todo, primero traspase los datos a nombre de mi lucero, me puse en contacto con mi amiga:
-Que aunque ponga Lucero, soy yo Su…
No obtuve respuesta.
Luego coloque su foto, a sus amigos no les parecería raro, mis exjefas no tendrían ni idea de quien era y el resto sin problemas, por que mi Lucero no tiene el sentido del ridículo tan desarrollado como yo.
-Suu. Estás hay que te necesito, contesta
-¿Quién eres?
-Suu. Que soy yo Odry
-No me jodas, ya te iba a borrar he visto la foto de un tio, que no conocía.
Mi amiga se mondaba de risa ella más que ayudar no hacía más que reírse y decirme que no me preocupara que con no agregarlos hubiera sido suficiente, pero yo estaba apuradísima.
Veía mi reputación en peligro, una vez más.
Así que he decidido donárselo a mi Lucero y me he quedado con mi blog, es tranquilo, todavía no se poner la mitad de las cosas que veo en los blog que visito, como el de Cruela que lo cambia día si y día también, pero creo que de momento voy a dejar de experimentar sensaciones fuertes, por que yo soy ya muy mayor para todo esto, y total a mi amiga puedo hablarla desde el face book de mi lucero.

6 comentarios:

  1. Por fin lo he conseguido lo había probado todo menos copiar y pegar, sere necia

    Muchas gracias Bet.

    ResponderEliminar
  2. Uf niña no me había dado cuenta que no te tengo en mi lista de blog... lo remedio y luego vuelvo para leerte que estoy como muy poco en mí....
    eres tú la de la foto, o la novia de tu hijo adolescente que pide condones...
    en caso de que seas tú pues qué envidia me das, sana pero envida qué coño
    eres jóven, delgada y guapa o sea que te envidio

    ResponderEliminar
  3. Cruela, eres mejor que pasar por una obra de gañanes desesperados, pero reina lo de las gafas es para que no se vean las patas de gallo que me cuelgan de los ojos y para disimular la peazo nariz que de perfiles, me delata, ja ja ja ja
    Muchisisimas gracias, por este subidón.

    Un besazo guapisima

    ResponderEliminar
  4. De nada sepas no soy dada a los halagos vease Irma para comprobación

    Muy bueno el post que yo tampoco me hago mucho con el feis, tantos amigos no me parece fiable jajajja
    por cierto si quires cambiar de plantilla no te cortes que yo te lo hago en un pispas me das el mail de entrada a tu blog y la contraseña (mándalo al mail de mi blog que está en mi perfil) y te cambio la casa entera.... vamos si quieres prometo no cotillear nada

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Anonada me hallo, ¿pero usted con cuántos años tuvo a sus hijos, querida mía?, ¿cinco?, ¿seis años?
    qué envida de genética, jamía.

    Yo también soy muy de pegar con la informática y también estoy dada de alta en quinientas historias que jamás utilizo...

    ResponderEliminar
  6. Bien venida Marisabidilla, que de verdad que las gafas hacen maravillas, tapan todo lo necesario para aparentar, pero aún así muchisimas gracias, por estos subidones de autoestima, si lo sé público la foto mucho antes.
    Un besazo

    ResponderEliminar

FINAL APOTEÓSICO

Tal y como está el país, a mí me daba hasta cosa, seguir contando mis desventuras, pero como la situación se alarga y sincerame...