26 feb. 2017

QUIMPER Y LOCRONAN (LEYENDAS Y CAMINOS SAGRADOS)








              En Quimper se mezcla las leyendas pasado con la historia de sus inicios, lo seguro, es que los romanos pasaron por allí dejando alguna muestra que ha llegado a nuestros días.

  


              Mi única recomendación es callejear por sus calles y seguir la orilla del río Odet, cruzar sus puentes románticos, he incluso pasar por encima, ya que alguna parte del río, pasa por debajo de las calles o edificios, es imprescindible para encontrar esos pequeños detalles, que a veces no figura en las guías, pero que puede llamar nuestra atención y hacer que nuestra visita pueda ser diferente a aquello que nos invitan a ver, todos llevamos en nuestro interior un explorar dispuestos a buscar algo que o nadie vio o nadie mencionó .

 

              Describir tanta belleza es imposible, ya sabéis que no sólo no soy buena escribiendo, si no que además soy un poco desastrosa o mucho, para que negar la evidencia, describiendo, pero como trasmitir lo que sientes, lo que hueles, lo que te rodeada, edificios medievales con mil detalles a destacar, calles empedradas, puentes con flores y el agua corriendo salvaje en busca de su libertad, hay algo más «Chic».


  

               Mientras una se para en uno de los puentes, en plan romántico, casi místico, ocurre algo y el encanto se va con el agua ria abajo. Cuando unos monitores a grito pelao (que digo yo, si con el ruido del agua, no se oyen ni ellos mismos), bajan haciendo piragüismo con unos niños que contarían entre los 7 y 12 años, y que los pobres seguían a duras penas las explicaciones dadas, seguramente unos momentos antes en tierra firme y donde todo parece mucho más fácil, con los nervios, el agua pasando con fuerza a su al rededor, terminaban por hacer, que el que no encallara por ser una zona menos profunda y le tocaba remolcar en unas agua gélidas, le tocara volcar en uno de los remolinos que hace el agua en las curvas que rompe contra las roca.


              Reconozco que no puedo evitarlo (Soy un bicho), alguna risa se me escapó, en alguna de las caídas, pero luego lo corregí con la preocupación justa de madre, que siente que los pobres o se inmunizan o cogen una pulmonía. En mi caso sería hacer que el profe sufriera un accidente ¡el listo!, mucho grito, mucho grito, pero anda que se bajó para echar un cable a las pobres criaturitas.


           
   Accidente aparte, en una de las calles, encontré una tienda de decoración, me vuelve loca, ese estilo de madera envejecida por el tiempo, haciendo bello hasta los pequeños defectos (lo siento, salió de mi, la cursi que llevo dentro). Tapicerías con algo de añejo, pero reluciente he impecables y el gusto por el detalle más pequeño en todo lo que tiene que ver con la decoración.

        
      Visitar la catedral y las pequeñas plazas, mientras el sol va diciendo adiós, anunciando una noche mágica, donde la luz de las farolas, sacan lo más hermoso de cada edificio y dejando a uno preparado para seguir soñando una noche más, con todo lo que ha vivido, visto y disfrutado, de un viaje que empezó desde la inconsciencia de ver los monumentos más turísticos y que al final, nos ha absorbido de tal modo, que hemos terminado por sentirnos parte de sus gentes, pueblos y curiosidades mil.



                Resultado de imagen de locronan

              Cada día despertamos en un lugar diferente, lo que hace que a veces perdamos el sentido de donde nos encontramos, está vez un pequeño pueblo, «Locroman», cuenta con la etiqueta de uno de los pueblos más bellos de Francia y la verdad es que hasta su historia invita a ello, por lo visto los celtas lo eligieron para un «nementon», un recorrido sagrado jalonado con paradas que simbolizaban los meses del año.

  

              Si algo nos acompaña en este viaje, además de los gerseys a rayas blancas y rojas, que parece que viajo con Willy, es la magia de muchos de sus lugares, donde o bien las leyendas o bien los monumentos y restos arqueológicos encontrados, nos invitan a ello y no es que se me haya pegado nada, por que soy igual de negada como tarotista, no te cuento como vidente, si cada vez veo menos, voy a terminar cegatona perdía. Así que me conformo con admirar la belleza y cotillear las curiosidades de sus leyendas, que no por asombrosas son menos creíbles.




 A partir del siglo XIV, gano riqueza y belleza debido a sus tejidos para velas, las calles se adornaron con adoquines que son autenticas obras de arte en el suelo, sobre todo se pueden ver alrededor de la iglesia. Los pequeños comercios conservan sus fachadas y carteles sin neones luminosos, con un atractivo especial, donde los artesanos especializados, muestran sus obras.


              Encontré una tienda de plumas, tintas y papel que era un mundo a parte, anclado en un pasado donde la tecnología no existía y sólo queda el ser humano, su agilidad, paciencia y saber hacer, para ser capaz de crear algo, aunque sean unas letras, que el artesano hacía en forma de poesía y pequeños dibujos.



              La magia envuelve cada recoveco de este acogedor lugar, las piedras gris azuladas de sus fachadas conservadas con trabajo y mucho corazón, trasmiten la belleza de lo que fué y perdura, a pesar de que el tiempo se empeña en dejarlo atrás.

            


        En fin que me pongo pedorra y cursi, Estas historias merecen profesionalidad (que no tengo) ingenio (ni de coña) y mucha fiabilidad (desastrosa y sin remedio, ¡no te dio más!) Descubrir el mundo por vuestros ojos y no se os olvide, que sólo vuestros recuerdos son lo suficientemente importantes como para trasmitir vuestros viajes. 






               


2 comentarios:

  1. hola odry cariñito que me a encantado tu entrada explicas muy bien mi niña, bueno lo de niño de unos 7 años ya estará acostumbrado van bien cubiertos para no coger una pulmonia jajaja que graciosa eres y todo divino de la muerte las fotitos guapas de verdad y si es adornadas con tu amorcito y tu guapura ya se puede estar satisfecha que tengas un dia feliz lleno de magia un muasckkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar

¿GAFE O DESASTROSA?

“Estaba en racha” y no buena, el peligro podía acechar en cualquier lugar, y andaba cual gacela perseguida por guepardo en la sabana. M...