19 may. 2010

MI PRIMERA VEZ


Me levante cansada, no había pegado ojo en toda la noche, los nervios no me habían dejado.
No se vosotros, pero yo, ante nuevas experiencias, no lo puedo evitar me pongo muy nerviosa, intento repasar en mi mente los pasos que tengo que dar, que al final no sirven para nada, por que la situación termina siendo totalmente distinta a la que has imaginado.
En fin, me duche, me arregle, todo lo mejor que una señora de mi edad puede hacerlo claro esta y me puse un vestido negro yo creo que iba elegante, aunque no se si elegancia era lo que requería la situación.
Durante todo el camino, no dejaba de pensar si lo haría bien o mal, o si me traería consecuencias, parece que soy muy atrevida o lanzada, pero en el fondo soy una tímida, muy en el fondo, claro.

Cuando llegue, la entrada estaba llena de gente, tenía la sensación de que todo el mundo me miraba, menos mal que en la entrada me esperaba Paca, ella era una habitual y hacía tiempo que esto ya no la ponía nerviosa.
- ¿Cómo te encuentras? –Me pregunto.
- Pues estoy muy nerviosa, para que lo vamos a negar.
- ¿Quieres que lo dejemos?, si no estas preparada, no tienes por que hacerlo, además las dos sabemos que puede tener consecuencias.
- No, quiero llegar hasta el final y cuanto antes lo haga mejor.
- Yo la primera vez me tome esta pastilla y la verdad es que luego todo fue sobre ruedas, ¿Quieres una?
- Bueno, si me ayuda a relajarme un poco, por que voy más tiesa que la garrota de mi abuelo.
- Te ayudará no te preocupes. Vamos arriba nos están esperando.

Cuando llegamos, el paparazi (marido de Paca), me pregunto que tal me encontraba y si estaba dispuesta, yo asentí, fue entonces cuando llegó, el señor de traje, me dio unas directrices que debíamos seguir, si queríamos que aquello saliera bien.

Después de esperar un rato, las puertas se abrieron y un señor muy serio llamo a los señores trajeados, los dos se fueron hacía el, estuvieron hablando unos segundos y luego uno de ellos se dirigió a nosotros.
-                    Paca, me pregunta si queremos seguir adelante o preferimos dejarlo.
-                    Queremos llegar hasta el final – Dijeron Paca y el paparazi.
El señor de traje se lo hizo saber al señor que le había preguntado y todos estuvieron de acuerdo.
Yo ya estaba preparada, por fin había llegado el momento, creía tener claro lo que tenía que hacer, aunque eso tuviera consecuencias para mi, no se si por el dopaje de paca, yo estaba más calmada, mire al fondo del pasillo, estaba lleno de puertas y en ellas, una extraña mezcla de clases sociales, hombres de trajes muy serios, maleantes, mujeres de mala vida, señoras, jóvenes, tanto chicas como chicos y como no policías y guardia civiles, no faltaba nadie, todos esperaban para lo mismo.
Volvió a salir el señor e hizo acercarse a los señores trajeados, les hizo entrar y nos quedamos esperando.
-                    ¿Paca esto es normal?
-                    Si te soy sincera es la primera vez que hacen esto.
Al cabo de unos minutos salieron y el señor de traje se acerco a nosotros.
-                    Hay que dejarlo.
-                    ¿Cómo? –Dijimos los tres sorprendidos.
-                    La jueza ha dicho textualmente. Estoy hasta las narices de Paca y Manuela, así que como no lleguen aún acuerdo las empapelo a las dos.
-                    Pero si ha sido ella, dijo Paca.
-                    Si lo sabemos, pero la jueza tiene mucho trabajo y este juicio se está alargando más de lo debido, a dicho que a Manuela la va a leer la cartilla y que si vuelve, la enchirona, por cansina.
Los dos abogados se lo hicieron saber al secretario y este se fue ha comunicárselo a la jueza, mientras tanto, Manuela, no muy conforme con el asunto regañaba a su abogado y Paca se acercó al suyo a decirle que ella tampoco estaba de acuerdo, los dos abogados intentaban hacerlas ver que de nada servía lo que dijeran, la jueza se lo había dejado claro, Manuela recriminó a Paca.

-                    Sois unos maltratadotes.
-                    Pero si eres tú la que me has agredido y no me dejas vivir. – Le contestaba Paca.
-                    Yo, soy una pobre mujer a sido tu marido el que me ha pegado.
-                    Pero si yo, ni siquiera estaba en casa.- Dijo el paparazi
En fin que Manuela, volvió a montarla, se puso a gritar en medio del pasillo en frentito mismo de la sala, los dos abogados intentaban calmarla, pero nada, ni el suyo, ni el de Paca conseguían hacerla entrar en razón, a poquito no abre la puerta para gritar a la jueza.
Que dicho sea de paso hubiera estado muy bien, a ver si así la enchironaban de una vez.
Yo sentadita en una esquina del pasillo, me negaba a acercarme por que veía que al final terminaban todos en los calabozos y una esta dispuesta a nuevas experiencias, sobre todo si hay esposas de por medio, pero lo de los calabozos, ya me han contado que no es muy divertido.
Al final su abogado se la llevo como pudo el hombre y Paca y el Paparazi, se quedaron como si les hubieran echado un jarrón de agua fría, tanto decirles la policía que denunciaran, para que pillaran a la jueza con el día torcido y nos les hicieran ni puñetero caso.

La verdad que mi primera experiencia en un juicio, aunque fuera de faltas, no tenía nada que ver con lo que yo había imaginado y es ahí cuando pensé para mis adentros. ¡Cuánto daño hacen las series de jueces y abogados americanas!

Aquí, si el juez tiene un mal día,  se niega a trabajar, no me extraña que digan que la justicia esta fatal.

25 comentarios:

  1. Pa que digan que la realidad supera a la ficción, eh?? jajajaajajajaajaj

    Por cierto, de nada por traerte buenos recuerdos.

    Un besico Odryta
    Elly

    ResponderEliminar
  2. Una vez entramos un grupo de cuatro estudiantes a ver un juicio.Yo que esperaba salir como Ally Mac beel,me quedé confusa,allí nada era tan emocionante como en las pelis!a lo mejor en lo penal la cosa es diferente no?

    ResponderEliminar
  3. Bueno más bien ally mcbeal que estoy atontá con tanta caló

    ResponderEliminar
  4. Elly: la realidad, siempre es más cruel, por que a la juez se la ponía yo de vecina, ja ja ja

    Un besote.

    S: Nunca e estado en un juicio penal, pero como mi vecina tiene uno con Manuela, en cuanto me lo cuente lo cuento yo.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  5. Fíjate nunca he estado en un juicio....
    pensaba que no se podía hacer eso de decir a tomar por culo que hoy no estoy con ganas... joder haber hecho algo aunque sea darle un susto a la Manuela y a casa pero eso de no dejar ni entrar a la gente me parece súper fuerte
    en fin que luego dicen que hay que denunciar y ya ves ... espero que la justicia no llegue tarde
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Yo tengo historias de ese tipo pa aburrir, y es que los juzgados son una fuente inagotable de historietas absurdas, vamos que los abogados si nos aburrimos es porque queremos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. hol Odry, gracias por tan bella historia, el placer es leerte y conocerte en tus escritos, gracias por tus palabras en mi blogg, un lujo, buena tarde besos

    ResponderEliminar
  8. CRUELA: Espero que el que tiene por lo penal, que son dos vayan mejor, para Paca, que lo paso muy mal, slaia siempre en ambulancia, la pobre.

    Un besote.

    BETTY BOOP: Hay tesoro que falta me haces, por que este mundo se ha vuelto loco y no hay manera, pones una denuncia por acoso a un menor y te la archiban, así es la vida.

    Un besote.

    Don vito: Gracias por su visita, la historia bella no lo es mucho, pero la verdad es que al final tube que reirme con todo lo sucedido.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Ayyy si yo te contará.... Me he comido cada uno que pa'qué (juicios me refiero.. jeje).. por motivos d etrabajo, pero tela!!
    Y en eso te doy la razón... la justicia está fatal!

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  10. La justicia española es más formalista que la americana, menos show, pero si tienes oportunidad de conocer las entretelas puede ser igual de dramática. Que se lo pregunten a Garzón sin ir más lejos.
    Y en el día a día, un cachondeo.

    ResponderEliminar
  11. Acudí una vez como testigo a un juicio por un accidente que sufrió el que ya era mi ex novio. Él no estaba (había cambiado de dirección) y ningún abogado me orientó. Me preguntaron si tenía interés en que ganara una de las partes y toda llena de razón dije que sí, claro... No sé cómo acabó el caso (en el que, debo decirlo, mi ex tenía la razón), pero me temo que no fui de gran ayuda...
    Lamento que no hayas podido estrenarte todavía, jajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  12. ALMA: yo después de ver en que consiste, creo que no volveré a poner una denuncía en mi vida, y mira que solo he denunciado a Manuela y de purito agotamiento.

    Un besote.

    Tiza: No es cuestión de formalidad, es cuestión de suerte, creeme, es como la ruleta rusa, depende del día del juez, sales mal o sales peor.

    Un besote.

    ESCONDIDA: bien venida a mi casa, y la verdad es que no fue agradable, aunque después de ver el panorama, no me extraña que Manuela, le importe un pito, las taitantas denuncias que tiene puestaas.

    Un besote y gracias por tu visita.

    Alis: A quien se le ocurre, ja ja ja. La justia es una hipocrita, si no quisieras que ganara, no te presentarías a declara, ¡Manda huevos!

    Un besote, solete.

    ResponderEliminar
  13. Me quedo ojiplática, ¿pero una jueza puede decir que está harta y que pasa? Tenían que hacer eso cuando van los famosos con sus historias "que si demando a fulanita por calumnias". A tomar por culo les tenían que mandar a todos, hombreya.

    ResponderEliminar
  14. cada vez tus historias son mejores!!

    la jsuticia es, muy a menudo, injusta...te lo digo a ciencia cierta tengo tu misma profesión......
    besos grandes desde el bulevar!!

    ResponderEliminar
  15. Joder tantos nervios y tanta espera para nada ???
    la madre que parió a la jueza ! lo que dices tu, a esa le haría falta una vecina como la tuya, jo que rábia !

    Besos guapa !

    ResponderEliminar
  16. PERLA: Mi amor si hiciera eso entonces saldrían en todos los programas de corazón, y se sabría como funciona en ocasiones la justicia, eso seguro que no les daría buena publicidad.

    Un besote.

    MÓNICA: La verdad es que si, justicia depende para quien y para que, por que yo cada me quedo más de piedra.

    Un besote.

    BET: Pues si, si los lejisladores y los jueces, no estubieran tan protegidos y vivieran más en la vida real, sería diferente, creeme, pero como van hsta las trancas de guardaespaldas, a ver quien se les acerca.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  17. Llegar a Juez estan duro que algunos piensan que ya han hecho lo más duro de su vida y que desde ese momento se lo van a tomar con relajo, y se olvidan de que si la justicia se dilata deja de ser justicia.

    Lamento lo que cuentas, pero, qué divertido lo cuentas.

    ResponderEliminar
  18. PILAR: Mi niña, que de razón tienes preciosa, me alegro que te guste mi manera de contar las historias.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  19. hola Odry, gracias por compartir esta joya, gracias por tus palabras, buena tarde, besos

    ResponderEliminar
  20. Paca esto es normal,mira que eres rebuscada,yo me parto con tu humor.
    Bueno,por eso no debes de ser jueza,porque se dice que la justicia es ciega.

    Pero me rio porque soy de los que visitan por asuntos laborales mucho los juzgados y tienes el punto pillado.

    ResponderEliminar
  21. Don Vito: es un placer.

    Un saludo.

    CHOPINGO: Yo no tengo esperiencia,pero visto lo visto, creo que tampoco la necesito.

    Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  22. Pensé que había publicado un comentario en esta entrada hace días, pero no fue así.

    Te diré algo, Odry, la primera vez siempre es una historia digna de contar. Siempre habrá lugar para las anécdotas y las situaciones engorrosas. Pero después de todo uno las recuerda con un suerte de picardía que hace alegre la historia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. De veras que me cuido,pero me tiene tanto amor que cada día me ahoga un poquito más.
    Besines y gracias.
    Creo que la varita de bruja invierte los hechizos y me vienen de regreso,jejeje

    ResponderEliminar
  24. Ricardo: Llevas toda la razón del mundo.

    Un saludo.


    Morgana: Tú das mucho cariño, eso también vuelve como de regreso y te dará energía.

    ResponderEliminar

FINAL APOTEÓSICO

Tal y como está el país, a mí me daba hasta cosa, seguir contando mis desventuras, pero como la situación se alarga y sincerame...