12 abr. 2010

DONDE MENOS LO ESPERAS


Este martes al Presi de la comunidad le dio un amago de infarto y eso que los vecinos todavía no se han sublevado, les queda poco, no os creáis, pero de momento como no le pillaban en casa se ha ido librando.
Así que me toca volver a ejercer las labores de Presidenta suplente, esto no tendría más importancia, pero me paso algo curioso y a falta de buenas ideas….

El miércoles tenía que venir un nuevo jardinero, para darnos presupuesto de nuestro desarrapado patio.
A eso de las once llego el señor, cual sería mi sorpresa cuando el hombre se me acerco y me dijo:

-Yo a ti, te conozco.

Me quedé con cara de poker, era un hombre de unos cuarenta y algo, muy alto, con barba, pelo canoso y aunque se le veía había sido fuerte, ahora estaba algo dejao.

Hace poco, me entere, que una parte muy localizada de nuestro cerebro se encarga de memorizar caras y nombres, pues bien yo debí nacer con ella atrofiada.

-Vamos que si te conozco. ¡Odry! ¿Qué tal?- Me dijo el hombre a la vez que se acercaba derechito a darme dos besos, a los cuales yo correspondí, por que no es la primer vez que me pasa, es más me pasa mucho y le seguí el juego como si le conociera.
-Bien y tú.
-Bien, joder cuanto tiempo a pasado.
-Una barbaridad- ¡Por Dios que me acuerde! Antes de que meta la pata como la última vez, pensaba yo para mis adentros.
-¿Vives aquí?
-Sí, hace 15 años.
-Yo trabajo en algunos jardines de la zona, pero nunca te había visto. No nos vemos desde hace más de 20 años.
-Es verdad y que es de tú vida.
- Estoy divorciado, tengo una niña de 7 años, ¿y tú?
- Pues me case y tengo dos preadolescentes terribles, aunque buenos chicos- al decir lo de buenos chicos la chispa se encendió, Era Manuel, un chico que conocí cuando tenía 15 años en una discoteca y nos hicimos muy buenos amigos, el había intentado salir conmigo en multitud de ocasiones, pero no me preguntéis por que, yo siempre le decía que no, me daba muchísima pena y le quería un montón, no quería hacerle daño, pero cuando no hay química, nada se puede hacer, durante dos años el lo intento todo, pero cuando vio que la historia con mi lucero era sería, desapareció.
-Vaya y que sabes de la pandilla.
-Tere se fue a León, Ana a Barcelona, de Sole se que tuvo una niña y con la única que tengo algo de contacto es con Nieves, se caso con Corpitas y tiene una chica y un niño, de los demás ya no se naa (como diría la canción).
-Te veo muy bien.
-Gracias, yo a ti también, ¿llevas mucho trabajando en esto?
-Pues la verdad es que empecé con otro socio, pero me dejo tirado y he vuelto a comenzar de nuevo, de momento no me puedo quejar, aunque no se puede decir que haya tenido buena suerte.
-Vaya lo siento, espero que ahora las cosas te vayan mejor.
-Bueno he conocido una chica en Salamanca y nos llevamos bien.
-Lo mismo con el tiempo te veo viviendo en Salamanca.
-No, yo no me voy a ir a vivir allí, tengo aquí a mi hija y me gusta verla todo lo que pueda.
-Lo entiendo.

Después de charlar un ratito, de los viejos tiempos y mostrarle lo que necesitaba, para hacer su presupuesto, quedamos en vernos al día siguiente, para que me trajera el presupuesto que necesitábamos.

El jueves por la mañana, vino tal como habíamos quedado, pero el pobre se quedo un poco parado, cuando al entrar en casa, yo le presente a mi chico, que esa mañana andaba por casa.

Manuel había ido a la peluquería se había cortado el pelo, afeitado y venía bien vestido, no con el traje de faena, como el día anterior.

Me entrego el sobre con el presupuesto, quedamos en que le llamaría y se fue, todo muy deprisa, hace muchos años que no tengo trato con el pero me dio la sensación de que se había apurado bastante al ver que estaba mi chico en casa, la verdad es que le he dado vueltas a la cosa, no creo que después de tanto tiempo le siga gustando, más que nada que ya tengo una edad y no de merecer precisamente, pero su actitud fue tan diferente el primer día que me vio. No creo que dijera nada inconveniente más que nada por que no tuve tiempo, pero me dio tanta pena verlo así.

No se si debiera llamarle y preguntarle, pero la verdad es que hace años que ya no somo amigos.
Bueno hay os los dejo, admito sugerencias.


11 comentarios:

  1. Y qué le vas a hacer tú? No has hecho ni dicho nada malo... si él vuestro reencuentro se lo ha tomado de otro modo, es problema suyo.

    Pobrecito... aún lo tienes loquito por tí!! jejejeje!!!!

    Un besete!

    ResponderEliminar
  2. Creo que llamarlo sería darle cuerda. Cuando reencontramos a viejos amores o personas que nos gustaron mucho en el pasado es inevitable despertar sentimientos dormidos. No significa nada más que un intento inconsciente de volver a tiempos en que nos sentimos felices.
    Pobrecito, peluquería, afeitado, bien vestido... está claro que ese segundo día quería causarte buena impresión. Pero se le pasará en cuanto vuelva a la realidad.
    A no ser que tú quieras... jajaja

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que cuando menos te lo esperas te reencuentras con personas de tu pasado o incluso con gente de tu presente que no ves. En todo caso, creo que en la segunda "quedada" (para pasarte los presupuestos), queria darte una buena impresión y por ello dedico parte de su tiempo en arreglarse y demás.

    Y que, que tengas una edad, seguro que debes de estar açun más guapa y quitando el hipo que en antaño!!...

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Jamía, ese chico tiene el problema (de haberlo si lo hay, que tampoco lo tengo claro), pero tú no lo tienes.

    Está bien (a veces) reencontrarse con el pasado pero si alguien se quedó estancado en él, es cuando malinterpreta las cosas o por lo menos, vuelve a revivir el pasado.
    Tú a lo tuyo y tus labores presidenciales, Sra. Cuesta jejejejejeje

    Un besazo guapa!
    Elly

    Pd.- presiento que este verano, me escapo con un caracol unos días ji ji ji ji ji

    ResponderEliminar
  5. Mi querida Odry, no le llame que me pondré celoso...
    A sus pies mi presidenta en funciones.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  6. Si lo llamas que sea solo para aceptar o desechar el presupuesto.
    Creo que tu amigo no esperaba encontrar a tu lucero y eso le dejó un poco trastornado, o quizá se vio ridiculo por haberse arreglado mas de la cuenta, en fin que yo no le daría mas vueltas al asunto.

    Besos !

    ResponderEliminar
  7. Ana, ya se que no hice nada malo, pero fuimos tan buenos amigos. Que me quedo espinita.

    Un besazo guapisima.

    Alis llevas razón, no debo llamarlo, por si acaso que nunca se sabe.

    Un besazo Preciosa.

    Nunca es verdad que el mundo es un pañuelo, más de lo que nos imaginamos.

    Gracias por decirme cosas tan bonitas.

    Un besazo muy fuerte.

    Elly tesoro, llevas toda la razón, pero me meto en cada fregado.

    Un besazo mi niña.

    C.G. No le llamaré lo último que quiero es ponerle celoso, con usted y mi chico tengo más que de sobra, ja ja ja.

    Un beso.

    Bet, yo también pienso que el no queria encontrarse con mi Lucero.

    Un besazo guapisima.

    ResponderEliminar
  8. jajajjaja lo tienes en el bote jajajajaja
    Si no existía química por aquel entonces,no creo que surja ahora.
    Un besito

    ResponderEliminar
  9. La verdad S. es que sigue sin ser mi tipo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Sí, sí, mucha chica de Salamanca pero a la pelu y al barbero por ti...

    Yo no le llamaría más que por el tema del presupuesto. Si tú eres feliz ahora, ¿para qué remover nada?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Perla, yo soy muy feliz con mi lucero y por nada del mundo me planteo una relación con el y menos cuando ya de joven no me gustaba.

    Un besazo

    ResponderEliminar