28 ago. 2016

BURDEOS Y SAINT ÉMILION

          Resultado de imagen de burdeos
    Nuestro primer destino en Francia era Burdeos, ciudad patrimonio de la UNESCO, que además es famosa por ser tierra de viñedos y buenos caldos.
   
Resultado de imagen de bordeaux lluvioso              El tiempo acompañaba en un precioso día de verano, aparcamos nuestra casita móvil y nos preparamos para disfrutar la visita a esta preciosa ciudad, pero nada más llegar a la parada del bus que nos dejaría en el centro histórico. Comenzó a llover como si no hubiera mañana ¡Que chaparrón! ¡Que manera de caer! Para cuando conseguimos ponernos el chubasquero (que mi previsor Lucero siempre lleva en la mochila), ya estábamos empapados, está visto que mi pelo esta vacaciones, está abocado al fracaso.
 Resultado de imagen de bordeaux lluvioso
              Andar entre calles repletas de gente con paraguas y chubasqueros, mientras la lluvia los acaricia con su constante goteo, disfrutando de unos edificios llenos de historia, hace que termines por sentirte dentro de un cuadro viviente que no te deja indiferente, entre la nostalgia y la admiración de una buena obra.


              Las imágenes que quedan de por vida gravadas en nuestra mente, a través de nuestras retinas. Convierten casi en obsesión mantenerlas vivas, y nos dedicamos a fotografiar todo aquello que nos resulta curioso o bello, aunque la mayoría de las veces nos quedamos muy alejados de aquello que nos enamoró y es que un encuadre, no es suficiente para trasmitir todo lo que se respira, mientras lo disfrutas con tus cinco sentidos.




              El aguacero nos dio un respiro y la luz de la ciudad cambió por completo y igual que nuestro ánimo para seguir disfrutándola.

Resultado de imagen de burdeos              El rio da a está ciudad otra perspectiva, algo que la embellece y la hace mágica, es curioso lo bellas que son las ciudades cercanas al agua, ya sea un lago, un río o el mar.

              Al atardecer y una vez pateadas todas las calles de esta preciosa ciudad, nos pusimos en ruta, había oído hablar de un pequeño pueblo, rodeado de viñedos y chatous y donde teníamos un buen lugar para pernoctar con nuestra casitamovil.

Resultado de imagen de san emilion burdeos al atardecer              Según llegábamos, mientras el sol se iba poniendo, en ese lento y delicado baile de cada día, se habría ante nosotros las imágenes de los cientos de viñas que se alineaban de forma métricamente milimétrada en los campos, por un momento, nuestras mentes se trasladaron al viaje del año pasado a la Toscana, los paisajes se confundían, tan sólo la belleza de los Chatous que se encontraban a los lados de la carretera, nos traía hasta este bello país.
                   
Resultado de imagen de san emilion      Llegamos agotados del viaje y después de un picoteo y una ducha, dormimos como bebes en brazos de Morfeo, sólo cuando los pájaros y los tractores acabaron con el silencio de la noche, anunciando un nuevo día, nos levantamos para dispuestos a vivir la pequeña aventura del día de hoy.
               
         

Resultado de imagen de san emilion     El pequeño, pero cuidado pueblo, era una postal, sus casas construidas en piedra de un preciosos color vainilla, sus ventanas de madera y sus maceteros llenos de flores de mil colores, hacían de el un lugar diferente y embriagador, todo cuidado al detalle, estos franceses son increíblemente meticulosos y lo tratan todo con una delicadeza infinita, que hace embellecer todo lo que tocan.
               
Resultado de imagen de san emilion

              Un día casi perfecto, un lugar idílico, una compañía maravillosa ¿Qué más se puede pedir?            
              Más no os llaméis a engaño, las cosas no son como empieza si no como termina y yo no dejo de ser Odry...


    

23 ago. 2016

NOCHE ROMÁNTICA

             
                    Resultado de imagen de NOCHE ROMANTICA  
             Una vez superada la marabunta playera, comenzamos nuestro viaje. Expedicionarios hambrientos de aventuras, fotógrafos intrépidos en pos de llevar a cabo, una epopeya digna de ser contada que marcará un antes y un después en nuestras vidas.

Resultado de imagen de el peine de los vientos        
      Así que cogimos rumbo a Donosti, donde se come de miedo, que digo yo, que no es plan de empezar una aventura con el estomago vacío.

      
Resultado de imagen de AREA DE AUTOCARAVANAS DE DONOSTI        Pero soy Odry y como no podía ser de otra manera, lo primero que nos encontramos al llegar al área, eran cientos de autocaravanas como la nuestra, aparcadas por doquier, el área estaba desbordada y las autos rodeaban toda la universidad y alrededores.


              -¡Mi vidita, ¿No habrá una concentración de autos? -Me pregunta mi Lucero con cara de yo te mato.
              - No, en agosto nunca se hacen.
              - ¿Y ellos lo saben? - Antes de contestar la pregunta vimos un espacio, o similar, para que nos vamos a engañar y mi lucerillo se tiro en plancha.
Resultado de imagen de APARCADO AUTOCARAVANA

              Superamos la prueba, nos hicimos hueco entre un alemán y un holandés, empotrando las bicis que van en la parte trasera, entre los matorrales.

              -«Descuida nena que hoy no, nos las roban»- decía el guasón de mi lucero.
              - Si monín, pero haber como las bajas, para ir hasta la parte vieja de la ciudad.
              - ¡Hay las dao!.

              Raspón viene, arañazo va y yo tenía mi bici en las manos y mi lucero los brazos como si se hubiera pegado con el gato del vecino.
Resultado de imagen de PELEADO CON EL GATO
              Mi Lucero me había prometido una noche romántica de tapeo y vinillos (no creáis, dependiendo de donde sea la noche romántica, puede ser una temeridad).
               
Resultado de imagen de MONA CON LAZO         
      Yo me puse monísima, con un mono negro de espalda al aire y mis sandalias negras y doradas, con su bolsito (tipo bombonera) a juego, llenito de pedrería y la melena al viento preparada para una noche mágica.
Resultado de imagen de PUERTO san sebastian ATARDECER 
              Creo que a veces, subestimo el concepto que tiene mi hombre de una velada romántica, por que según íbamos de camino a la plaza del ayuntamiento, mi lucero frena en seco y se desvía metiéndose a un parquecillo, se baja de la bici y me dice que quiere pasear por la playa. Eso sería muy romántico a las 10 de la noche, pero a las seis de la tarde...
              
              Entender que yo le viera ciertos inconvenientes, como que si me salpican los críos de la playa y manchan mi mono de seda negro, me los como, por, poner un ejemplo.
             Resultado de imagen de PLAYA DE LA CONCHA
Resultado de imagen de PLAYA DESASTROSA              Obviamente no podía matarle, en público no está bien visto, así que baje de mi bici, mientras pensaba para mis adentros, ¿Dónde vas Odry, arreglá como un florero, paseando por la playa de La Concha, abarrotada hasta la bandera, con un sol de justicia, sin faltarle un detalle, desde el niño que salpica, al abuelo aventurero en plan Dora la Exploradora y padre desgañitao a punto de descogorciar al niño de la pelotita?
              

Resultado de imagen de mujer despeinada
  Después de pasear por La Concha, como si de una boda se tratara, mi lucero decidió seguir con lo nuestro (la noche romántica). Para ese momento mi melena al viento se había convertido en una maraña indescriptible por la dichosa brisa marina, el mono negro llevaba arena para aburrir y el bolsito colgaba que daba pena, el maquillaje, mejor ni lo menciono.
                                                   Resultado de imagen de DONOSTI AL ANOCHECER
    La verdad es que la ciudad estaba preciosa, las calles abarrotadas de turistas, que iban y venían como si fuera un gran hormiguero.
        
     Resultado de imagen de PUERTO san sebastian ATARDECER  Resultado de imagen de casco antiguo san sebastian        

      El bar que elegimos estaba hasta arriba (como todos), no había hueco por donde meter codito para hacerse ver en la barra, platos repletos de tapas, iban de un lado a otro, mientras yo salivaba, con más hambre que una modeli en un desfile de Victoria secret, esto más que una cita romántica, se había convertido en una experiencia del último superviviente.
           
Resultado de imagen de TAPEO DONOSTIARRA
              Conseguí meterme de perfiles, entre un grupo de franceses y una pareja china, levante el único brazo que podía mover y avisé al camarero que en menos que canta un gallo, y viendo la desesperación en mis ojos, me servía un fresquísimo txacoli y unas deliciosas tapitas, antes de que me marcara un Kill bill, con los palillos.
          Resultado de imagen de KILL BILL
              Mi Lucero, que estaba disfrutando como un jovenzuelo buscando Pokemón, decidió dar un paseo a pie por la parte trasera de la montaña que da al mar, la noche era evocadora, tranquila, las olas rompiendo contra las rocas y la luna más llena que nunca, iluminando el mar en todo su explendor
          Resultado de imagen de luna reflejada en el mar real
Resultado de imagen de DONOSTI ABARROTADA              Pero nada nena, no era mi noche, no terminamos de volver la esquina y nos encontramos, con la Cruz Roja, La ertzaina y los bombero, sólo faltaba el ejercito de salvamento, si hubieran vendido entradas se hubieran hecho de oro. ¡Que de gente! casi no se podían andar.
 Resultado de imagen de BOMBEROS            Resultado de imagen de POLICIAS
              Por lo visto alguien vio algo y se activo la alerta, para cuando conseguimos llegar al puerto, la alerta quedo desactivada y yo feliz de que no hubiera pasado nada, a pesar de todo.
         Resultado de imagen de PUERTO san sebastian
              En fin, queda pendiente una velada romántica y eso que mi lucero considera que lo bordó y yo le veía tan feliz, que no he querido desilusionarle.

               Resultado de imagen de MONISIMA