30 jul. 2019

DE TARIFA A TANGER (UN VIENTO FRESQUITO, UNA DUCHA LOCA Y UN WALKIE TALKIE ESCACHARRAO)


     

Una vez escuché a un psicólogo decir, “Según vamos envejeciendo, nos cuesta más entablar nuevas relaciones, nada que ver con los niños que, según llegan al parque les basta unos minutos para entablar una amistad entrañable”. Me gustó tanto, que me dije a mí misma: “Nunca te olvides de la niña que llevas dentro y mira a las personas que se cruzan en tú camino, como lo mejor que te puede pasar en la vida”.



                       
Nada más bajar de la auto, en el punto de quedada en Tarifa, nos dimos cuenta de nuestro primer error, sacar la ropa de invierno de la maleta preparada para Austria.

Resultado de imagen de FRIOCómo soplaba el viento ¡Qué fresquito! ¡Qué castañeo de dientes! Ni Sara Varas. Ya no sabía que colocarme, no me faltaba detalle, estaba echa un cuadro, pero de Miró. Esto no lo tenía planeado, bueno, ni esto ni nada, el viaje lo había planeado destino y se lo iba a pasar pipa a mi costa.

Sobre las 23:00 de la noche, llegaron los últimos componentes del grupo, compuesto por siete autocaravanas y dieciséis personas. Realizamos las presentaciones de rigor y nos retiramos antes de empezar a volar, como hojas movidas por el viento.

De alguna manera tenía que entrar en calor, pero a poco pierdo extremidades por congelación, el agua estaba como para criogenizarme.

Resultado de imagen de MALA CARADebieron conectar las válvulas del grifo al revés, pero como se apagaba la luz cada vez que abría la ducha, pensé que el problema vendría de la dichosa batería, que antes de viajar, pedí a mi chico que cambiara y esté pensó que aguantaba un poco más, lo que no me dijo es en qué condiciones.

Lo único que saqué de aquella ducha, fue una piel extremadamente suave, debí confundir el gel de baño, con el suavizante para el pelo. Y es en esos precisos momentos, cuando yo me pregunto: - ¿Porque todo me tiene que pasar a mí? Si en la auto vamos dos.
  
Para colmo, salgó rígida como un tempano y mi queridísimo amorcito, me dice muy feliz.

-          ¿Qué tal tesorete? ¿Has entrado en calor? – Hay que tener valor, si tiritaba como una condenaaa.
-          ¡Si me estás vacilando, desde ya no arriesgues! No ves que soy clavadita a la mama pitufa. Estoy al borde de la hipotermia.
-          ¿Qué te ha pasado? Si el calentador está encendido.  Abrió el grifo de la cocina y el agua salía como para escaldar huevos. – Pues sale super caliente.
-          ¡No si calentar, me estás calentando! Pero en la ducha el agua sale helada
Resultado de imagen de MIEDO-          No será para tanto. ¿Has girado la manecilla, por si las válvulas están conectadas al revés?
-          Pues a oscuras, no. Que he visto películas de terror sangrientas, con muchísima menos emoción que mi ducha. Ríete tú de psicosis.
-          Si me lo hubieras dicho, pongo en marcha la auto y tira de la batería del vehículo.
-          ¡Tendrá valor! Y me lo dice ahora que el moquillo acaba de formar una estalactita.

Una vez pasados los controles para él embarque, nos sentamos en una sala y comenzaron a sacar walkie talkies. Los hombres del grupo, se enzarzaban en una conversación subrrealista.

Resultado de imagen de WALKIE TALKIEManolo, - Me oyes. – Que te dan ganitas de decir, si corazón, yo y toda la sala.
Julio – ¿En qué frecuencia estáis?
David – Canal cuatro, no salgáis de ese canal. ¿Me recibes? – Y nosotros nos mirábamos como diciendo ¿Cómo no te va a recibir si lo tienes a treinta centímetros?
Paco – Pues yo no escucho nada. – Y yo pensaba, pues eso hay que mirarlo, porque lo está escuchando hasta el capitán del barco.
Toño – Van a ser las pilas, cámbiaselas – Sí, pero del sonotone, apuntaba yo por lo bajini..
Tomás – Yo escucho perfectamente – Por fin uno sensato, le dije a mi chico.
Manolo - ¡Paco! Me recibes. 
Paco - ¡Ahora sí recibo! – No lo vas a recibir. Pensé, con el bocinazo que te acaba de dar en la oreja. 


                                        
Así estuvieron un buen ratito mientras mi lucero y yo nos mirábamos y asentíamos con la cabeza. Nos íbamos a sentir como en casa.



No tardaron en reparar en que no teníamos walkie talkie. Con las prisas, siempre se pasa algo y nosotros apenas llevábamos dos días en el grupo. El compañerismo broto cual fina hierba silvestre en primavera y en seguida nos encontraron uno. Querían que nos sintiéramos parte del grupo.

                          








Yo me mareo en los barcos (Si es que no me falta detalle) y Paz, se acercó la primera en pos de unirnos al grupo, imagino que pensaba en lo apurados que estaríamos. Pobre alma cándida, si es que se veía que era toda bondad, no era consciente de la poquita vergüenza que tenemos mi chico y yo. Salimos a la cubierta, para ver cómo nos acercábamos a Tanger, rumbo a emprender nuestra aventura.

Y así comenzó nuestro periplo por Marruecos, en un viaje que iba a marcar un antes y un después en mi vida desastrosa vida.


                       

27 jul. 2019

UN DESTINO CAPRICHOSO Y UN GRIFO CÓMPLICE

Autor: PACO Y BORJA MORENO
Desierto Erg Chebbi en Merzouga


Dicen que el destino está en nuestras manos, pero, en mi caso, estaba en un grifo y encima de plástico…
El invierno había sido largo y complicado, como viene siendo habitual en mi desastrosa vida. Razón por la que, a pesar de estar a mediados de junio, no tenía destino de vacaciones.
Cuando Antonio me dijo que el veintidós de junio, salíamos, casi me da un parraque. 

Resultado de imagen de sorpresa- Es una coña ¿verdad? – Le miraba atónita, mientras el me negaba con la cabeza y a mi se me salían los ojos de las orbitas - ¿Tan pronto? ¿Y dónde vamos? – Las preguntas brotaban sin esperanza de obtener respuesta, mientras mi cerebro iba a dos cientos por hora, directa a estrellarme, porque a esa velocidad, no hay sensatez que se imponga.

- Pues sería un buen momento para hacer el viaje a Austria que llevamos aplazando tres años. – Me quedé pasmá, mi chico había pensado y lo mejor, la idea era buena, no, era muy buena. Ese viaje estaba planificado, solo habría que darle unos retoques ¡Ingenuos!

Resultado de imagen de VACACIONES

Nuestro destino, ya estaba decido y cada vez que intentaba repasar el viaje, me sentía mal, como si el destino me quisiera avisar de que estaba perdiendo mi escaso tiempo. Al final, lo terminaba dejando y buscando otras opciones. Me dio por Turquía, pero en un momento de coherencia transitoria (en mi caso, quizás excepcional) deseché la idea, por precipitada ¡Infeliz!


Tres días más tarde, descubriría que, para el destino la precipitación es su mejor aliada.

No quería estresarme en aquella preciosa mañana de junio (como si eso fuera posible) Así que, intenté respirar hondo. Estábamos a martes, eran las once de la mañana y el tiempo corría en contra, mientras yo, estaba a puntito del ataque de nervios. La primera crisis llegó con el grifo de ducha de la autocaravana, había pasado a mejor gloria. ¿De verdad? no tenía mejor momento para romperse.

Antonio había ido a toda prisa a conseguir uno. Me llamó, lo había conseguido, estaba desatao, resolviendo crisis y si hubiera sido capaz de colocarlos, ya hubiera sido la leche, pero la presión le pudo. Tuvo que acudir al mecánico, que le daba para un mes y que por alguna extraña razón (Ahora estoy segura de que era él destino) le inspiró tanta pena, que lo instaló a toda prisa. 
Mientras esperaba, descubrió un panfleto, que leyó por entretenerse. Anunciaba un viaje en autocaravana a Marruecos y me envió una foto. Probablemente estaría cerrado, ya que salían ese mismo viernes de Madrid.

Resultado de imagen de VACACIONESDebatimos unos treinta segundos, el asunto, un par de minutos después, estaba hablando con el organizador, que me dejaba la puerta abierta. Nos pudo el aventurero que ambos llevamos dentro y el puñetero destino, que nos lo tenía preparado.
Siete horas más tarde, estaba pagando la cuantía total del viaje a una persona totalmente desconocida, pero muy maja que me atendió por teléfono, como si me conociera de toda la vida. En cinco minutos, me había trasmitido la ilusión de un viaje, que, hasta ese preciso momento, no nos habíamos planteado ni ensueños. No teníamos ni idea de lo que nos esperaba. Aunque en verdad, a esas alturas ¿Qué podía importar?

Resultado de imagen de VACACIONESLejos de colapsar como sería previsible en mí, estaba tranquila y confianza ¿Me estaría volviendo loca?. De vez en cuando asomaba algún sentimiento de sensatez y me decía eso de “Que arrogante es la ignorancia”.

Un segundo de lucidez y estuve a punto de entrar en brote, cuando me surgió una pregunta:


Resultado de imagen de VACACIONES

¿Se necesitaba el carnet internacional para conducir por Marruecos? Según internet sí. Entre en pánico. La DGT en Madrid, ni siquiera da citas. Lo que me hace dudar de que realmente exista. No puede estar siempre colapsado. Es una vergüenza que llevamos muy bien, hasta que te fastidia un viaje ¡Vale! no lo has planeado, pero ya forma parte de ti y de tú vida, aunque no tengas ni idea de en donde te has metido, tan sólo sabes, que es tú viaje y lo quieres, aunque sea para despeñarte.
A puntito de la parada cardiaca (Como me mola el drama) Llamé al organizador, David no tardo ni treinta segundos en calmarme, primero por cogerme el teléfono y no desaparecer con el dinero, segundo, porque existe un acuerdo y no es necesario el dichoso carnet internacional.

Resultado de imagen de VACACIONESEl destino es un viaje en sí, un grifo, puede convertir tu vida en una aventura o desventura inolvidable, todo depende de lo que te toque vivir, en nuestro caso y teniendo en cuenta que el desastre me acompaña. No sólo el grifo paso a mejor gloría, la batería del habitáculo de la caravana, estaba llegando a su fin. Como no podía ser de otra manera, eso lo descubrimos la primera noche, al llegar al punto de encuentro en Tarifa…

MARRAKECH

                           El atardecer se adelantaba. Que no es lo mismo que nosotros llegáramos tarde por tomar zumos de ...